Ya no somos los mismos
Ya no nos preguntamos: qué harías con un millón de dólares
No hablamos del futuro porque sabemos que es un perro que espera que le hablen para venir a masturbarse en nuestros pantalones sucios

Ya no sumamos los puntos por las morras que hemos besado, (me quedé atrás hace mucho)

Ya no tenemos que vernos cada fin de semana para pistear un rato, se nos ha olvidado el deporte y empieza a tener sentido el dominó, este ya no es un juego de tirar fichas una tras otras tras otra tras otra hasta encontrarnos al finar con nosotros mismos interrumpiendo la secuencia.

Ya no hay una butaca entre nosotros en el cine

Las mujeres que volteamos a ver son distintas, todas ellas son distintas, ahora vienen con maletas y miedos y sonrisas a medias.

nos quiebran los asientos traseros del taxi (el de enfrente no porque nos entretenemos viendo el foquito verde de “en servicio”)


se nos queman los cumpleaños como la carne en el asador el domingo de futbol

se nos quiebran los huesos con un tercio del esfuerzo con que antes nada mas nos dolíamos

se nos olvida hablarnos en días felices
días libres
días cortos

se nos esconde la memoria cuando nos debemos dinero

se nos hacen cortas las conversaciones para platicar la vez que nos pusimos bien pedos en aquel carnaval de aquel pueblo donde nos enamoramos de aquellas dos que ya seguramente son dos con un par de niños cada una, o no, y solo son dos que creen que nosotros ya somos padres.


Hoy carnal putativo que fui a verte al hospital antes de que te metieran a operar del codo por pendejo y porque siempre has sido un buen basketbolista mas un muy mal portero.

Hoy carnal me di cuenta que la neta ya estamos rucos.

Get better bro que los miserables te ocupamos.

Related Articles

0 comentarios:

Archivo del Blog

Con tecnología de Blogger.