Ir al contenido principal
Hoy recibí mi primer dinero por un texto. Hoy, si señores y señoras, me llegó lana por un cuento de 8 páginas. Lista de lo que le pasó y pasará al dinero:

No teníamos nimadres de lana porque ayer fuimos el Laguana y yo a instalar una puerta y la señora no estaba y no pudimos cobrar así que amanecí con un billete de 500 pesos que en otros días hubiera sido suficiente de no ser porque habíamos pedido una cubeta de primer estructurar guinda con un precio de 650 pesos para unas rejas y pues nos faltaban 150 pesotes.
Gordo, lánzate al banco igual y ya llegó la lana del texto. La neta yo pensaba que puro pedo, que no iba a estar ahí la lana pero lo que en realidad quería era tiempo para que el gordo me dejara revisar mis emails y mandar unos cuantos, antes de que me dijera vamos a instalar la puerta y cobrar guey deja esa pinche compu en paz, la vas a volver loca.

Llegó, para mi sorpresa la lana.

150 pesos en primer
60 para que el Mai se fuera a curar. (60 pesos en chiva) 60 pesos de un cuento se fueron en chiva, igual y esto no se les hace a ustedes tan chingón como a mí pero bueno. Al Mai le valió madre de donde salieron los 60 pesos, él lo que quería era curarse, y ya.

Don marcos me picó los ojos con mil pesos. Me dijo, mijo ya me toca a mi cosechar y pues ni que chingados alegar, una de cal por las miles que van de arena.

300 pesos en libros y otros 700 que me pienso gastar en el feria del libro el fin de semana.
Quiero también un pantalón, pero mejor espero que alguien se acuerde de mí en navidad y me compro mejor un gorro.

Yo tengo todo el día diciéndole a todos que ya soy un escritor profesional. El gordo dice: deja de estar chingando y pásame el taladro, el Tambor dice: puta ahora si que ya valió madre si de por sí ya no te aguantamos con lo diva que andas. Don Marcos se pone todo triste y chillón: yo sabia que algo bueno tenia que salir de tanto estar pegado en esa maldita computadora. Yo solo digo que de aquí al best seller solo falta un paso.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Vine a tecolotlán a acompañar a mi padre, un tal Marcos Ramirez.

El se fue del pueblo un día que su madre le dijo que para él ya no había más tortillas, tenía 12 años.
Yo vine a teco a impedir que comiera muchas tortillas (por el diabetes) pero le dejo que como un par, porque me da miedo que se me vaya, un par nomas.

Los Zepeda. mañana posteo los recuerdos de los Zepeda.
Louie Navarro

Pescadores; de lo perdido, lo que aparezca.

La fotografía es un atentado contra la muerte. Louie Navarro se aferra con sus imágenes a un final digno, nos hace pensar que no todo está perdido, nos convierte en espectadores de sus duelos contra el tiempo y lo perecedero. Louie levanta la cámara cuando está tirado en el piso, herido de gravedad, consciente del poco tiempo que le resta, que nos resta. Dispara, obturador que se abre para dejar registro de que se luchó hasta el final. Se podría pensar que estos últimos disparos nunca dan en el blanco, que son simplemente un testimonio de dignidad, sin embargo en nuestro imaginario de duelos son estas última balas disparadas desde el suelo las que nos regalan un final feliz.

El trabajo fotográfico de Louie Navarro tiene los tintes trágicos de una lucha perdida; de un oeste salvaje e indomable. La foto-documentación de una comunidad de pescadores invadida por una productora cinematográfica que irónicamente capitaliza con l…
Poéticas de Emergencia: Ciudad Juárez.
Antes que nada quiero agradecer a Espacios Comunes por la oportunidad de impartir el taller en Ciudad Juárez en especial a Abril Catro, Armida Aponte, Buba Alarcón y Felípe Zúñiga.  Hoja de Ruta nos abrió las puertas de su biblioteca comunitaria para tallerear por cuatro días. Además al final del último día de taller convocó una lectura para la comunidad. Juárez es una ciudad que se parece a Tijuana por las condiciones geopolíticas obvias pero difiere en un montón de cosas. Mucho de el taller fue, por lo menos para mi, encontrar estas diferencias y dentro de las similitudes, poder articular algunas herramientas para la creación de poéticas de emergencia. 





Hoja de Ruta fue una gran sorpresa, Gaby Torres me dijo alguna vez, que dijo Oscar Wilde si mal no recuerdo, que no hay que bajar la cultura a un nivel de entendimiento básico, lo mejor sería, y es exactamente esto lo que pretende este colectivo con su biblioteca comunitaria, subir a la comunidad …