Se paseó por acá Alejandra Peart y la comitiva atemporia me tocó verlos en el café de la nueve en una entre presentación de revista y palomazo poético. Siempre me he preguntado como le hacen los editores independientes para hacer tantas cosas al mismo tiempo pero bueno. Ahí les dejo para que pasen a ver la editorial a estos tres linkes.
Linke atemporia 1
Linke atemporia 2
Linke atemporia 3

visita la gira



textos que salieron en atemporia.

Arquitectura somática del vacío


I

Tenemos una ventana de escape cerrada por el frío
sala de espera tibia de televisión encendida
comedor de dos sillas y un frutero
cuarto en el que cogemos con la esperanza
de mitigar la migraña
de conciliar un sueño inolvidable

baño cara húmeda
el dolor es una liga un río
dos pastillas cuello largo caída libre
te ves a los ojos y dejas correr el agua
el olvido la profundidad de las ojeras

te sumerges

día de mercado leer etiquetas fecha de caducidad
comprar manzanas y unas nueces
surtir la receta médica
camino a casa ver como cambia la luz entre los árboles

estaría bien ir al campo o a la playa

hay un pasillo con muchas fotos: túnel del tiempo
realidad que inútilmente intenta
seguirle el paso a su retrato

la cocina es un poco oscura
hacemos lo posible por el jardín y las plantas de sombra
tomamos té
incluso a veces nos detenemos a pensar:
haría bien un tragaluz
una puerta de cristal corrediza
un botiquín que no esté incrustado en la pared
ni tras el espejo.

II

Llegamos a esta cama con infinidad de filias
residuos de nombres que nos amotinaban la boca
patrones de conducta en la memoria muscular

engranajes desiguales que friccionaban a destiempo
ruido aristas polvo de limadura

el orgasmo entonces era el tic nervioso de la esperanza
sonrisa cansada de saludo por la mañana

veníamos del lugar en que no se aseguraba nada
queríamos llegar y descansar un poco
del sueño
incluso una mañana o dos o todas
sacudir las sábanas de tanto escombro
salir juntos
tempranito
a caminar un rato.

III

Anoche la luna estaba casi llena
cogimos con la luz encendida
nos vestimos para dormir

tu sueño lo trajo el oleaje que emite la tele
el cansancio de un día de tacones
el mío llegó tarde y solo

desayunamos pan tostado en la máquina del tiempo
jugo de naranja en vaso transparente
avena en leche café descafeinado
un par de pastillas

me preguntaste si tendremos un hijo
si le enseñaremos a decir: gracias

un papalote amaneció estrellado en el ramaje del olivo
sobrevivimos
por poco
al accidente

Related Articles

0 comentarios:

Archivo del Blog

Con tecnología de Blogger.