Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de mayo, 2003
Receta para un imperialismo integral.
Receta para detener un árbol.

10 citas e interpretaciones

1) Si por la noche lloras porque no ves el Sol, las lágrimas te impedirán ver las estrellas.
Tagore
si por la noche lloras porque no ves la sol, las lagrimas te impedirán ver la estalla o la
tecate o la xx.

2) Todo lo transitorio es sólo una imagen.
Goethe
a esta no le cambio nada.

3) La libertad no puede ser concedida sino conquistada.
Max Stiner
la libertad no puede ser concedida si no es primero pavimentada

4) Mis manos son el límite seguro de toda realidad.
José Clemente Orozco
a esta tampoco le cambio nada

5) Imperfecto como soy, comencé con hombre y mujeres imperfectos, por un océano sin
rutas.
Mahatma Gandhi

Imperfecto como soy, comencé con hombre y mujeres imperfectos, por un
bisexualismo sin rutas

6) Todos los cementerios del mundo están llenos de gente que se consideraba
imprescindible.
Clemenceau
a esta tampoco le cambia nada

7) Las gentes virtuosas des…
Receta del día
nube en malla ciclónica

pasos para hacer que una nube se atore en la malla ciclónica de tu casa:
recipientes:
1). tener malla ciclónica en tu casa.
2). un poquito de tiempo libre
3). cámara fotográfica
4). ingrediente secreto a descubrirse durante el proceso.

1 entras a tu casa abres el refrigerador, haces recuento: un dieciseisavo de leche en proceso de jocoque,
leche crema para café con sabor a nuez y canela (esta nunca se hecha a perder),
un limón, ensalada empaquetada de color y textura extraña, estado digamos dudoso.
7 rollos frios: 3 fuji color asa 200, 1 codak b&n 400 para procesar con maquina
y un ilford b&n para procesar alquimísticamente.
un octavo de ketchup, 2 cervezas.
abres el congelador, no sin antes abrir una cerveza, y miras su contenido,
4 tarros congelados y una superficie inferior de polo norte y una superior de incontables estalactitas.
Después de contemplar el árido paisaje, te decides.
Das un trago a la cerveza, encuentras el c…
Estoy de nuevo en la arena de la Ciudad Sin Nombre, arrastrando un paracaídas que obliga mi andar pesado. Algo me dice que no me deshaga de él, que algún ventarrón le dará, de nuevo, vida. Mientras camino, con un cosquilleo incomprensible en el brazo, el paracaídas se llena de arena, recoge algunas algas a su paso y papalotea con la brisa que se atora entre sus pliegues.
Recuerdo que antes de irme, el mar no llegaba hasta aquí. Sobre todo, lo recuerdo más feliz. Ganó tristeza, también terreno. Pronto nos inundaremos de ambas cosas, me digo, mientras extiendo mi paracaídas para sentarme sobre él.
La Ciudad Sin Nombre gira rápido. He dejado la banca del parque que habité durante la espera. Comprendí que aquí todos esperan. Me quedé dormido.
¿Quién me trajo aquí?
Sentado sobre el paracaídas, planeo transformarlo en una capa amplia con un capuchón tan largo y ancho que me sirva de costal. Ahí echaré todo, por fin servirán las clases de corte y confección donde conocí a avestruz…Recuerd…
Maratón de tablero

Los tomas entre tus manos y soplas lentamente dentro de las cuencas que los cubre. Con la determinación que un domingo por la tarde te puede dar, los lanzas al tablero. 6 y 5.Camino once casillas. Me detengo. Examinas el color sobre el que piso y lees con voz pausada las instrucciones. Extraes la carta de entre tantas, a la altura de las últimas. Ruego por que sea una trivia de té o de historia. Preguntas y al minuto, entre titubeos, retrocedo once casillas y pierdo de vista, tras la línea de meta, mi ignorancia que porta un traje dedal de plomo. Ahora, solo consta de llegar. Tomas de nuevo los dados, soplas ahora con determinación dentro de tus manos y lanzas sobre la mesa. 1y 1 y además se repite.
De día S.D.

Maquinas gigantes para hacer café.
Tornillos diminutos que sostienen mecanismos complicados.
Costuras de la silla marcadas en la espalda.
Periódicos encerrados en cubos de vidrio y metal que se venden sin necesidad de vocero.
Librerías en las que podría vivir sin problema alguno.

de Noche T.J.

El carro al frente, con escape vivo, y luces azul neón reflejadas en el piso
Señales de fuego en el camino
Latas en llama previniendo el accidente
Colilla de cigarro rebotando en el asfalto húmedo
Señales de humo y calor
invitándome a asistir al show de luces de la ciudad oscura
calles en las que podría vivir sin problema alguno.
Llegué aquí ya viejo
tomaba mi biberón con solemnidad
daba mis opiniones políticas
con un rictus en la mirada y esa arruga
en la entrecejo que de infante no era mas
que un bonito futuro.
Miraba la puesta de sol y me cubría del frió
daba consejos a mis gatos y les repetía las
sabias palabras de mi larga existencia gaga gugu gaga
admito que aprendí todo al mismo ritmo que todos
quizá, diría yo, mas lento.
Pero mi trato a los maestros era de aquel alumno terco
que ya aprendió mucho en la vida y sabe por de más que
la letra O no merece ser redonda sino mas como la M pora semejar las
olas del mar y por lo tanto mi nombre (Omar) no podía empezar redondo
sino con el vaivén de las olas en una m.

Sabía también que me gustaba la profesora de kinder y todos dirán lo mismo pero tal vez nunca, a diferencia de mí, llevaron acabo la conquista memorizando un poema corto para después disimular que se lo leía(puesto que no sabía leer). Acto que me mereció un beso y un que lindo mientras l…
El niño alega que la teoría del entierro esta equivocada
¿Cómo puede alguien irse al cielo encerrado en un caja con tanta tierra encima?
Además ¿Qué no el diablo vive allá abajo?

Alega la teoría de la cigüeña
investigó la cantidad restantes en el mundo de estos mensajeros y su estatus

(Se encuentra en regresión debido a la caza de que es objeto en las áreas de invernada.
A ello hay que unir la concentración de insecticidas organoclorados en su organismo,
que acaba provocando la puesta de huevos infértiles
.)
Lo comparó con la cantidad de primitos y vecinitos
en una minuciosa presentación explicativa
con ayuda de la enciclopedia encarta 99.
y dijo ante el abuelo, único asistente a su presentación: insuficientes.

Se pregunta sobre el libre albedrío
cuando escucha decir a su madre: por que dios así lo manda.

Se pregunta sobre la clonación.
¿Aplicará el zodiaco para estos seres,?

Se pregunta sobre Adan y Eva y como el chango entro en todo esto.

Se pregunta sobre la guerra y se fa…
Hoy postearé un poema de mi Madre

Búscame

Búscame en el silencio
de una madrugada
cuando yo me haya ido.

Búscame en el aroma de una flor
de mí jardín ya casi muerto.

En el trinar de un pájaro
en las cristalinas aguas de una fuente
en las sombras de una noche oscura
ahí me encontraras.

Estaré en la sonrisa de mis hijos
y en su voz cuando te nombren.

En tus noches interminables de desvelo
junto a ti mi sombra sentirás
y mi presencia etérea estará a tu lado
aunque yo me haya ido.

Te dejaré millones de recuerdos
que tu repasaras.

Y cuando alguien me nombre
le dirás que fui en tu vida
el silencio de una madrugada
el aroma de una flor
el trinar de un pájaro
la sombra de una noche oscura
y la sonrisa de mis hijos.

Di que fui eso y que fui algo más
Di que fui lo que amaste
lo que sigues amando
aunque yo ya no esté.

Di que fui esa fuete de aguas cristalinas
la que calmó tus ansias cuando tuviste sed.
Búscame.

Sara Pimienta. (Mayo 11 1933 - Febrero 19 1994)
Feliz día, feliz cumplea…
Registros y conservas

Hay mucho de él en todo.
Conservas caducas al fondo de la alacena.

Registros de tactos justos donde lo encuentras
porque la piel guarda memorias.

De olores diré poco.
viajes privados en que espero tu arribo
quieto en la butaca
letrero en mano sobre mi cabeza: mujer cotidiana.


El llamarle coger
a esa trampa que nos tendemos de vez en vez
porque el amor ya está echo.
Saber tus muslos fuertes
después de que él los puso a remojar en tinta

A ratos se asoma en mí y callas.
Lo marcas con una sonrisa
especifica para su presencia
como los dobleces que pones en páginas claves.

Yo me dedico a mirar
entendiéndote
porque aquí
no hay lugar donde te escondas
ni modo de encontrarte.

No es reclamo
y creo, tampoco celos
simplemente lo he notado
mientras acomodo una a una y por tamaños
las propias latas de conserva.
Somos

Dentro de algo, algo mal

extraños

donde sabemos que hay cenizas
incendiamos fuegos muertos

piromaniacos

provocadores de algo nuevo
que al minuto se hace viejo

monstruos

de mil cabezas
con que besamos pensando en algo más

aquéllos del parque

donde la banca quema y
las hojas de árbol no son más que pretextos

tontos

que al beso van y al beso vienen
sospechando que nadie es saliva

ingenuos que roen
el calcio de los dientes
de alguien que al igual que tú y yo
busca en esa boca
un lugar para vivir.
Escribir bajo la taza
tras el tapiz
en el último cuadrito
del papel de baño

con el hueso del mango
tallando el estropajo
con el dedo en el cemento
o palitos en la tierra

Escribir pararrayos
Pisapapeles
Sacacorchos

Con fea letra
con errores
sin sintaxis
asonante
redundantes
rimas fáciles
lugares comunes
frases hechas
textos cursis

Y saber
al final
que por superficies
utensilios
y censuras de estilo
no quedó.
La distraída de Pedro Salinas
(De «Seguro azar»)




No estás ya aquí. Lo que veo
de ti, cuerpo, es sombra, engaño.
El alma tuya se fue
donde tú te irás mañana.
Aún esta tarde me ofrece
falsos rehenes, sonrisas
vagas, ademanes lentos,
un amor ya distraído.
Pero tu intención de ir
te llevó donde querías
lejos de aquí, donde estás
diciéndome:
«aquí estoy contigo, mira».
Y me señalas la ausencia.
Mi cuerpo acepta llamadas de larga distancia

Tú sabrás doce meses sin intereses.

y en mi compra
te llevas gratis 500 pesos de tiempo aire.
NASCO 2

En la cámara trece, inferior al deck,
un marino joven de azul y blanco
y un viejo soldador de mezclilla y piel.
Ríen en complicidad.

El marino resguarda las armas y patrulla
el soldador consume varillas
mientras el primero narra su ultima vistita a Tijuana
el segundo talla, obsesivamente, con un sepillo de cobre
la cicatriz perfecta que corre desde hace treinta años.

De un tubo del techo de la cámara trece
de estribor izquierdo
pende de un alambre
una radio sucia y sin botones
quedito canta Linda Ronstand un falsete interminable.