Ir al contenido principal


Del Blog de Daniel Casado. 

Con la candente primavera llueven las novedades literarias. Recibo, entre otras, las dos últimas novedades de la editorial Littera, a las que quiero dedicar una especial atención:

Primera persona: ella, del poeta mexicano Omar Pimienta (Tijuana, 1978), es un intenso poemario en la línea alucinada del maestro Sabines y otros grandes como Vallejo, autores que, mediante un ejemplar tratamiento de las circunstancias vitales, consiguieron trascender en sus poemas los apuntes biográficos a base de emociones universales. De ahí el término, quizá inexacto, de poemario familiar que podríamos ajustar a cada uno de estos poemas.. Se trata de una serie de retratos personales que, a modo de álbum fotográfico, consiguen transmitirnos la sombra de aquella memoria -por utilizar el verso feliz de otro mexicano, José Emilio Pacheco- alojada en el poema, desde una evidente voluntad de derribo que termina conviertiéndose en exaltada vindicación de lo perdido. Este sentimiento aparece encarnado muy especialmente en la figura de la madre. Intenso y directo, imaginativo y humano, demasido humano, Omar Pimienta consigue conmovernos en aquellos poemas donde la fuerza de los sentimientos consigue vencer la dura realidad social e histórica de los hechos (El embarazoEra poetaElla y su tormenta). Podemos entender en cada una de estas páginas la dimensión terapéutica que llega a alcanzar la poesía, más allá de la recreación por parte de nosotros, sus lectores, desde el momento mismo de la escritura. No es tarea fácil saber dónde está la frontera con el soliloquio, la lucha con los demonios internos o el discurso privado. Omar Pimienta logra, a mi parecer, salir airoso, si no purificado, al revisitar aquellos lugares y momentos a los que uno no debería volver nunca: la infancia, terreno mítico, lleno, como todos sabemos, de trampas. Un poeta excelente, como ya nos anunciaba José María Cumbreño. Habrá que estar al tanto de sus próximas entregas.   (del blog de Daniel Casado) 

Comentarios

Manuel dijo…
iuuuuuuuuu!!! Arriba la autopromocion! (me encanta ese poemario)

Entradas más populares de este blog

Llegamos a Madrid, súper enfermos. Pasamos un día en el hotel. Granola con una infección estomacal y yo con otra infección que no tengo ni idea por qué se manifestaba con un dolor de hombros insoportable, igual no era infección pero mi solidaridad es extrema si es cuestión de pasar tiempo en la cama. Después de 24 horas de estar en el hotel, salir por algo de comer y un té, nos embarcamos en la primera parada: Salamanca.
Logramos llegar a visitar a Natalia y nos llevó por ahí, a ver atractivos turísticos y de bares.  Comimos unas costillas que nos recomendó el buen Luis Arturo Guichard en un lugar de nombre Ruta de la Plata. 

Aquí nos pidió que encontráramos una rana. Imposible, pero les diré que está sobre una calavera en el pilar de la derecha. Parece un calavera con un tumor óseo pero es una rana y esa rana se supone que te dará suerte en los estudios. 
De los bares, el Paniagua fue mi favorito. 

Venden una agualoca que no quise probar, un vaso de 24oz que parecía suficiente para …
Vine a tecolotlán a acompañar a mi padre, un tal Marcos Ramirez.

El se fue del pueblo un día que su madre le dijo que para él ya no había más tortillas, tenía 12 años.
Yo vine a teco a impedir que comiera muchas tortillas (por el diabetes) pero le dejo que como un par, porque me da miedo que se me vaya, un par nomas.

Los Zepeda. mañana posteo los recuerdos de los Zepeda.
Presupuestos Gratis!

Razón por la cual no he escrito:

Bill Mckelly es un don que compra casas, las remodela y por último las vende.
Nos encargó esta chamba la cual ya terminamos pero se pintó dos veces, se cambió diseño. Al final duramos el doble del tiempo calculado en sacar el pasamanos.

Tips del día para todos aquellos realstate readers que pasen por aquí.

1) Ahora tardense un putero en sacar sus casas, cada día el mercado sube y entre mas pasa el tiempo mas vale tu casita.
2) Aprendan de sus errores porque en cuanto el mercado se empareje o se vaya en picada tendrán que reducir errores y guardar cada penny.
3) Llamenos a nosotros que no cobramos extra por remiendos.