Ir al contenido principal
Este fin de semana se vendió esta pieza en una venta secreta. un montón de artistas donaron piezas. la dinámica era simple, el Athenaeum te manda un sobre con una hoja de papel algodón 8 por 10, tú haces una pieza, la firmas atrás y la mandas de nuevo. durante una semana las piezas se exhiben y el sábado pasado a las 10am abrieron la puerta a los compradores y se encontraron con las piezas sin nombre, con un número y compraban en base a su gusto o su instinto.

Entre los artistas estaban Ed Roscha, John Baldessari, Mel Bockner, Kim MacConnel  Nina Katchadourian, Bill Kelly, Debby y Larry Kline, y otros tantos lista: aquí.  por lo tanto puedo, de forma muy poco ética presumir que he exhibido con Baldessari. Pero bueno, por mi mente pasó hacer una pieza muy parecida a la obra de, digamos Ed Roscha para engañar a la gente que claro no sabría que estaban comprándome a mí. Granola y yo fuimos pero llegamos como hasta medio día y ya se había vendido la gran mayoría del trabajo, con gusto vi que mi pieza ya no estaba y no había tenido que engañar a nadie.

Por la tarde recibí un correo de quién compró la pieza.  me decía que le había encantado, que si tenía alguna preferencia de marco que muchas gracias. Me dijo también que era la primera pieza que compraba desde la muerte de su esposo, quien había sido el coleccionista de los dos, en su gran mayoría obra de artistas alemanes del siglo XX. Imaginé mi pieza rodeada de Beuys, de Josef Albers, Otto Dix, Ernst, Kiefer y súmenle los que no tengo ni idea quienes son... luego me dijo que tras la muerte del marido había donado o vendido gran parte de la colección e (imagino) se quedó solo con lo que le gustaba.

 Le contesté agradeciendo la compra y el correo, le presumí la diminuta colección que Granola y yo hemos adquirido de artistas fronterizos de "turn of the century" claro, esta centuria no la otra. Y cometí la indiscreción de comentarle que no sabría lo que Granola haría si me muero.  Hoy me mandó una imagen de mi pieza, enmarcada, en una pared más bien vacía.  








Comentarios

Entradas más populares de este blog

Vine a tecolotlán a acompañar a mi padre, un tal Marcos Ramirez.

El se fue del pueblo un día que su madre le dijo que para él ya no había más tortillas, tenía 12 años.
Yo vine a teco a impedir que comiera muchas tortillas (por el diabetes) pero le dejo que como un par, porque me da miedo que se me vaya, un par nomas.

Los Zepeda. mañana posteo los recuerdos de los Zepeda.
Louie Navarro

Pescadores; de lo perdido, lo que aparezca.

La fotografía es un atentado contra la muerte. Louie Navarro se aferra con sus imágenes a un final digno, nos hace pensar que no todo está perdido, nos convierte en espectadores de sus duelos contra el tiempo y lo perecedero. Louie levanta la cámara cuando está tirado en el piso, herido de gravedad, consciente del poco tiempo que le resta, que nos resta. Dispara, obturador que se abre para dejar registro de que se luchó hasta el final. Se podría pensar que estos últimos disparos nunca dan en el blanco, que son simplemente un testimonio de dignidad, sin embargo en nuestro imaginario de duelos son estas última balas disparadas desde el suelo las que nos regalan un final feliz.

El trabajo fotográfico de Louie Navarro tiene los tintes trágicos de una lucha perdida; de un oeste salvaje e indomable. La foto-documentación de una comunidad de pescadores invadida por una productora cinematográfica que irónicamente capitaliza con l…
Poéticas de Emergencia: Ciudad Juárez.
Antes que nada quiero agradecer a Espacios Comunes por la oportunidad de impartir el taller en Ciudad Juárez en especial a Abril Catro, Armida Aponte, Buba Alarcón y Felípe Zúñiga.  Hoja de Ruta nos abrió las puertas de su biblioteca comunitaria para tallerear por cuatro días. Además al final del último día de taller convocó una lectura para la comunidad. Juárez es una ciudad que se parece a Tijuana por las condiciones geopolíticas obvias pero difiere en un montón de cosas. Mucho de el taller fue, por lo menos para mi, encontrar estas diferencias y dentro de las similitudes, poder articular algunas herramientas para la creación de poéticas de emergencia. 





Hoja de Ruta fue una gran sorpresa, Gaby Torres me dijo alguna vez, que dijo Oscar Wilde si mal no recuerdo, que no hay que bajar la cultura a un nivel de entendimiento básico, lo mejor sería, y es exactamente esto lo que pretende este colectivo con su biblioteca comunitaria, subir a la comunidad …