Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de julio, 2005
Mañana jueves presentamos “Cuaderno de Alejandra”

Con el autor Sergio Valero. Espero y caigan y de ahí pos a ver a dónde. Presentan su servilleta y octavio Castallenos proyectará algo en relación a la obra. Mencionen este anuncio y se les otorgará una sonrisa de incredulidad.
serie: yeseros de la Libertad

monos y muro metálico.
Hace mucho que no escribo de deportes, hace mucho también que no gano un solo partido de basquet, ganamos uno hace un par de semanas y fue bueno, es bueno ganar de vez en cuando. El equipo de fut se deshizo ya no meto goles y creo que nunca lo volveré a hacer, dos goles tengo en mi cartita, dos y una jugada genial que terminó en tirititito.
Los Miserables de la liber tienen un record garrafal de 5 ganados y 12 perdidos. Jugamos el sábado pero no estaré en la ciudad así que seguro ganan sin mí para luego decirme que yo soy la maldición.
Hace mucho que no escribo de mí en particular.
Hace mucho que no escribo de nada en general
Hace mucho que empezó este trip del blog y aun siento que estoy en la tienda comprando las manchis para subirme al carro y manejar de noche.

En ocasiones pienso en el cariño que le tengo a mi blog. Pienso que estaría bien, después de estos años ponerle comentarios, los links que debo, colores menos tristes.

Nunca dejes para mañana lo que puedes posponer indefinidament…
Foto de retrovisor en frontera mojada con niño malabarista y equilibrista.

Foto de frontera malabarista y equilibrista con niño retrovisor mojado.
Foto de malabarista
Foto de equilibrista
Foto de frontera
Foto de retrovisor
Dejaste una cerveza frente a ella, la miró y sonrió. Golpeteó con los dedos la mesa y tomó la botella. Imaginaste que eras tú quien bajaba por esa garganta y cerraste los ojos; viejo y común reflejo de culpabilidad. Preguntó por la salud de tu padre y la cantidad de gatos nuevos, por el manuscrito que era un embrión cuando se fue: bien; 7 ahora pero parece que Picolina está cargada; lo aborté. Te pidió que le leyeras algo, tú sabias que no querías hablar y caminaste al librero. El silencio siempre fue tu puerta de escape, leer tu gran salvo conducto. De los lomos que se asomaban salían gritos, imágenes y montones de fantasmas que te decían: tómame, léeme, yo la mato, yo la recupero, yo la desnudo, yo la corro, tómame, léeme. Tomaste uno de los libros nuevos esos que son callados porque no te conocen, como cuando un amigo te presenta a otro y este se mantiene al margen, hasta que comienzas a leerlo y él a leerte. En efecto el libro nuevo era un gran lector pronto dijo: escogiste bien:

N…
cuetes
La línea blanca intermitente entre dos carriles no es tu sonrisa, solo se le parece.
No forma parte del camino, no pasará nada si la cruzo.
Si la carretera se acaba como se acaban algunas calles, simplemente daré vuelta.
Marcha atrás que mis yemas no son ciegas ni tus lunares braile.

Mi sentido de la orientación sigue las estrellas en días nublados.
Dónde estas cuando llueve. Dónde cuando llovizna
Si me preguntas lo mismo diré que seco las gotas de mis lentes.
Si no, no diré nada.
Árbol de noches
Texto leído en la presentación de No son gente como uno


Te voy a extrañar me dijo haciendo un intento de ternura.
Yo también, le dije, haciendo lo mismo.

Sylvia Aguilar Z.

Cuando Sylvia me dio el libro y me enteré que lo presentaría me puse nervioso. Decidí hacer un poco de investigación. Digo un poco porque únicamente abrí el pequeño Larousse ilustrado y busqué la palabra: Gente.

Pasé por:
género,
generosidad,
genial,
genipa (que es un árbol de frutas)

hasta llegar a:

Gente.

La primera lectura del término dice:
Conjunto de personas.
El ejemplo: la gente acudió al estadio.

Pensé inmediatamente en el cuento de título El Real donde una pareja juega al gol-orgasmo mientras mira un partido clásico y se cuestiona la capacidad o incapacidad de ser fiel.

En la segunda lectura del término se lee:
Conjunto formado por la mayoría de personas de un lugar.
Y el ejemplo: la gente vive engañada.
Esta lectura me remitió al cuento de título Un taller literario y bueno no sé porqué me remitió a ese en específico.

La terc…
Invitación cordial umbilical a la presentación de NO SON GENTE COMO UNO Libro de cuentos de Sylvia Aguilar Zéleny este martes 05 de julio, a las 7:00 p.m., en las instalaciones de la Sala de Lectura del CECUT.

Presentan:
Abril Castro y su servilleta.
Leía, no recuerdo qué ni de quién, debería pero no lo recuerdo. Me enojó; hice un desplante parecido a escuchar el mismo reclamo repetidas veces y no aguantarlo. Lo leído era algo relacionado con el bolso de una mujer y su contenido, un listado de las cosas que se cargan consigo cuando se planea un dia entero fuera de casa. En el desplante miré al cielo como buscando respuesta, acosté el libro en mi pecho y exhalé. En el cielo, a lo lejos, mucho más allá de un par de cirros que parecían un ático mal pintado, flotaba un punto rojo. Un globo que seguramente segundos antes alguien tambien estaba viendo, que alguien extrañó por un segundo, o dijo ayy o pidió un deseo. La idea de que las cosas que se van al cielo tienen que llevar mensajes siempre me ha extrañado. Pedí escribir algo de calidad, casi casi como lo que me enojaba tanto leer y salió esto, ahorrense pedir deseos cuando vean un globo, la presion admosferica los hace trizas.