Ir al contenido principal
CalArts V/S UCSD


Maestría en artes visuales

Me decidí por UCSD me trataron muy bien y yo la verdad es que soy muy fácil de seducir, con una miradita dulce hubiera sido suficiente.

No tendré que pagar nada y además me dieron la San Diego Fellowship, una lanota para preocuparme solo por hacer mi jale. Así va a estar cabrón, creo que trabajo mejor cuando no tengo un peso y sobretodo estresado. seguro me la pasaré de borracho en una barrita estudiantil que ya localicé no muy lejos del estudio.

Tengo los próximos dos y tres años resueltos. Si es así creo que duraré 3 años, siempre me ha gustado tomarme las cosas con calma.

Seguiré cruzando, no diario pero si cada tres o cuatro días. Me dieron un estudio morrito en el departamento de artes, espacio suficiente para tirar un colchón tener un escritorio con compu, una mesa de trabajo, una cafetera, un librero y sobre todo un refri morritito donde quepa justo un 24 de chelas. El estudio está arriba de los talleres de edición de video y fotografía a un lado la carpintería y al otro uno de maquinado, herrería, tornos, cortadoras de plasma, soldadora mic y arch welding y sobretodo parece que estos lugares siempre están solos y puedes usarlos a la hora que quieras, te dan llave. Puta creo que me volveré loco.

La playa está a unas cuadra pero nunca me ha gustado mucho la playa.
la biblioteca gigantesca está a una cuadra.

Cuando inicié este blog entraba a estudios latinoamericanos después de un deambular por todos los colegios comunitarios de San Diego. Tomé clases de todos tipos, hasta de enfermería y la verdad es que en ese entonces sabía un poco más lo que quería, por lo menos sabía que nada era mas importante que pasármela bien, que vivir. Aun no se qué quiero ser en un futuro y sobretodo tengo muchas dudas de la existencia de ese señor tan sombrío. Creo que lo que me importa es el viaje y no mucho la meta.

Últimamente ando medio ondeado. En algún momento pensé que podría ser herrero por el resto de mi vida y la verdad es que esta idea no me desagradaba. Se siente bien llegar a casa cansado, un poco molido y con la certeza de que traigo la lana suficiente para ponerme una peda y pagar las chelas de quien quiera empedarse conmigo. Pero algo pasó, me di cuenta que quería escribir que quería contar historias y juntar palabras que dijeran cosas, que sonaran a algo que podría importarle a alguien más. Me di cuenta también que contar historias y juntar ideas para comunicar no era algo exclusivo de la literatura y comencé a hacer mis roñas. Por último me di cuenta que mientras cruzaba las rejas y las instalaba en lo que en realidad pensaba era en comunicar lo que me importaba, en como o con qué medios lo podría hacer. Así poco a poco fue escaseando el tiempo: escuela, herrería, escritura, roñas, vida, pedas. Ahora parece que tendré tiempo y la lana para las pedas, el viaje se ve que será placentero es solo que me da desconfianza y me ondeo, que quieren que haga me ondeo.

He cambiado mucho y me lo han dicho, de la manera más dolorosa me lo han dicho. No inicio una lista de agradecimientos a todos lo que me ha traído hasta aquí porque son muchos nombres, nunca he podido hacer nada solo, siempre estoy tocando puertas, mandando emails pidiendo que lean mis roñas que las critiquen. En ocasiones por estar tan metido en mis pedos he dejado atrás cosas importantes, tal vez las más importantes. Ya que esté en verdad cabrón para algo me tocará pagar todas las que he hecho, ya daré yo consejos y criticaré, si es que no sigo ocupado con mis roñas ensimismado como siempre con una joroba gigantesca y la mirada esquiva. Espero que no.
Creo que este es el post mas largo de toda mi vida y si no lo es es el que se siente mas infinito. No se preocupen regresaré a los post morritos pronto. En cuanto se me baje la ondeades.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Vine a tecolotlán a acompañar a mi padre, un tal Marcos Ramirez.

El se fue del pueblo un día que su madre le dijo que para él ya no había más tortillas, tenía 12 años.
Yo vine a teco a impedir que comiera muchas tortillas (por el diabetes) pero le dejo que como un par, porque me da miedo que se me vaya, un par nomas.

Los Zepeda. mañana posteo los recuerdos de los Zepeda.
Poéticas de Emergencia: Ciudad Juárez.
Antes que nada quiero agradecer a Espacios Comunes por la oportunidad de impartir el taller en Ciudad Juárez en especial a Abril Catro, Armida Aponte, Buba Alarcón y Felípe Zúñiga.  Hoja de Ruta nos abrió las puertas de su biblioteca comunitaria para tallerear por cuatro días. Además al final del último día de taller convocó una lectura para la comunidad. Juárez es una ciudad que se parece a Tijuana por las condiciones geopolíticas obvias pero difiere en un montón de cosas. Mucho de el taller fue, por lo menos para mi, encontrar estas diferencias y dentro de las similitudes, poder articular algunas herramientas para la creación de poéticas de emergencia. 





Hoja de Ruta fue una gran sorpresa, Gaby Torres me dijo alguna vez, que dijo Oscar Wilde si mal no recuerdo, que no hay que bajar la cultura a un nivel de entendimiento básico, lo mejor sería, y es exactamente esto lo que pretende este colectivo con su biblioteca comunitaria, subir a la comunidad …
Louie Navarro

Pescadores; de lo perdido, lo que aparezca.

La fotografía es un atentado contra la muerte. Louie Navarro se aferra con sus imágenes a un final digno, nos hace pensar que no todo está perdido, nos convierte en espectadores de sus duelos contra el tiempo y lo perecedero. Louie levanta la cámara cuando está tirado en el piso, herido de gravedad, consciente del poco tiempo que le resta, que nos resta. Dispara, obturador que se abre para dejar registro de que se luchó hasta el final. Se podría pensar que estos últimos disparos nunca dan en el blanco, que son simplemente un testimonio de dignidad, sin embargo en nuestro imaginario de duelos son estas última balas disparadas desde el suelo las que nos regalan un final feliz.

El trabajo fotográfico de Louie Navarro tiene los tintes trágicos de una lucha perdida; de un oeste salvaje e indomable. La foto-documentación de una comunidad de pescadores invadida por una productora cinematográfica que irónicamente capitaliza con l…