Ir al contenido principal

Estamos ya en Santiago.










Welcome to Colonia Libertad en Santiago.




uno de los grandes problemas maritales que tengo es que a la Granola el vino le da migraña y pues yo solo contra esta botella no es una pelea justa.




entre Santiago y Valparaiso encontramos una casita de cartón como las de nuestros cerros.



en cada puesto de migración me duelen las muelas.



lease con una mezcla de música latinoamericana andina y pop ochentero.



Granola,de chica creía que Viña del mar era solo un concierto.



Granola, si sabes que puedes dar un paso hacia atrás verdad.



sin palabras. la gente ve cosas donde no las hay y así avanza el mundo.





Mala memoria y un intento por arrancarla.




Pimp&nella en concierto.




 Vikky Karr y Ana Gabriel en concierto. 



poco del culto a Allende. muy poco.





Valparaiso de noche, bajando como mineral de la montaña.





 Inmenso agradecimiento a el Instituto de Literatura y Ciencias del Lenguaje de la PontificiaUniversidad Católica de Valparaíso. En especial a Paz Alarcón  "La Sebastiana"


Paz Alarcón presentando el trabajo.




fiesta post presentación





el paisano matemático tijuanense vaparaisiano.


















Isla negra.  solo vimos la vista.



apoyando a palestina por el centro de Santiago.


por cierto, en el fútbol chileno hay un equipo que se llama Palestino y el número 1 en el dorsal tiene la forma del mapa original de Palestina.








Granola esperando su comida, momento complicado.


bandera de México con un avispón posado sobre una cabeza de pescado.


Granola al tras los tesoros.


atropellaron a las monjitas.



Santiago desde el Mall



pa que sepan, nomás pa que sepan.




Jaar.  La geometría de la conciencia.






marcha de varios pueblos por las calles del centro de Santiago.


Incacola.



sin título



Justicia.


Granola esperando su postre y el señor chileno interesado en mi cámara.

Granola y Santiago.


yo mismo.



vista desde Huérfanos.






















Comentarios

Entradas más populares de este blog

Vine a tecolotlán a acompañar a mi padre, un tal Marcos Ramirez.

El se fue del pueblo un día que su madre le dijo que para él ya no había más tortillas, tenía 12 años.
Yo vine a teco a impedir que comiera muchas tortillas (por el diabetes) pero le dejo que como un par, porque me da miedo que se me vaya, un par nomas.

Los Zepeda. mañana posteo los recuerdos de los Zepeda.
Presupuestos Gratis!

Razón por la cual no he escrito:

Bill Mckelly es un don que compra casas, las remodela y por último las vende.
Nos encargó esta chamba la cual ya terminamos pero se pintó dos veces, se cambió diseño. Al final duramos el doble del tiempo calculado en sacar el pasamanos.

Tips del día para todos aquellos realstate readers que pasen por aquí.

1) Ahora tardense un putero en sacar sus casas, cada día el mercado sube y entre mas pasa el tiempo mas vale tu casita.
2) Aprendan de sus errores porque en cuanto el mercado se empareje o se vaya en picada tendrán que reducir errores y guardar cada penny.
3) Llamenos a nosotros que no cobramos extra por remiendos.

Llegamos a Madrid, súper enfermos. Pasamos un día en el hotel. Granola con una infección estomacal y yo con otra infección que no tengo ni idea por qué se manifestaba con un dolor de hombros insoportable, igual no era infección pero mi solidaridad es extrema si es cuestión de pasar tiempo en la cama. Después de 24 horas de estar en el hotel, salir por algo de comer y un té, nos embarcamos en la primera parada: Salamanca.
Logramos llegar a visitar a Natalia y nos llevó por ahí, a ver atractivos turísticos y de bares.  Comimos unas costillas que nos recomendó el buen Luis Arturo Guichard en un lugar de nombre Ruta de la Plata. 

Aquí nos pidió que encontráramos una rana. Imposible, pero les diré que está sobre una calavera en el pilar de la derecha. Parece un calavera con un tumor óseo pero es una rana y esa rana se supone que te dará suerte en los estudios. 
De los bares, el Paniagua fue mi favorito. 

Venden una agualoca que no quise probar, un vaso de 24oz que parecía suficiente para …