Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de mayo, 2006
Viajaré con poco lana pa lo necesario en chelas y me topo con un poema de Quasimodo, que lo explica requetebien.

En pobreza de carne, como soy,
heme aquí, padre; polvo del camino
que el viento eleva apenas y perdona.


Salvatore Quasimodo
horas de junio.

yes!

la mesa, la mesa, la mesa que....

VIERNES 02 DE JUNIO
Auditorio de la Sociedad Sonorense de Historia



Mesa 20
16:00-17:00 horas

Moderador: Amílcar Peñúñuri
Víctor Hugo Barrera (Sonora)
Patricia González (Sonora)
Silvia Aguilar Zeleny (Sonora)
Rafa Saavedra (Tijuana, BC)
Fidelia Caballero Cervantes (SLRC, Sonora)
Omar Pimienta (Tijuana, BC)
No compré más libros, no fui a la feria. El fin de semana no salí a pistear, trabajé ayer domingo. Ahora tengo para el boleto de ida y vuelta a las horas de junio, hermosillo se ha convertido en mi 3ra casa o cuarta si cuento la de mi abuelo en jalisco

. El año pasado que participé me fue muy bien, alguien me gritó en el lobby del hotel que le debía un corazón, que se lo había roto durante la lectura. Primero el comentario me dio miedo pero luego me dio risa, una risa nerviosa.

En hermosillo la cerveza pega más fuerte, el sol te predispone a un peda extraviada. El primer día me salí corriendo del Pluma Blanca (mítico bar de la ciudad) y me puse a dar vueltas corriendo a la cuadra. Creo que di dos vueltas sin caerme aunque no sintiera las piernas durante el trayecto. Por la mente me pasaba la hija pródiga de sonora: Ana Gabriela Guevara, sentía que me estaba correteando o sentía que ya me había rebasado dos veces o que ella corría a mi lado tras de ella misma. Yo corría tras un poco más…
Hoy recibí mi primer dinero por un texto. Hoy, si señores y señoras, me llegó lana por un cuento de 8 páginas. Lista de lo que le pasó y pasará al dinero:

No teníamos nimadres de lana porque ayer fuimos el Laguana y yo a instalar una puerta y la señora no estaba y no pudimos cobrar así que amanecí con un billete de 500 pesos que en otros días hubiera sido suficiente de no ser porque habíamos pedido una cubeta de primer estructurar guinda con un precio de 650 pesos para unas rejas y pues nos faltaban 150 pesotes.
Gordo, lánzate al banco igual y ya llegó la lana del texto. La neta yo pensaba que puro pedo, que no iba a estar ahí la lana pero lo que en realidad quería era tiempo para que el gordo me dejara revisar mis emails y mandar unos cuantos, antes de que me dijera vamos a instalar la puerta y cobrar guey deja esa pinche compu en paz, la vas a volver loca.

Llegó, para mi sorpresa la lana.

150 pesos en primer
60 para que el Mai se fuera a curar. (60 pesos en chiva) 60 pesos de un cuent…
Soñaba que era una especie de mago-payaso al que le hablaba el dueño del circo para hablar en su carpa-oficina. El dueño me decía que era la última función, que había vendido el circo. Me preguntó por ti, a ella no supe como venderla, me dijo. ¿qué es ella exactamente? me preguntó y no pude contestar. Bueno, de cualquier forma ella también está en la venta. Tú desde mañana serás también domador de leones, me dijo por último mientras yo salía quitando las lonas-puertas de mi camino con evidente desesperanza.

¿Qué es ella exactamente? Me repetía la pregunta enojado, me era imposible comprender que el dueño del circo no entendiera a la escapista. Entré a la arena y la función estaba llena, tú estabas amarrada a una plataforma de madera circular que giraba. Me paré frente a ti, un enano te puso a girar como si quisiera marearme. Saqué los cuchillos y lancé el primer, se enterró entre tus piernas. lancé el segundo y pegó donde debería estar tu corazón pero tú ya no estabas. El publico com…
Yo no sé nadar, siempre me ahogo. Ahora solo me siento en tu parpado a mojarme los tobillos y dibujar con los pies hondas que se detienen en tu pupila: orificio de fuente apagada.
Algún día le daremos la vuelta al mundo

balanceándonos entre la felicidad simple y una nostalgia de mesa de centro

la esperanza será nuestra barra de balanza, los días la cuerda floja,
de red tendremos algún recuerdo casi feliz.

con las manos llenas de letras en una tinta indeleble

abajo estará aplaudiéndonos el pasado y gritará con cada paso en falso


mientras nos mantengamos completos estaremos bien

caminaremos con el tiempo a cuestas, dándonos vueltas en espiral:

espina dorsal arriba
espina dorsal abajo

hasta que, inclusive para el tiempo, sea todo demasiado tarde.


Un respirar lento, conciente de que el aire no se acaba
para tomar, por si caemos, la bocanada final,
llenar nuestros pulmones y escupir un final feliz lleno de grito


Que no llegue el enojo que no termine el intercambio

Que no se nos olviden: los días del odio
CalArts V/S UCSD


Maestría en artes visuales

Me decidí por UCSD me trataron muy bien y yo la verdad es que soy muy fácil de seducir, con una miradita dulce hubiera sido suficiente.

No tendré que pagar nada y además me dieron la San Diego Fellowship, una lanota para preocuparme solo por hacer mi jale. Así va a estar cabrón, creo que trabajo mejor cuando no tengo un peso y sobretodo estresado. seguro me la pasaré de borracho en una barrita estudiantil que ya localicé no muy lejos del estudio.

Tengo los próximos dos y tres años resueltos. Si es así creo que duraré 3 años, siempre me ha gustado tomarme las cosas con calma.

Seguiré cruzando, no diario pero si cada tres o cuatro días. Me dieron un estudio morrito en el departamento de artes, espacio suficiente para tirar un colchón tener un escritorio con compu, una mesa de trabajo, una cafetera, un librero y sobre todo un refri morritito donde quepa justo un 24 de chelas. El estudio está arriba de los talleres de edición de video y fo…
El otro día platicando con granola me di cuenta que yo nunca conocí a mi jefita joven. Que cuando yo nací ya era una señora gordita.

(tengo que aclarar que tengo muy mala memoria, para mi no existen los momentos inolvidables)


Doña Sara presumía haber tenido la cintura del diámetro de su cabeza. Subía sus manos, simulaba el ponerse una corona, las bajaba a la altura de su cintura y luego nos mostraba la nada que se dibujaba entre sus dedos.

Yo siempre he dicho que don Marcos es y siempre ha sido un garañón.

Don marcos y ella bailaron una sola vez en su vida, poco antes de casarse y Doña Sara nunca mas volvió a pisar la pista de baile. Un baile, un solo baile.

Dice don Marcos que no le gustaba, que él tenía que bailar sus polkas y taconazos con la tía Raymunda. Yo creo que Marcos bailaba muy feo y a Sara le daba vergüenza. Una de esas concesiones que se hacen en los matrimonios, sin decirse, uno de esos secretos que se guardan: no me gusta como bailas pero no diré nada y seguramente a …
He was Cassious Clay!



Me dicen que escriba, que escriba y guarde
que entre y salga al papel, al teclado
uno-dos, algún intercambio
que recuerde: poema fallido desgasta el doble

Que no diga todo, que levante la guardia, que me guarde.

(como lo hacia durante la secundaria en esas hojas perdidas de cuadernos
en las que nunca nadie buscaría nada ni encontraría nada bueno de encontrarlo
en esos tiempos en que no perdía una, en que pocos me retaban)

Que salte la cuerda por lo menos dos horas

Me sugieren que me ponga a escribir para mí, sin la idea del lector:

Shadow Writing

Dejar atrás toda esta cadena de imaginarios
que me alimente bien, dos, uno-dos libros

Y al final, cuando me siento como hoy, con las luces dándome vueltas interminables

Me dicen que ya
que ya estuvo
que no todo es para que se lea
que me calme
que deje de tirar golpes
que el campanazo ya sonó

Que perdí


Y pido, con ojos y dedos hinchados, una revancha que aseguran inútil.
Creo en la poesía cuando:

Albureo al Laguana y no le queda más que decir: ya me chingaste

Quiero un mascara de soldar que se opaca sola con el contacto de la luz en el cristal y pienso que podría fácilmente vivir con ella puesta para que no me jodan tanto las cosas que me deslumbran.

Canto la misma estrofa una y otra vez aunque sea solo 3 palabras y un hum hum huuuuum hummm interminable, (porque no sé chiflar)

leo poesía que no me gusta y sé por que no me gusta

el mecánico me dice que lo que le pasa a mi carro es que tiene jodida la cadena del tiempo y no puedo evitar pensar que todas las cosas se parecen a su dueño


Cuando me tengo que ir a trabajar, como en este momento y sin embargo estoy aquí buscándola aunque sepa que ella sigue dormida porque la noche fue larga y el único que tiene que ir a trabajar soy yo y en su ausencia escribo este tipo de listas.
Hoy podría escribir una novela

En la que un amor simple se mantiene simple por muchos años.
los personajes de tan simples se pierden entre unas sábanas simples y tienen un carro que poco a poco es de ellos en pagos simples. Viven en un departamento de paredes blancas y una tele que nunca se prende. Tienen un gato que parece petrificado a la ventana y la idea de un hijo que simplemente piden que nazca sano. él quiere que tenga los ojos de ella y ella quiere que tenga la sonrisa de él pero la verdad es que a ella no le gustaría verle a la criatura los obligatorios frenos y a él no le gusta la idea de verse a los ojos.

En el librero tienen un álbum de fotos donde casi siempre están dentro del carro viejo de ella: él al volante o ella recostada en el asiento del pasajero en aquellos tiempos en que pasaban la frontera juntos y estudiaban juntos y reían juntos y pasaban la vida en el carro viejo. Hay un par de fotos de ellos en el desierto otras en la playa otras en un parque, sin embargo e…