hay textos que no salen, que parecieran tener vértigo o alguna malformación genérica.

Hay domingos de gloria en noviembre, días de asueto enfermos.

Pasamos por aquí dejando mitad de sonrisas, terremotos en el lagrimal.

Hay gente que esperas encontrar caminando a oscuras por ciudades desconocidas: adoquín mojado, reflejo y textura. Y sin embargo no las imaginas con frio.

Hay días en que amanece sin sentido, caminamos por la propia casa, dejamos lo seguro en los sueños.

Hay una taza con café esperando, mandando señales de humo, meciendo mi futuro en su fondo.

Ven lo que les digo?: favor de volver a primera línea del texto.

Related Articles

0 comentarios:

Archivo del Blog

Con tecnología de Blogger.