programa de ciencias

Ayer miré un experimento en un programa científico de ocho a nueve.
Resulta que un hombre perdió un brazo, a la altura del codo.
Su cerebro no podía aceptarlo,
el dolor seguía ahí, incisivo,
como si los ojos fueran a llorarle al cerebro la perdida.

El experimento consistía en poner un espejo justo donde estaría la extremidad.
por esos azares de la física el brazo derecho se reflejaba como si fuera el izquierdo
inmediatamente el dolor cesaba
para el cerebro el brazo había vuelto.

Al tiempo, mediante a terapia de engaño, la ausencia del brazo dejó de doler.

Regresa,
por lo menos unos días,
ya he acomodado espejos por toda la casa,
uno inmenso, sobre la cama,
Funciona,
Lo he visto en un programa de ciencias.

Related Articles

0 comentarios:

Archivo del Blog

Con tecnología de Blogger.