Ir al contenido principal
Carta a una enamorada de Luis Chaves

Me escribes de allá, y le hablas de mí ya que pase mucho tiempo. Dile, cuando estén compartiendo el cepillo de dientes que si no fuera por mi nunca lo hubieras conocido, pero no le digas bajo ningún motivo que su primer poema lo escuchaste por teléfono de mi voz. Dile en cambio que te encontraste su libro, perdido en una librería de usado y que fue algo así como amor a primera página o como el prólogo de tu vida. Dile que fue mi culpa porque entraste conmigo a la librería mientras yo me quejaba de algunas páginas faltantes en una novela erótica. Sabes me han dicho que en costa rica el índice de maltrato a la mujer es muy grave. El matrimonio en ese país es una institución no tan sólida, parece que la maquiladora está entrando fuerte y las mujeres ganan terreno laboral lo que no le gusta a muchos hombres, pero claro; Luis es diferente. Dime que harás allá? Si aquí está tu todo. Dime anda. Sabes. supe también que llueve mucho y sería bueno que fueras consciente de lo mucho que te afectan las lluvias. Podría listar las repercusiones pluviales en tu estado de animo pero inundaría este papel y me encharcaría. A quién quiero engañar vete, anda, toma esas vacaciones que tanto has postergado y de las cuales no dejas de hablar: quiero irme omar, quiero tomarme una vacaciones, me gustaría un mar turquesa, me gustaría un lago al centro de un pinar, no sé, irme por algún tiempo.
En todo caso es culpa mía, mira que leerte un poema ajeno para enamorarte, valiente poeta.
Me lo saludas, dile que lo admiro y que no deje de escribir. (ya sabré yo leerlo en privado)

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Vine a tecolotlán a acompañar a mi padre, un tal Marcos Ramirez.

El se fue del pueblo un día que su madre le dijo que para él ya no había más tortillas, tenía 12 años.
Yo vine a teco a impedir que comiera muchas tortillas (por el diabetes) pero le dejo que como un par, porque me da miedo que se me vaya, un par nomas.

Los Zepeda. mañana posteo los recuerdos de los Zepeda.
Poéticas de Emergencia: Ciudad Juárez.
Antes que nada quiero agradecer a Espacios Comunes por la oportunidad de impartir el taller en Ciudad Juárez en especial a Abril Catro, Armida Aponte, Buba Alarcón y Felípe Zúñiga.  Hoja de Ruta nos abrió las puertas de su biblioteca comunitaria para tallerear por cuatro días. Además al final del último día de taller convocó una lectura para la comunidad. Juárez es una ciudad que se parece a Tijuana por las condiciones geopolíticas obvias pero difiere en un montón de cosas. Mucho de el taller fue, por lo menos para mi, encontrar estas diferencias y dentro de las similitudes, poder articular algunas herramientas para la creación de poéticas de emergencia. 





Hoja de Ruta fue una gran sorpresa, Gaby Torres me dijo alguna vez, que dijo Oscar Wilde si mal no recuerdo, que no hay que bajar la cultura a un nivel de entendimiento básico, lo mejor sería, y es exactamente esto lo que pretende este colectivo con su biblioteca comunitaria, subir a la comunidad …
Louie Navarro

Pescadores; de lo perdido, lo que aparezca.

La fotografía es un atentado contra la muerte. Louie Navarro se aferra con sus imágenes a un final digno, nos hace pensar que no todo está perdido, nos convierte en espectadores de sus duelos contra el tiempo y lo perecedero. Louie levanta la cámara cuando está tirado en el piso, herido de gravedad, consciente del poco tiempo que le resta, que nos resta. Dispara, obturador que se abre para dejar registro de que se luchó hasta el final. Se podría pensar que estos últimos disparos nunca dan en el blanco, que son simplemente un testimonio de dignidad, sin embargo en nuestro imaginario de duelos son estas última balas disparadas desde el suelo las que nos regalan un final feliz.

El trabajo fotográfico de Louie Navarro tiene los tintes trágicos de una lucha perdida; de un oeste salvaje e indomable. La foto-documentación de una comunidad de pescadores invadida por una productora cinematográfica que irónicamente capitaliza con l…