Don marcos manejó un camión de cine por los pueblos de Jalisco
sus ojos vieron todo el oro en su época
Pizcó infinidad de frutas y verduras en los ranchos de California
Miraba el sol salir y ponerse en esos campos

vio la guerra de Corea
tras una máquina que hacía turbinas para los aviones bombarderos

vio Viet Nam
en el espejo retrovisor de su taxi
en los ojos de los soldados que venían a Tijuana

fue herrero muchos años
las chispas de su electrodo eran todas esas guerras
en la tele
la ola de secuestros y ajusticiados en la ciudad que enrejaba

ahora a sus 77 cambia el canal y encuentra a pedro infante en La oveja negra
repite de memoria el reparto
algunos diálogos que recuerda con los ojos cerrados

Comienza a llorar por toda esa luz que ha entrado violenta por sus pupilas
corta unas rodajas de papas
se las amarra con una bufanda a los ojos

Si alguien más viera esta foto
pensaría que somos nosotros y no el tiempo
quien lo tiene secuestrado.

Related Articles

4 comentarios:

Miriam García dijo...

ah que don marcos, me recuerda a mis abuelas todo el tiempo. espero verlos pronto para intercambiar abrazos. saludos a la granolapimienta.

esme dijo...

Omar. No voy a poder darte abrazo de despedida. No tengo carro para correr a la casa granolapimienta. Pero aquí estamos, no nos vamos a ir a ningún lado. Esperando a que regreses. Suerte en la Spain.

Luego te contamos del pijama party con la granola.

Besos, muchos.

Esme

Enero 1975 dijo...

excelente texto... mira nomás, también le hago a la herrería, pero no creo tener la calidad literaria que tienes... suerte y espero que los textos sigan así... desde ese punto de partida de lo cotidiano...

Claudia dijo...

Qué bonito, lo leo y la tripa se me apretuja, pienso mucho en mi padre. Gracias.

Archivo del Blog

Con tecnología de Blogger.