Camino por la calle amplia, la banqueta se divide cada cuantos pasos
intento no pisar las líneas del cemento
Me gusta que haya locales comerciales mezclados con residencias
me gustaría vivir aquí, bajar y poder comprar una naranja,
caminar un poco y poder rentar una película,
hay árboles cada cuanto, los suficientes, los necesarios,
los que hemos dejado para taparnos del sol y de la lluvia cuando nos sorprende por la calle.

Es interesante pensar en una calles principales de una ciudad pequeña
es el actor principal de una película de bajos recursos,
con ciertos encantos pero carente de algo inexplicable,

una obra de teatro escrita por el intelectual local,
el que fue a la capital y regreso con el corazón aún más roto.

Es difícil pensarlas como principales
cumplen su función, sirven, tienen vida por las noches,
hay luz suficiente para ser una obra,
una película, pero siempre el rodaje se interrumpe, los actores se cansan.

Miro mi reflejo en el vidrio de un carro y me doy cuenta que no merezco otra calle,
que soy el escritor fracasado el actor semi talentoso carente de carisma
Sigo caminando hasta que encuentro un lugar donde sentarme,
diferente, el fondo del escenario, el legar tras las cortinas,
donde se esconden otros actores, los límites del set,
junto a las manos del titiritero,
me gusta saber todo es una farsa
que aquí haya mas árboles que los necesarios,
más basura,
la posibilidad de una vida con secretos.

Related Articles

0 comentarios:

Archivo del Blog

Con tecnología de Blogger.