Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de abril, 2004
Parada bajo la puerta como esperando el temblor
recargada de costado en el marco, dándome la espalda, perdiendo la vista en los patios vecinos.
Cansada:
de ver el interior de la casa,
de esperar un tema de conversación.
De imaginar.
Digamos: simplemente cansada.

Vivir en un segundo piso es bueno para ejercitar la vista.
Sobretodo si las casas vecinas tienen un patio grande donde se podría pelear una épica guerra infantil. Y aun sobre esto, si al ejercitar la vista, ejercitas también la memoria.

(Desde donde estoy te podría veo sin ver el patio, visualizando el perro que si escucho y la bicicleta estacionada que imagino)

-¿por qué tendrá el perro amarrado teniendo tanto patio?
-Seguramente se escapa. Respondo mientras noto la disminución de contraluz y me
Acostumbro a sólo delinearte.

(Los días no pasan como si nada. Tu imagen se desgasta)

-¿por qué se escaparía teniendo un patio tan grande?
- seguro lo tratan mal, no le dan de comer o no lo vacunan.

(Antes de pe…
Quiero pensar que tu casa se abre como tu boca a la cucharada de avena tibia.

Yo: el comercial televisivo que ilumina tu sala.
(la alfombra cambia de color con los parpadeos de la pantalla)
mis manos: el cuenco que golpeteas, las hojuelas y sus residuos.

la perilla floja de tu puerta sólida: un diente de leche en sus últimas horas.

mis días: los clavos donde cuelgas las fotos enmarcadas de familia y sus rescoldos.

(Subes tus piernas al sofá en un intento de hacer perdurable el calor)

las noches: los orificios en la pared donde no era la altura, la imagen, la distancia.

Te quedas dormida ante la luz somnífera de una tele enérgica
antes, te quitas el brassier con un contorsionismo que dibuja en tu espalda, con tus brazos, el infinito.


Justo en ese instante debía llegar. Pero la casa no se abre como tu boca.
Tijuana la Tercera Nación.

Como dice Rafa Saavedra: Shameless self promotion.














Impresiones: Tijuana la Tercera Nación.

foto: cecut.
CONFIRMADÍSIMO

Centro Cultural Tijuana
Jueves 15 de abril, 7:00 pm
Lo Anterior
novela presentada por Amaranta Caballero Prado y Abril Castro Prieto--con la intervención de Omar Pimienta

Nos vemos por allá puesn.

--crg
El pixelaje destruye: lo indivisible termina aquí.

Iso 9000

Hoy no tengo textos de amor, favor de pasar más tarde
Si tienen alguna sugerencia déjenla en el buzón
por duplicado y a doble-espacio.
Favor de no usar seudónimo (impide la transparencia)

Atte. Recursos humanos.

Poema de: Julio Carabelli

Ella come manzanas en “baby doll”

Tal vez en 1958
o en los 60
cuando los beatles
Sartre y la Revolución Cubana
ella fuera muy hermosa
muy pero muy hermosa
y leyera a Cortázar
poniendo de marcador en Rayuela
una foto de Alain Delón
y un poco intelectualoide
indagara sobre Rulfo
Adorno
Arreola
Asturias
porque Borges dijo que
y era Neruda el puño en alto.
Yo la conocí un poco después
cuando ella contoneaba
su cintura de azogue ante los espejos del bar La Paz
y los espejos no mentían cuando le susurraban libidinosos:
-sos una hermosa yegua-
porque lo era y todos quien más
quien mucho más
queríamos voltearla sin saber todavía
avanzados los 60
que eran ellas las que decidían ser volteadas o no
¡manzanas!
y nos engañábamos tanto
con tantas cosas nos engañábamos
que hubo habido un tiempo en el que creímos
poder cambiar el mundo con un voto
con un sucio papelito impreso en una imprenta legal
tan legal como soñarte en “baby doll” muñeca al fin
aunque poco a poco te ale…
Photo by: Die Dramakönigin
los guaruras

Tengo exactamente 10 minutos para escribir un texto
Fuera de ese lapso tendré que ir por un café camino al carro
(ahora un minuto menos)


(ahora 4 minutos menos)

me encaminaré a Tijuana pero antes, sin mucho, diré: he escrito una babosada.
No es posible que hoy no pueda, hoy el único día más o menos libre.

(- 2)

(estoy considerando darme otros 5)
me quedan 3 minutos que ya no son

quiero decir que no puedo escribir pero mejor no perderé el tiempo.
Receta para reír abiertamente dentó de los cánones y estatutos de la estética sonrisal.

Ella sonríe con la confianza que le da el intrínsico sistema de alambritos que denotan un proceso con el cual lentamente retoma posición la confianza.

El mantiene la risa escondida bajo un pantano de muecas y todo por que de chico perdió un diente patinando con un solo patín, el otro lo usaba su hermana. Ahora después de años de ir al dentista su dentadura es bicolor. Su hermana recuerda el accidente y sonríe sin caer en cuenta que su propia sonrisa pudo haber cambiado ese día.

Ella tiene colgada en la pared una foto de su madre, poco antes de casarse, donde sonríe con la dentadura tan blanca como la marialuisa que rodea la foto. El fotografo la retocó con el talento viciado por la sonrisa de María Victoria.
Todos estos personajes sonríen y piensan o no piensan, dependiendo de la razón de la sonrisa y sobretodo del tono.