Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de julio, 2004
Pa mi sobrino Isaac que es way cooler that what i was at his age; fuck he is way cooler than me at my age.


La primera vez que escuché que tener catorce años era una mierda me lo dijo mi hermano Carlos.
Yo tenía catorce años y el unos 27.

Desde entonces he oído comentarios como ese infinidad de veces.


Y aun así creía que tener catorce años era la por mierda que a cualquiera podía sucederle. Inventaba princesas, las personificaba con chalecos azul turquesa y falda a cuadros, las seguía de lejos por el patio de la escuela, se metía al salón cuando estaba vacío solo para robarse algo de su mochila.Xavier Velasco


No hay nada peor que tener la voz como rebotada del ventilador o como marciano tratando de hacer contacto. Pero eso era todo, tratar de hacer contacto.

Carlos nos lo dijo a Óscas (un amigo de secundaria que vivía con su tía y su abuela, sin ninguna imagen paterna, por eso creo que miraba a Carlos como si fuera el Mesías repartiendo la sabiduría eterna) y a mi. Ustedes están pero …
Los codos sobre tus rodillas y sobre las palmas tu mentón.  
una naranja al centro de la mesita
Un sofá reclinable, una bola de estambre persiguiendo a un gato
Día por terminar en una sala donde no entra luz suficiente para alimentar ninguna planta.
 Ni sombra suficiente.

 las cortinas son  pestañas que sirven para enchinarse y proteger del sol

La manguera gotea, solo un poco, lo suficiente para formar un charco que prolongue la imagen externa del pequeño patio.

Las casas como esta mienten

Un par de viejitos esperan en un parque, sentados a una banca con sonrisa de porcelana.
El parque es de madera, con un tallado barroco, y una naranja al centro.

Pelas la naranja que llora entre tus manos como debería hacerlo yo.
El sabor a fracaso se quita, de la boca, con un gajo.  

Borrachos el reloj es de arena de desierto y sus manecillas tiemblan de un frío interno
          garabatean señales como un mimo con parkinson

Digamos: la noche: mata
entre su tierra infértil
florecen gusanitos que miran hacia arriba
encontrando en la luna un satélite naturalmente sonriente.

miramos también que no estamos, nuestra piel rugosa y húmeda.

Digamos que se nos hizo noche y llamemos para disculparnos.
La libertad es una sala de espera.   

Aquí esperamos los resultados de nuestro análisis etnográfico: especie al margen.
Del otro lado de la libertad operan a nuestros familiares
nace un sobrino más con futuro, ciudadanía, seguro social y foto de ultrasonido
esperamos el despegue de algún hermano por fin a la escuela
o el arribo de un camión donde viene dormido el primo más valiente 
mientras: leemos un poco o miramos una tele que pende del techo.

La libertad se delinea con un muro metálico.

En este cuelgan su ropa mis vecinas
presumiendo que acá también hay versace.

En la cuarta pared del teatro de Brecht se recarga el que espera el cruce
y los perros duermen a la sombra del muro, del lado libre.

No siempre fue así, antes la delineaba un alambre
los viejos que se quedaron de este lado sabían que la libertad era primero
empieza ahí a la mitad de un cerro, cerca de un río, mirando hacia el pacífico.

Mi colonia es una vieja con maletas, justo afuera de las rejas y muy lejos del cont…
Evento Zacazonapan
instalación: Floreros
25 05 04
maquila agradece su presencia en este magno evento
atte: Omar Pimienta

















Ella se pone a preguntarnos a todos los que habitábamos la salita: ¿qué son?, defínanse nos dijo.  ella dice que tiene que tener idea del porqué está aquí y así decir, aya donde no esta, la clase de anclas que la tenemos atrancada en las costas del pacífico.
Éramos todos, o casi todos despidiéndola, tomando, comiendo, sabiendo que será un viaje difícil.
Es difícil regresar al lugar donde se supone que se tienes que estar.
O por lo menos eso creo, yo nunca me iré de esta ciudad de paso.

Discutimos las mismas cosas que nos tienen anclados a todos, hicimos planes, tomamos un poco más, y un poco más, algunos bailaron otros cantaron yo me puse a recoger el oxido de anclas que dejamos regado por toda la sala. Después, ya como a las 2 de la mañana se hizo lo que se hace en Tijuana: vivirla.  Y yo me fui a dormir.
zaca images




Ya no somos los mismos
Ya no nos preguntamos: qué harías con un millón de dólares
No hablamos del futuro porque sabemos que es un perro que espera que le hablen para venir a masturbarse en nuestros pantalones sucios

Ya no sumamos los puntos por las morras que hemos besado, (me quedé atrás hace mucho)

Ya no tenemos que vernos cada fin de semana para pistear un rato, se nos ha olvidado el deporte y empieza a tener sentido el dominó, este ya no es un juego de tirar fichas una tras otras tras otra tras otra hasta encontrarnos al finar con nosotros mismos interrumpiendo la secuencia.

Ya no hay una butaca entre nosotros en el cine

Las mujeres que volteamos a ver son distintas, todas ellas son distintas, ahora vienen con maletas y miedos y sonrisas a medias.

nos quiebran los asientos traseros del taxi (el de enfrente no porque nos entretenemos viendo el foquito verde de “en servicio”)


se nos queman los cumpleaños como la carne en el asador el domingo de futbol

se nos quiebran los huesos…
Mi colonia ha dejado de ser intimidante.


Saturday:

Tempra: cruda jodida. El viernes con tanto evento la peda se impuso. Nos corrieron del zacasonapan por que ya lo cerraba.
Tengo el orgullo de decir que de lugares peores nunca me han corrido.

Ahí le dejamos, pensamos en la gloria y en otros tugurios pero abortamos.

Ya en la tarde México 1 argentina 0 jazmín, tavo, rod, pato, y unas amigas que llegaron en medio tiempo llorando porque las habían asaltado mientras las ponian bellas en una estética del boulevard. Botín: todas sus bolsas con los salarios de la semana, telefonos a lo cabrón, una navigator que quien sabe de quien era, y la estética que la dejaron sin tijeras.

De ahí todos al festival de opera de la liber. Ahí me encontré al rafa que se unió al grupo. Nos pisteamos una chelita y escuchamos opera en la calle.
De ahí a rosarito con Lorena y Lou. Buen party. Ahí: Amaranta, Maggy, Chamuco, Ash y el party que ya era mucha gente.
Ya pa emprender el viaje de regreso a Ti…
De la lata al tarro: cataratas del iguazu
me sirvo la última cerveza como quien se queda a recoger los envases: con una bolsa negra de basura y en oído los residuos del la música en un bip interminable.

Del tarro a los labios: torrente frágil.
Se han ido todos como los niños después del kinder con la misma sonrisa hacia un amor distinto pero a las mismas manos de dedos progenitores.

Dentro de la boca: laguna con pantanos.
Escucho una variante de la calma y veo lo oscuro de la noche, esto, dentro de una lata vacía frente a unos ojos reventados.

De la garganta y por el esófago: río Tijuana.
Y escucho el rumor del agua y su fauna nocturna, porque aquí el río suena aunque no traiga nada.
Andando por Oaxaca me encontré la obra de este poeta oaxaqueño Cesar Rito Salinas. Aquí les paso un poquito de uno de sus textos. El libro (Teoría de la desgracia ) que por cierto me vendieron con descuento porque alegué que yo también escribía y que yo y que yo… y que el que atiende me dice bueno pues nomás porque eres turista, 10%.

Este texto no es del libro que compré, imagino que son textos mas nuevos de él pero igual y está chingón.

Negación de las letras
sembradas de poesía

EL POEMA NO ES EL POEMA, este que sostienes y lees ilusionado, caro lector. El poema es la sonrisa de mi hija que me aguarda cada tarde en el patio de su escuela. El poema está en la sección de monitos que leo puntualmente, cada mañana, en el cuarto de baño. O está en la declaración diaria de los políticos de nuestro país, que no se cansan de mostrarnos lo insondable del alma humana cada que abren la boca. O está en la mosca, que con tenacidad de buena madre intenta depositar sus huevos en medio de estas lí…
Te aferras a la ventana (sabiendo que no es la única)
a mirar el árbol del que siempre deseaste pendiera un columpio
recargas el temporal en el marco y resbala al cristal
con la inercia de los espacios vacíos
(cómo se puede pensar en tanto mientras se ve tan poco)

cuando niña creías que todo había sido acomodado para ti:
ese árbol
esa casa
esa ventana de cortinas enchinadas

como si dios fuera tramoyista

alejas del cristal tu temporal
dejando una mancha irregular de grasa
la diluyes con el índice, hasta donde puedes

Suena el bip del microondas donde se recupera del mareo un plato de macarrones

de la ventana al comedor existe la distancia: de cuando niña a esa noche
de seis pasos la vences

ya frente a los macarrones y con el tenedor entre los dedos
sabes
que dios renunció el día
que el columpio no amaneció colgado, del brazo musculoso, del árbol de tu infancia

(esto debía decir que fue escrito por Omar a las 4 de la mañana de hoy sábado pero al terminarlo y tratar de postearlo me quedé dormido de la tremenda peda, aahh felicitaciones a la niña darki)





Quién me lee
quién se preocupa por entrar a esta página donde ni yo se lo que escribo
quién es el lector si no es alguien perdido
pidiendo recetas de nube en almíbar
si no es el desvelo de la búsqueda de algún pasado mejor
si no son las fotos de lluvia en diciembre
aunque solo aquí llueva en diciembre

Quién me lee
ya ni siquiera mis amigos, ellos, sobre todos, se fueron hace mucho de esta página
a algún lugar donde pueden dejar comentarios
quién me lee
si, si me preocupa
por qué ahora que no salgo y no platico nadie me dice “que bonito post”

Quién me lee si no soy yo:
buscando nubes en almíbar
algún pasado mejor
fotos de lluvia
y lo encuentro con un buscador eficaz que sigue huellas y presiente en sueños (google) donde he escrito mi pasado imperfecto.
Tijuana me fue a recoger al aeropuerto y la encontré feita pero ya en el camión me habló desértica y me volví a enamorar como un armadillo cruzando la frontera.