Ir al contenido principal


He estado yendo mucho al cine, a la granola le gusta y también le gustan los nachos. A don marcos con el diabetes comiéndole los ojos se le hace mas fácil leer las letrotas y claro, la pantalla ayuda. Yo, yo pues como el chinito. Creo que a falta de ganas y tiempo para postearle algo de lo usual, poemas cursis y cosas que aunque no crean si pienso mucho, postearé algo de cine.

Hoy le toca a laberinto del fauno de Guillermo del Toro

La mezcla de fantasía y guerra civil española (Matute reloaded) me funciona yo creo que por tantos pinches años de adolescencia leyendo a Taibo II con su ascendencia, o por mi grilliza de lecturas anarco-izquierdosas last one in the list: la biografía de Durruti. Pero bueno, tampoco hay que exagerar, la semejanza a el espinazo del diablo me molesta, seguro que se trae entre manos una trilogía o algo así. Pero no la deja ser original dentro de todo lo original que podría ser. Sin embargo en esta del laberinto, Del Toro, se arriesga más, malabaréa muchos más elementos, las diferentes historias se desarrollan con la suficiente complejidad para sostenerse y bueno, funcionar.

“he tenido tantos nombres, nombres viejos que solo los árboles y el viento pueden pronunciar” el fauno (nice!)


el mono de los ojos en la mano me recordó Y’golonac dios/monstruo creado por Ramsey Campbell en su cuento cold print, nomás que ese traía bocas en las palmas. Pero la neta este de Del Toro es muy bueno.

El final me desilusionó, esa trilogía, el rey del submundo la madre abnegada y fauno santo coronando a la princesa. Lo mismo contra lo que se estaba peleando en la tierra se repite en el submundo. Si todo la historia fantástica era creada por la niña con la función de mantenerse a salvo, fuera del curso jodido de la vida real, no se nos plantea así desde un principio. Al inicio se nos da la fantasía como una realidad, entramos de cabeza pensando que lo fantástico es la norma y al final lo fantástico parece mas bien una creación de escapismo. Prefiero pensar que la niña se imaginó todo para no vivir una historia tan jodida. Si la intención de Del Toro es esa, que la niña creara su propia historia fantástica para salvarse pues entonces se nos traiciona, su narrativa se trastoca, lo cual no es malo es simplemente medio mamón. Pero aun así, la fantasía de la niña podía haber sido un poco más democrática.
Entiendo que la niña pudiera imaginar ese submundo tan judeocristiano, tan monárquico, porque solamente reflejaba las historias que leía, un cuento de hadas reproducido por su imaginación. Que merito tiene hacer una película situada en la posguerra civil española para que en el momento decisivo, cuando la niña después de sufrir tanto recibe su recompensa de mano de un dios/Franco//santaclaus/neptuno. Sabemos de antemano que los que peleaban arriba terminaron dando clases en la UNAM o deatiro rondando con el peso del fracaso por un chingo de países, si es que no se los chingó franco, Por qué ntonces no utilizar la fantasía que en verdad es excelente en la película para darles una victoria en el underground world. No, terminamos reproduciendo la estructura. La muerte del general o capitán lo que fuera, las últimas palabras que se le dijeron, es prueba de que existía en el guión la idea de terminar con las reproducciones y las estructuras, sin embargo la fantasía se convierte en una copia mala de la España fascista. Solo me pregunto si Del Toro es tan inteligente y su intención era justamente esa, darnos la reproducción en el submundo para decirnos, miren piratones las cosas no van a cambiar nunca, hasta nuestra fantasía repite estructuras monárquicas. Pero bueno, ya me engrané. La película la neta me gustó mucho y la recomiendo mucho.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Vine a tecolotlán a acompañar a mi padre, un tal Marcos Ramirez.

El se fue del pueblo un día que su madre le dijo que para él ya no había más tortillas, tenía 12 años.
Yo vine a teco a impedir que comiera muchas tortillas (por el diabetes) pero le dejo que como un par, porque me da miedo que se me vaya, un par nomas.

Los Zepeda. mañana posteo los recuerdos de los Zepeda.
Poéticas de Emergencia: Ciudad Juárez.
Antes que nada quiero agradecer a Espacios Comunes por la oportunidad de impartir el taller en Ciudad Juárez en especial a Abril Catro, Armida Aponte, Buba Alarcón y Felípe Zúñiga.  Hoja de Ruta nos abrió las puertas de su biblioteca comunitaria para tallerear por cuatro días. Además al final del último día de taller convocó una lectura para la comunidad. Juárez es una ciudad que se parece a Tijuana por las condiciones geopolíticas obvias pero difiere en un montón de cosas. Mucho de el taller fue, por lo menos para mi, encontrar estas diferencias y dentro de las similitudes, poder articular algunas herramientas para la creación de poéticas de emergencia. 





Hoja de Ruta fue una gran sorpresa, Gaby Torres me dijo alguna vez, que dijo Oscar Wilde si mal no recuerdo, que no hay que bajar la cultura a un nivel de entendimiento básico, lo mejor sería, y es exactamente esto lo que pretende este colectivo con su biblioteca comunitaria, subir a la comunidad …
Louie Navarro

Pescadores; de lo perdido, lo que aparezca.

La fotografía es un atentado contra la muerte. Louie Navarro se aferra con sus imágenes a un final digno, nos hace pensar que no todo está perdido, nos convierte en espectadores de sus duelos contra el tiempo y lo perecedero. Louie levanta la cámara cuando está tirado en el piso, herido de gravedad, consciente del poco tiempo que le resta, que nos resta. Dispara, obturador que se abre para dejar registro de que se luchó hasta el final. Se podría pensar que estos últimos disparos nunca dan en el blanco, que son simplemente un testimonio de dignidad, sin embargo en nuestro imaginario de duelos son estas última balas disparadas desde el suelo las que nos regalan un final feliz.

El trabajo fotográfico de Louie Navarro tiene los tintes trágicos de una lucha perdida; de un oeste salvaje e indomable. La foto-documentación de una comunidad de pescadores invadida por una productora cinematográfica que irónicamente capitaliza con l…