Algún día le daremos la vuelta al mundo

balanceándonos entre la felicidad simple y una nostalgia de mesa de centro

la esperanza será nuestra barra de balanza, los días la cuerda floja,
de red tendremos algún recuerdo casi feliz.

con las manos llenas de letras en una tinta indeleble

abajo estará aplaudiéndonos el pasado y gritará con cada paso en falso


mientras nos mantengamos completos estaremos bien

caminaremos con el tiempo a cuestas, dándonos vueltas en espiral:

espina dorsal arriba
espina dorsal abajo

hasta que, inclusive para el tiempo, sea todo demasiado tarde.


Un respirar lento, conciente de que el aire no se acaba
para tomar, por si caemos, la bocanada final,
llenar nuestros pulmones y escupir un final feliz lleno de grito


Que no llegue el enojo que no termine el intercambio

Que no se nos olviden: los días del odio

Related Articles

0 comentarios:

Archivo del Blog

Con tecnología de Blogger.