Ir al contenido principal
Formaldehído


Escuché que existe el síndrome de la pared nueva.

Te mudas de casa, pintas las paredes, tal vez el rentero cambió el piso y esas tiritas de madera tan bien acomodadas llegaron poco antes que tú. Inclusive puede ser que exista un mueble nuevo, de madera, en la cocina donde acomodas una a una tus latas de conserva y te das cuenta que tienes que surtir la despensa.
Te sientas a la mesa del comedor que de igual forma puede que sea recién construida o tal vez las puertas fueron cambiadas.

Las nuevas casas son así, nuevas para uno, viejas para los renteros y en constante renovación para si mismas, nosotros deberíamos ser casas de renta.

Te gusta tu patio nuevo pero ya no estamos en edad de pasar todo el día en el patio. Escribes al comedor, lees en la sala, caminas descalza por el nuevo piso. Y sin embargo te sientes mal: una especie de resfrió o alergia que eventualmente con tu capacidad de retención emocional se convierte en un dolor en la boca del estomago y ese necesidad de llorar que tampoco es nueva en la casa. Piensas en lo que dejaste atrás, el porque te fuiste de donde te fuiste, que harás de ese día en adelante. Llamas a mamá y ella te dice que todo está bien, que pasará, que te tomes un té de manzanilla y que con el tiempo todo estará bien.

Te sientas en el sofá, intentas ver un poco de televisión pero el malestar sigue ahí, incisivo. Te das un baño y te sientes mejor, pero poco a poco el malestar vuelve.

Quieres salir de ahí, quieres ir a tomar algo, no quieres estar entre esas paredes.

No estas mal, no estamos mal. El cuerpo sabe que se está envenenando. Quiere salir lo antes posible.



*Formaldehído: A temperatura normal es un gas incoloro de un olor penetrante, muy soluble en agua. Se utiliza mucho en la fabricación de materiales para la construcción y en la elaboración de productos para el hogar, principalmente resinas adhesivas para tableros de madera aglomerada. Los materiales de construcción y mobiliario lo contienen, poco a poco se vaporiza al interior de la vivienda durante años. la emisión es mayor cuando los materiales son nuevos, pero continua emitiéndose en dosis bajas durante períodos largos. La acumulación de formaldehído de los materiales se traduce en concentraciones elevadas en interiores y provoca diferentes síntomas de irritación o problemas respiratorios, sobretodo en personas sensibles. El formaldehído se considera un probable carcinógeno humano. se ha descubierto recientemente que el tanino encontrado en las hojas de té ayuda a la mejor absorcion del formaldehído.


Sal, te hará bien o tómate un té, tu madre sabe lo que dice.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Vine a tecolotlán a acompañar a mi padre, un tal Marcos Ramirez.

El se fue del pueblo un día que su madre le dijo que para él ya no había más tortillas, tenía 12 años.
Yo vine a teco a impedir que comiera muchas tortillas (por el diabetes) pero le dejo que como un par, porque me da miedo que se me vaya, un par nomas.

Los Zepeda. mañana posteo los recuerdos de los Zepeda.
Louie Navarro

Pescadores; de lo perdido, lo que aparezca.

La fotografía es un atentado contra la muerte. Louie Navarro se aferra con sus imágenes a un final digno, nos hace pensar que no todo está perdido, nos convierte en espectadores de sus duelos contra el tiempo y lo perecedero. Louie levanta la cámara cuando está tirado en el piso, herido de gravedad, consciente del poco tiempo que le resta, que nos resta. Dispara, obturador que se abre para dejar registro de que se luchó hasta el final. Se podría pensar que estos últimos disparos nunca dan en el blanco, que son simplemente un testimonio de dignidad, sin embargo en nuestro imaginario de duelos son estas última balas disparadas desde el suelo las que nos regalan un final feliz.

El trabajo fotográfico de Louie Navarro tiene los tintes trágicos de una lucha perdida; de un oeste salvaje e indomable. La foto-documentación de una comunidad de pescadores invadida por una productora cinematográfica que irónicamente capitaliza con l…
Poéticas de Emergencia: Ciudad Juárez.
Antes que nada quiero agradecer a Espacios Comunes por la oportunidad de impartir el taller en Ciudad Juárez en especial a Abril Catro, Armida Aponte, Buba Alarcón y Felípe Zúñiga.  Hoja de Ruta nos abrió las puertas de su biblioteca comunitaria para tallerear por cuatro días. Además al final del último día de taller convocó una lectura para la comunidad. Juárez es una ciudad que se parece a Tijuana por las condiciones geopolíticas obvias pero difiere en un montón de cosas. Mucho de el taller fue, por lo menos para mi, encontrar estas diferencias y dentro de las similitudes, poder articular algunas herramientas para la creación de poéticas de emergencia. 





Hoja de Ruta fue una gran sorpresa, Gaby Torres me dijo alguna vez, que dijo Oscar Wilde si mal no recuerdo, que no hay que bajar la cultura a un nivel de entendimiento básico, lo mejor sería, y es exactamente esto lo que pretende este colectivo con su biblioteca comunitaria, subir a la comunidad …