Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de septiembre, 2004
imagen robada de un blog brasileño
el post decía al pie de la imagen algo asi: aguevo que así fue el pedo.

(Para servicios de traducción de portugués a español favor de comunicarse al e-mail que aparece al inicio de su pantalla)

historia que le esconde tu sonrisa al espejo:


labios: castillos de arena movediza
dientes: casas a la orilla del cañón sin pólvora

lengua: historias dignas de papel de arroz

Hiciste bien
Aquí no hay nada.

Recoger las llaves, tu bolso casi vacío y aire para el camino.

Esta ciudad no perdona a los que se van.

Surcar una trinchera arrastrando tus dedos por la mesa
Deslizando los pies sobre el tapete: bienvenidos

Corroe a los que se quedan
Apaga la luz cuando salgas y cierra el cancel
Revisa el buzón a tu salida.
Diluye a los que regresan

No te culpo
te espero atrincherado en una mesa sin tu tacto.
Lista de fotos que quiero tomar con mi cámara nueva:

1) un avión de noche aterrizando en una pista húmeda
2) un maniquí con activewear
3) un árbol navideño con dos foquitos grabando sus iniciales en el tronco
4) la esquina del techo preparada para halloween todo el año. (con todo y araña si es posible)
5) doña Chia.
6) las manos de mi sobrino el gordo robándose mis juegos de play station
7) una cama de agua ponchada como ballena
8) una gota de sangre saliendo de un pulgar antes del pacto
9) las de la boda de un amigo (alguien anímese hace mucho que no bailo)
10) una del Loch Ness Monster
11) una de una taquería que diga Tacos de Asada Vasconcelos
12) Pedro Infante (vivo)
13) tus pies bajo el agua de un charco junto a la banqueta
14) Elvis (muerto)
15) los enanos que se roban mis calcetines izquierdos
16) el frutero sintético de la casa de mi tía
17) una foto del punto G que diga se busca
18) la puesta de sol sobre tu cabeza
19) el último geranio de la casa
20) una foto que se venda pa…
Yo también.
la cocina.
Ayer fui a misa a preguntarme cosas.

Muchos blogeros afuera, mucha gente conocida, otros solo de vista en algunas fiestas y la familia de ella.
Una de esas misas de luto, esas misas que imagino son la razón por la cual se inventaron las misas y seguramente las religiones enteras. Para despedir. Para preguntarse.
en este caso la despedida era emputadamente inesperada.

A ella la conocí en una fiesta,
después la conocí en el turístico,
después en otra fiesta,
después de nuevo en el turístico.
Nunca la conocí.

Yo dudaba en saludarla, nos mirábamos entre todos los asistentes,
los que siempre son los mismos
y seguíamos platicando con los mismos que platicamos siempre.

Sonreía poco para mi gusto y examinaba a la gente mientras, sentada en alguna mesa del turis, tomaba. Yo, si la miraba haciendo esto, es porque seguramente hacia lo mismo.

El tambor la conoció bien, (si es que se puede conocer a alguien bien) una sola vez, alguien se la presentó y como saben todos los que conocen al Tambor…
programa de ciencias

Ayer miré un experimento en un programa científico de ocho a nueve.
Resulta que un hombre perdió un brazo, a la altura del codo.
Su cerebro no podía aceptarlo,
el dolor seguía ahí, incisivo,
como si los ojos fueran a llorarle al cerebro la perdida.

El experimento consistía en poner un espejo justo donde estaría la extremidad.
por esos azares de la física el brazo derecho se reflejaba como si fuera el izquierdo
inmediatamente el dolor cesaba
para el cerebro el brazo había vuelto.

Al tiempo, mediante a terapia de engaño, la ausencia del brazo dejó de doler.

Regresa,
por lo menos unos días,
ya he acomodado espejos por toda la casa,
uno inmenso, sobre la cama,
Funciona,
Lo he visto en un programa de ciencias.
Gato # 3 se ha ido de casa.
Amaranta Caballero le ha dado un nuevo hogar. Ahora se llama Tigra del norte o algo así.

One down two more to go.

Hay pulgas en mi colchón.
Visiten www.hipertextos.blogspot.com

Es un tallercito literario vía blogspot
Moderado por Bruno Ruiz.

el primer ejercicio fue un texto de 150 basado en la imagen de una puerta y este fue mi texto.





Lista?

Si, bamonos.

Ahh, traite una cobijita no!

Tú crees? Espérame pues.

Ana bajó del carro y trotó hasta su casa, con su falda meciéndose como si el viento también quisiera meterle mano.

Awuevo que ahora capea. Ni la puerta cerró la ganosa.

Despacito por la libre, al oxxo por chelas y boones de las grandotas de durazno pa’ que afloje. Llegamos a la playita ya tardesón, rápido oscurece y listo. Tan rica que se ve, con ese top y su faldita amarrada. Qué me dura ese nudito.

Awuevo que el Pacífico es mejor que el Atlántico, nada como la puesta de sol para ganosear.

¿Por qué tardará tanto? Ta bien, que tarde. Así oscurece más rápido. Ahí viene, chale, apoco eso me espera. Ganón! Ganón!

Miguel, se enojó mi papá, dijo que ya no iba a ningún lado y que me retacara en mi cuarto con
todo y cobija.


Regresas de vez en vez
Vestida para la ciudad.
Porque Tijuana es difícil.
sus calles,
la casa en que viviste, imágenes guardadas
sus panteones:
todos sin excepción fosas comunes.

Difícil como droga dura para un junkie de recuerdos.

No es que extrañes su horario retorcido de puta sonriente.
ni la violencia que aseguras reacción común a tanta periferia. A tanto olvido.

Regresas de vez en vez.
Porque aquí no existe el para-siempre.
Con tu vestido de noche larga
y tus papeles en regla de profeta en exilio.

A Tijuana se vuelve cuando se corre el rimel.
Chia está mala. (“está mala” que forma tan fea de decir que una persona está enferma, pero awuevo, así se dice, así me lo dijeron hoy por la mañana “esta mala”. Seguro son todos esos libros que he estado leyendo, me ponen “crítico con el lenguaje”. No se preocupen nomás dura como media hora)
Pos si, Chia parece que se nos va muy pronto. (“se nos va” otro termino mamón. Se va a morir. ¿Por qué tenemos que atar las vidas ajenas a nuestras muñecas como si fueran globos con helio y este mundo fuera la feria? ¿No es suficiente con la lloradera; del o la
niñ@ sin globo y de los familiares y amigos?)

Chia no es mi familiar, es mi vecina. Doña Chia para toda la cuadra y el mundo. Auque yo creo que he comido mas veces en su casa que en la casa de ninguna tía. Debatible.

El refrigerador de doña chia, aun residiendo en la calle 10 de la colonia libertad siempre me pareció que, este aparato de dos puertas y productor de hielitos, se había equivocado de casa. Algo así como esos vecinos gringos que…