Poéticas de Emergencia: Ciudad Juárez.

Antes que nada quiero agradecer a Espacios Comunes por la oportunidad de impartir el taller en Ciudad Juárez en especial a Abril Catro, Armida Aponte, Buba Alarcón y Felípe Zúñiga. 
    
Hoja de Ruta nos abrió las puertas de su biblioteca comunitaria para tallerear por cuatro días. Además al final del último día de taller convocó una lectura para la comunidad. Juárez es una ciudad que se parece a Tijuana por las condiciones geopolíticas obvias pero difiere en un montón de cosas. Mucho de el taller fue, por lo menos para mi, encontrar estas diferencias y dentro de las similitudes, poder articular algunas herramientas para la creación de poéticas de emergencia. 






Hoja de Ruta fue una gran sorpresa, Gaby Torres me dijo alguna vez, que dijo Oscar Wilde si mal no recuerdo, que no hay que bajar la cultura a un nivel de entendimiento básico, lo mejor sería, y es exactamente esto lo que pretende este colectivo con su biblioteca comunitaria, subir a la comunidad a la cultura. La biblioteca se niega a instalar internet, se enfoca en la niñez, y se imparten talleres de diferentes tipos, todo este trabajo sin apoyos institucionales. 






uno de los miembros del colectivo es el poeta Edgar Rincón Luna 





me lo presentaron el primer día y no caí en cuenta, lo volví a ver unos días despues y fue hasta el último día que supe que era el autor de poema Juarez Umplugged, me hubiera gustado hablar un poco más con él pero me pareció que le dio su espacio al colectivo. Lo que me pareció más interesante del colectivo es que el propósito es básico y sin embargo titánico, promover la lectura en Ciudad Juarez ASI DE SIMPLE. Varios de los miembros del colectivo son creadores, sin embargo esta creatividad y energía se invierte en crear lectores, creo que tiene sentido, L@s poetas de Hoja de Ruta saben que no tiene mucho sentido escribir sin lectores. 
     
Los primeros días repasamos algunos casos de colectivos artísticos/políticos/sociales y algunas piezas que emergen en tiempos y espacios de conflicto. Vimos, CADA, Tupamaros, Tucumán arde y algunas piezas sueltas de otros creadores. La idea era reconocer procesos creativos para articular los propios, errores, aciertos y sobre todo consecuencias. 
Se puede lograr algún cambio desde la acción artística social?   buena pregunta.

Abril Castro nos consiguió un mapa de juarez, lo cobrimos con papel de calco y buscamos, bueno buscaron ellos porque yo no tengo un mapa mental de Juarez. el mio es muy básico, Juarez/El Paso el centro,


 el bar Quince y su botana para sobrevivir al fin del mundo

 si algún día construyo un bunker será bajo los plano del bar 15.

algunas calles de Juarez pero en general mi nocion del espacio Juarense es muy poca, así que dejé que se trabajara el mapa bajo un imaginario colectivo de los talleristas.





    • espacios públicos verde 
    • espacios vacios azul 
    • tu casa, tu barrio  *azul 
    • espacios políticos naranja
    • espacios policiales rosa
    • espacios educativos morado 
    • el centro y la periferia   amarillo azul bajo
    • espacios “problemáticos”  rojo
    • arquitectura bélica  verde bosque 
    • hitos  rosa fuerte 
    • espacios de vulnerabilidad  color cafe 


y así, marcamos el mapa de Jarez en un intento de a vista de pájaro, detectar constantes, pixelajes y sobre todo crear conflicto entre los participantes, si alguno creía o no creía por ejemplo si el aeropuerto era o no un espacio bélico, terminó que se debatió por su significado. ahora que lo pienso lo cambiaría por arquitectura de exclusión. 
 me gustaría decir que el ejercicio fue un exito pero no lo fue tanto, medí mal los tiempos y el espacio para poder intervenir el mapa con calma, tal vez un mapa más grande y así llenarlo todo. lo que sí noté fue las pocas marcas con plumon rojos espacios “problemáticos”  rojo. 



caimos en cuenta que en colectivo había una negación de estos espacios, cualquiera que fuera la razón, tal vez una necesidad de ver lo positivo, tal vez un bloqueo hacia lo negativo, no sé pero fue un dato a tomar en cuenta. 





un ejemplo de arquitectura de exclusión. un espacio que era de uso común se privatizó y se conviertó en lote de almacenamiento, en medio de dos complejos habitacionales.  Seguramente el dueño estaba en todo su derecho de hacer con su terreno lo que quisiera pero no contemplar para nada respetar el uso de la zona residencial me parece un ejercicio de exclusión.


uno de los colectivo Punta de Lanza, reactivó un espacio público la Plaza Cervantina, al tallerear el proyecto pregunté qué pensaban del proyecto y se mencionó que sobraban Quijotes, la respuesta fue básica, pues esa era la convocatoria, en relación a la Plaza Cervantina. Tiene sentido. ahora la pregunta sería, si los espacios públicos pueden tener intervenciones privadas, murales intimos, de cuestionamientos unilaterales, básicamente pintar a lo Pollock no necesariamente expresionismo pero sí dentro de esa categoría de pintura intimista. será válido? sería válido en Juarez un graffiti abstracto, creo que sí pero creo que esa abstracción tendría que partir del entorno específico es algo que ahora me gustaría preguntarle a los talleristas.



una de las sugerencias, que la verdad sobraba porque al parecer es el paso a seguir del colectivo es reactivar los espacios comerciales. convencer a los locatarios a por lo menos ganarle algo al espacio clausurado, cobrando poco de renta y dejando a quien le quiera entrar a re-acondicionar los locales. este trabajo está en marcha. Espero se pueda lograr.




Del trabajo de intervencion en la Plaza Cervantina me gustaron estas dos piezas, son de Alejandra Aragón.  Me pareció un buen proyecto insertar en el imaginario colectivo imágenes de niñas, incluso antes de ver el trabajo de Alejandra, sugería a Batallones Femeninos hacer arte guerrilla con imágenes solamente de mujeres, igual, algo que ya estaban contemplando. Aragón al parecer, igual que Hoja de Ruta, se enfocan en esa demografía tan esperanzadora, de la niñez. La situación parece así de grave, que el barómetro ya deja fuera a las generaciones de adolescentes.

Dentro del paisaje urbano me llamó la atención el desgarramiento de las imágenes de desaparecidas, la temporalidad de la ausencia o tal vez la presencia de la ausencia ya pa ponerme más viajado, el tiempo que dura en la escena pública las mujeres desaparecidas.

cómo la materialidad de la pieza de papel se va desgastando de una manera similar a la de la memoria colectiva.  aparecen más carteles y los carteles anteriores se deterioran y se des-materializan pero las mujeres nunca aparecen y muchas veces ni sus restos.


esto es a lo más que podemos llegar en relación a encontrar los restos de las desaparecidas. Y esto jode porque pareciera que es un proceso orgánico al que nos acostumbramos.

Bajo este tipo de primicia me parece que funciona el trabajo de Alejandro Luperca Morales. Alejandro borra del periódico vespertino el PM la imagen de los cuerpos encontrados en la vía pública. hace evidente la ausencia, o contrarresta la presencia pública, su trabajo funciona en un nivel psicoanalítico más que público, son unas piezas potentes, de auto-análisis que pretenden estructuras más íntimas. 


LA NUEVA CENTRAL

Algo que me pareció importante es la acción de La Nueva Central, histórico restaurante del centro de Juárez, centro que, como el de Tijuana, está más bien arrinconado en el norte a corta distancia del cruce fronterizo. el restaurante despliega cartulinas en su ventana para combatir las políticas públicas de resignificación del centro. sí a la remodelación del centro pero no al derribo de la memoria, no con estas palabras pero parecido.

En mi opinión la calle que al parecer tendrá un paso a desnivel, calle en la que se encuentra la Nueva Centra, debería ser un andador, y mandar el tráfico a dar vuelta por las dos calles que le siguen pero mi idea no gozó de mucha popularidad. Juarez al igual que Tijuana, se aferra a no ser una ciudad de a-pie.

la arquitectura de la calle aledaña a la Juarez, la que significaba zona de tolerancia ha sido arrazada.
 
quedan algunas paredes de bares, letreros de aforo, 50 personas en este caso,


fragmentos de espejos, frente a los cuales seguramente había botellas que se reproducían y frente a estas, gente que se reflejaba en su paulatino emborrachamiento, viendose ver botellas en una ciudad de paso, como la mía.

 dentro de la estética de lo clausurado, de lo vedado, este intento por tapiar las puertas con la misma loseta me pareció un gran acierto. un verdadero Alexander Apsotol.


otra sorpresa fue esta pieza en bronce del gran pachuco, ignoraba que hubiera vivido tantos años en Juarez, tiene todo el sentido del mundo, al parecer su padre era agente aduanal y pasó años de su infancia y adolescencia.   "Odio el derramamiento de sangre inútil... Y también el útil."



 Me tocó trabjar de umpa-lumpa con J.R hace ya unos años. Mi compadre Meño y yo nos pusimos a pegar con engrudo un ojote en la pared de un edificio en San Diego, la experiencia fue muy mala y  desde entonces, cada que veo su trabajo no puedo más que criticarlo. Me parece bastante básico y poco respetuoso, poner caras felices en las mismas paredes donde se despliegan las fotos de las mujeres desaparecidas. Pero bueno, lo dejo a su criterio.


Un buen intento de salvaguardar la memoria histórica es la manutención de este bar que se jacta de haber inventado la margarita, lo cual dudo, pero bueno ahí en su ventana dice, y aunque no tiene la barra más larga del mundo, como en sus tiempo el  bar La Ballena  si proviene de un barco europeo y tiene, sin lugar a duda mucho más encanto que la actual barra de La Ballena que por cierto ya no se llama Ballena. 

Último día de taller. 



escuchamos e intentamos tallerear los proyectos de todos los participantes, pero me faltó tiempo. bueno de alguna manera se aprende.  Una sorpresa agradable fue ver a la Oveja Negra, porque yo la había visto en acción en el Pasaje Rodriguez acá en Tijuana rapeando y bien, en esta ocasión me tocó sugerir algunas cosas a Batallones Femeninos me ofrecí a tallerear las letras si querían, pero lo último que quiero es intervenir la naturaleza orgánica del proyecto. mi favorito es  UN Día más.  
El colectivo Help!  al parecer con poco tiempo de haberse organizada tienen la misión de analizar la ciudad y sus necesidades, crear intervenciones a espacios públicos, fachadas de espacios privados y aprovechar los espacios comunes. Recuerdo que les sugerí buscar alguna forma creativa de crear sombra a lo que contestaron que ya Giacomo les había dejado la misión de convertirse en colectivo sombra. 
El proyecto de Olga Guerra, me pareció muy interesante. A base de estudio de campo y trabajar con familiares de personas asesinadas durante la ya célebre guerra contra el narco  cura una muestra de objetos pertenecientes a las víctimas. Olga funciona como un catalizador de duelo social, una especie de médium entre los residuos materiales de la persona ausente y el imaginario social que se les ha impuesto como víctimas de esta guerra.  


LECTURA
Hoja de Ruta armó una lectura y para esta se armó una plaquette y nos pusimos manos  a la obra.

la gente de la comunidad llegó al evento y muchos de los niños del barrio pusieron atención e hicieron preguntas importantes sobre la producción poética. Yo aún recuerdo cuando le preguntamos a Jose Koser cuanto había tardado en escribir un libro específico y me sorprendió la respuesta, algo así como 8 años y yo ya tenía 24 años cuando fui a ese taller. los niños preguntaron eso, tiempos de creación, fuentes de inspiración, cuando empecé a escribir. todas las preguntas necesarias para medir las posibilidades de hacerse o no escritor.


Lei mis greatest hits! 



Terminal Santorini   Chihuahua. 


en terminal Santorini, presenté Welcome to Colonia Libertad y sus derivados. 


Mando agradecimientos a la banda de Terminal Santorini, a Luisa y Felix, tienen un bello espacio y un muy buen proyecto para acompañarlo.  





















Related Articles

0 comentarios:

Archivo del Blog

Con tecnología de Blogger.