24 junio 2016



presentamos Welcome to Colonia Liberta en el marco 
del Foro Internacional de Arte en Tránsito.  Me gustaría pensar que fue un éxito, pero nunca se que pasa en estos evento. Lo que sí es que pude ver mucho trabajo interesante de otra gente. 

quiero aprovechar el post para agradecer a los organizadores. la verdad es que fue tremenda experiencia. Gracias por la invitación y por las atenciones: Nuria Sanz, Elisa Gutiérrez y Christina Ray.
 me fui un día antes para visitar C.U. qué les parece este retrato de familia Mexicana que tomé despues del partido de Pumas?
 Colonia Libertad expandió su control hasta Coyoacán.

 encontré el remate arquitectónico que merece el estudio/palacio de Rivera.

les dejo algunos de los links de los trabajos que más llamaron mi atención.



Claudia Casarino






Pásenle a checar el trabajo de estos tremendos artistas.

05 mayo 2016

Este fin de semana se vendió esta pieza en una venta secreta. un montón de artistas donaron piezas. la dinámica era simple, el Athenaeum te manda un sobre con una hoja de papel algodón 8 por 10, tú haces una pieza, la firmas atrás y la mandas de nuevo. durante una semana las piezas se exhiben y el sábado pasado a las 10am abrieron la puerta a los compradores y se encontraron con las piezas sin nombre, con un número y compraban en base a su gusto o su instinto.

Entre los artistas estaban Ed Roscha, John Baldessari, Mel Bockner, Kim MacConnel  Nina Katchadourian, Bill Kelly, Debby y Larry Kline, y otros tantos lista: aquí.  por lo tanto puedo, de forma muy poco ética presumir que he exhibido con Baldessari. Pero bueno, por mi mente pasó hacer una pieza muy parecida a la obra de, digamos Ed Roscha para engañar a la gente que claro no sabría que estaban comprándome a mí. Granola y yo fuimos pero llegamos como hasta medio día y ya se había vendido la gran mayoría del trabajo, con gusto vi que mi pieza ya no estaba y no había tenido que engañar a nadie.

Por la tarde recibí un correo de quién compró la pieza.  me decía que le había encantado, que si tenía alguna preferencia de marco que muchas gracias. Me dijo también que era la primera pieza que compraba desde la muerte de su esposo, quien había sido el coleccionista de los dos, en su gran mayoría obra de artistas alemanes del siglo XX. Imaginé mi pieza rodeada de Beuys, de Josef Albers, Otto Dix, Ernst, Kiefer y súmenle los que no tengo ni idea quienes son... luego me dijo que tras la muerte del marido había donado o vendido gran parte de la colección e (imagino) se quedó solo con lo que le gustaba.

 Le contesté agradeciendo la compra y el correo, le presumí la diminuta colección que Granola y yo hemos adquirido de artistas fronterizos de "turn of the century" claro, esta centuria no la otra. Y cometí la indiscreción de comentarle que no sabría lo que Granola haría si me muero.  Hoy me mandó una imagen de mi pieza, enmarcada, en una pared más bien vacía.  








26 abril 2016

Los Miserables

Ganamos por primera vez un campeonato en el torneo del club Olímpicos de Colonia Libertad, más de 20 años jugando ahí y hasta ahora quedo campeón. Varios segundos lugares, varios terceros lugares pero nunca campeón.  
Recuerdo la primera vez que postié algo en este blog, hace ya 14 años, Rafa lo compartió:  


Ese [sic], esa [i] me pusieron muy triste, ahí estaba yo, debutando en la blógsfera, compartido por el gran Rafa, y la había defecado todita.  Ese día, me fuí a jugar un partido a los Olimpicos y jugué de la chingada. 

También jugué un partido importante una noche antes de quedarme dormido al volante camino a Hermosillo. 

Ha pasado mucho tiempo desde que me empezó a interesar este deporte, desde que mi hermano Carlos guardaba su balón, extrañamente grande, extrañamente café, dentro del cajón de la mesa bajo la tele. 

Carlos era un gigante que me compró un tablero, Marcos lo instaló y crecí tirando afuera del taller de don Marcos. 

Nunca pude ganarle a Carlos, dejó de jugar contra mi justo antes de que pudiera ganarle. Yo no pude heredarle el gusto por este deporte a ninguno de mis sobrinos. 

Juego un deporte de gigantes que nació más o menos al mismo tiempo que esta ciudad.



15 abril 2016

Granola y yo nos estacionamos frente al café y notamos que adentro, un hombre se despojaba de su gabardina y comenzaba a hacerle un striptease a la barista. Ella parecía encantada. Dudamos en bajarnos, esperamos, terminó el acto, bajó un poco la lluvia y nos decidimos a entrar. Ellos comenzaron a reír conscientes de que los habíamos visto. Él se disculpo diciendo que había olvidado su cartera, que salió por un café y con la prisa de la lluvia y que bueno... Ella sonrió y dijo: luego no me paga. Reimos y pedimos nuestras bebidas.  Él empezó a decirnos a todos que había leído un cuento de un autor local en el que un turista Alemán, más bien gordito, quiso entrar con sus amigos americanos a un strip show para mujeres porque quería bailarles a las señoritas mexicanas y en su borrachera pensaba que sería divertido. El alemán le decía a sus amigos, van a ver soy realmente bueno, haremos dinero, solo acompáñenme. Al parecer el cuento terminaba con el alemán sacado del stripclub en una camilla, boca abajo, porque había sido atacado por varias mujeres, las cuales le habían mordido las nalgas, primero como juego pero en cuestión de segundos la agresión había escalado al grado del canibalismo. tomamos nuestras bebidas, sonreímos y nos fuimos.

01 abril 2016

Clevelandia.


 La primera sorpresa fue encontrar frente a mi hotel esta pieza de Gehry. 
 Cristián me comentó que la leyenda dice que se terminó el presupuesto y le siguieron con ladrillo. Lo creo, en todo caso hacen un contraste interesante los materiales y me gusta la idea de que alguien como Gehry pudiera calcular mal un presupuesto. 
Si el edificio por fuera era interesante, por dentro, como Cristián me lo dijo, era mejor. Sexy curves, niveles que se empalman, pasillos y puentes, en definitiva un espacio en el que se podría filmar una buena escena de ciencia ficción o de comedia romántica. 
Me dio un poco de envidia, tengo que admitirlo, pensar en el privilegio de poder estudiar en un espacio así, y en un ataque de hater(ness) dije: pero si parece que estoy dentro de un intestino. 
 Mi segundo paseo fue al MOCA alegué una rebaja por ser estudiante, me vieron con sospecha pero no tuvieron opción. 5dlls.  3 piezas llamaron mi atención.
 Valérie Blass: Je suis une image   

 Xavier Cha: Abduct

Pero  la pieza que más me gustó fue ésta de Cécile B. Evans, pásenle al link, su página está muy buena. Me gustó cómo analiza nuestra obsesión con el cuerpo, cómo creamos avatares para expander nuestro poder sobre otro cuerpo cibernético, en ocaciones olvidándonos del que habitamos. La pieza habla también un poco sobre lo que dejamos en línea y lo que podría perdurar de nosotros en línea ya que nos cargue... cool stuff. 

 Claro, saliendo del museo planté mi bandera en el semáforo, expandiendo Colonia Libertad hasta Cleveland. 
 Hablando de banderas. 
 Algo que me gustó de Cleveland fue sus casas. 
 Una moto with an old blue raincoat and a smiling brick.  
 Toda la luz para ese sótano.
 Durante la cena se discutió sobre el descaro de los venados, sobre la visita de los mismos. 
 Cristián descifrando si esa era leche que no era leche o era leche en verdad. 
 Luna
 Cristián Gómez Olivares y uno de tantos de sus tremendos poemas :

MUSÉE DES BEAUX ARTS
(otra versión libre)
Por qué no se le puede dedicar un poema al cansancio.
Cuando alguien se muere siempre es el hijo de alguien.
Todo lo que no sea autobiografía es plagio. Y aunque no
hemos asesinado a nadie en la iglesia, aun así se nos acusa
de ampararnos en la belleza del verano para recorrer con
desvergüenza el litoral central, confundiéndolo con las
playas de una normandía que hasta entonces sólo
nos sonaba como un desembarco. Así y todo,
los concesionarios abren desde mediados de
diciembre hasta que el sol nos acompañe:
las bondades del modelo han pasado desapercibidas
para los que insisten en encontrar el santo grial
ya sea en los restaurantes de cartagena, ya
sea entre los que hablan un francés con el
acento indescriptible de la Alianza: el exilio,
a fin de cuentas, era este cansancio después
de sacar la nieve de la puerta de tu casa,
los ojos irritados por leer los diarios en la
gastada pantalla de tu computador, donde
se comenta la muerte de un niño que siempre
fue el hijo de alguien, las alas quemadas por
haber volado tan alto son la copia que
ennoblece el original: la piel de esos bañistas
que tirados encima de la arena y de la playa
atestiguan con desdén al sol y su autoría.




25 marzo 2016


Cuando era niño creía que tenía las fosas nasales particularmente grandes porque me sacaba los mocos. después miré que Doña Sara mi madre y yo compartíamos esa particularidad facial. por unos años pensé que ella también había crecido sacándose los mocos. después fui a la escuela y me explicaron a Darwin y me di cuenta que vengo de una línea directa de pobladores de este mundo que lo contemplaron sacándose los mocos.  me pregunto si este ejercicio contemplativo y digamos indagatorio tendrá algo que ver con que escriba?  Doña Sara también escribía.