Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de junio, 2005
Carta a una enamorada de Luis Chaves

Me escribes de allá, y le hablas de mí ya que pase mucho tiempo. Dile, cuando estén compartiendo el cepillo de dientes que si no fuera por mi nunca lo hubieras conocido, pero no le digas bajo ningún motivo que su primer poema lo escuchaste por teléfono de mi voz. Dile en cambio que te encontraste su libro, perdido en una librería de usado y que fue algo así como amor a primera página o como el prólogo de tu vida. Dile que fue mi culpa porque entraste conmigo a la librería mientras yo me quejaba de algunas páginas faltantes en una novela erótica. Sabes me han dicho que en costa rica el índice de maltrato a la mujer es muy grave. El matrimonio en ese país es una institución no tan sólida, parece que la maquiladora está entrando fuerte y las mujeres ganan terreno laboral lo que no le gusta a muchos hombres, pero claro; Luis es diferente. Dime que harás allá? Si aquí está tu todo. Dime anda. Sabes. supe también que llueve mucho y sería bueno que fueras …
Se da la vuelta y me mira. Está sonriendo. Está más allá. Y me indica el mar con una mano, porque es incapaz de expresar con palabras lo que siente.

Roberto Bolaño 2666
Texto leido en el taller de Huerta, hoy no porque ya es jueves, hace rato.
el blog nunca me deja poner los textos como los acomodo pero bueno igual y mi trip de acomodarlso como a mi me gustan no les ayuda. dejaree que el blog versifique coom a el le gusta.




Visita a casa
I
Te aferras a ver por la ventana
el árbol del que siempre deseaste pendiera un columpio
la niña que trepó

Recargas el temporal en el cristal
inercia de los espacios vacíos.
(Cómo se puede pensar en tanto mientras se ve tan poco)

De niña creías que todo había sido acomodado para ti:
ese árbol
esa casa
esa ventana de cortinas enchinadas

como si dios fuera tramoyista

Alejas del cristal tu temporal
diluyes con el índice una mancha irregular de grasa
encuentras tu reflejo

Suena el microondas donde la cena se recupera del mareo

De la ventana al comedor: distancia de tu infancia hasta esa noche
la vences de seis pasos.

Piensas en tu niñez con el tenedor entre los dedos
Dios olvidó poner un columpio en el árbol de tu infancia
Olvidó, de igual fo…
las maletas se llenan solas,
comienzan a hacer fila a mi espalda,
como si mi sombra fuera mi bell boy privado.
Me dirijo al ascensor sacando mi cartera.
Hermosillo

1)Tomé de la caguama, una, dos, tres, otras dos, después miré a la puerta del pluma blanca, afuera imaginaba una noche linda para caminar como son todas las noches de hermosillo, adentro los amigos, las fotos de los asiduos del bar, los murales de los mismo y ellos fieles al viejo cantinero al que se le leía en la camiseta: prófugo del asilo y tarda lo mismo en dar el cambio que en bailar a la Jim Morrison una de Radiohead. Me levanté y corrí pa’ la puerta y de pronto corrí a la esquina y luego a otra y luego a otra y otra, y así después de correr por las calles lindas para caminar de noche de Hermosillo, llegué a la entrada del pluma y fue en ese momento que me di cuenta que estaba emputadamente borracho. Después, de nuevo los amigos, la idea de Ana Gabriela Guevara, del sol por la tarde secándome la mollera, de Benno Von Archimboldi, de lo rico que son las amistades que te esperan (preocupados) en la meta, con la certeza de que el encuentro empezaba bien, y que yo llegaba …
en busca de Benno von Archimboldi y con 2666 como el objeto más grande de mi mochila llegué a Hermosillo.

Leo el Viernes 17 de junio
En Auditorio de la Sociedad Sonorense de Historia


Después del R e c e s o lo que significa que con comida en los dientes

Compañeros de la mesa 13 (aquí va chiste de más aplausos)
16:00-17:00 horas

Moderador: Gerson Gómez
Silvia Aguilar Zeleny (Son)
Omar Pimienta (BC)
Iván Camarena (Son)
Luis Aguilar (NL)
Francisco González Gaxiola (Son)


Ahora listado de hermosillo dia uno

1) no hace el calor que me dijeron, hace calor pero no es el infierno yuma es mucho peor

2) no hace tanto calor pero ya huelo a jocoque

3) una enfermera me pagó el taxi al centro

4) hermosillo es plano plano y en el único cerro ponen todas las antenas
Tengo muy mala memoria, el tambor afirma que para mi no hay momentos inolvidables y eso cae a colación, así como dentro de un filtro de café, porque me he olvidado de mucha gente. A continuación haré una lista de la gente que he olvidado y recuerdo ahora nada más para dar gracias por aparecer un poco por mi vida.

Don Ramón, que en realidad se llamaba Jorge pero le decían don Ramón quién sabe por que chingados. Él vendía paletas heladas y le gustaba jugar volados de paleta. Suerte si tengo lo que no tengo es mucha memoria.

La profe Lupita, mi amor de kinder, de ella solo recuerdo que me protegió de la burla general un día que me oriné en clase. La recuerdo ahora que intento escribir de amores puros y fetiches.

Kerime, mi compañera de secundaria a quien decíamos que cuando se embarazara seria como un gusano deglutiendo una canica. Y ahora tiene dos niñas. A ella la recuerdo ahora no se porque razón.

A Jovita, compañera de la secundaria que me mandaba cartas nada más por que se suponía que …
Historia que le esconde tu sonrisa al espejo
Labios: castillos de arena movediza
Dientes: casas a la orilla del cañón sin pólvora
Lengua: historias dignas de papel de arroz

Boca: pozo de agua donde caí buscando un eco.
Enmarcar y montar fotografía es más difícil de lo que parece. Están todos invitados a ver este viernes la expo de fotografía de Lou Navarro y su servilleta Omar Pimienta en la esquina de bodegas en Ensenada, prepárense para una muestra excepcional de montado y enmarcado de las fotos no dire mucho.

Espero verlos por ahí.
Textos leidos en la feria del libro, no hoy porque ya es viernes, hace rato que fue jueves.


Función estelar

Paseo un segundo, a oscuras, por la casa
vestido de gala con boleto en mano
sigo los pasos de mi memoria ciega
acaricio las paredes por si falla

Evito los cuadros y retratos de familia
me siento en la silla huérfana a escuchar tu primera llamada
reviso el boleto: asiento asignado
el único en este teatro clandestino

Se abre el telón de un sol de octubre
filtrado a la ventana por entre los árboles.

Aquí adentro en este teatro
comienzan a bailar en el aire:
pelusa de cobija,
pelos de gato,
el polvo que se almacena en tus retratos y los libros

Todos iluminados por luz de la ventana
al centro de este escenario vítreo
Flotan y giran en la sala ante la poca corriente de aire
la expectación del público

Yo contemplo desde la tribuna
listo para aplaudir cuando el telón se cierre
Pero me contengo;
no sea que vuelvas, justo ahora
me encuentres sentado en una silla
al centro de una sala vacía
aplaudien…
este texto es pal-omar que necesita un buen té de bugambilia.

El té de bugambilia es bueno para los problemas respiratorios.
las flores caídas de las bugambilias son las almas de la gente que nunca dejó de luchar por eso son imposibles de meter al recogedor con la simple escoba
el abuelo te dijo que la bugambilia es de mala suerte, pero al abuelo no hay que creerle todo: es el abuelo.
Mi madre quería mucho a su bugambilia, esta antes rodeaba un armario grande donde guardaba los arreglos de navidad, una caja inmensa con todos los colguijes que fue comparando poco a poco, a lo largo de sus navidades en Tijuana. Después se construyó un palomar, se quitó el ropero. La bugambilia: arbusto trepador se esparció por el palomar, se tumbó el palomar y se sacó de raíz la bugambilia ahora se encuentran flores por el patio, tercas a no meterse en el recogedor. Yo tengo tos y no puedo dormir, no puedo quitarme la bugambilia de la cabeza, la presión de los pulmones y la necesidad de recordar todo l…