Formaldehído


Escuché que existe el síndrome de la pared nueva.

Te mudas de casa, pintas las paredes, tal vez el rentero cambió el piso y esas tiritas de madera tan bien acomodadas llegaron poco antes que tú. Inclusive puede ser que exista un mueble nuevo, de madera, en la cocina donde acomodas una a una tus latas de conserva y te das cuenta que tienes que surtir la despensa.
Te sientas a la mesa del comedor que de igual forma puede que sea recién construida o tal vez las puertas fueron cambiadas.

Las nuevas casas son así, nuevas para uno, viejas para los renteros y en constante renovación para si mismas, nosotros deberíamos ser casas de renta.

Te gusta tu patio nuevo pero ya no estamos en edad de pasar todo el día en el patio. Escribes al comedor, lees en la sala, caminas descalza por el nuevo piso. Y sin embargo te sientes mal: una especie de resfrió o alergia que eventualmente con tu capacidad de retención emocional se convierte en un dolor en la boca del estomago y ese necesidad de llorar que tampoco es nueva en la casa. Piensas en lo que dejaste atrás, el porque te fuiste de donde te fuiste, que harás de ese día en adelante. Llamas a mamá y ella te dice que todo está bien, que pasará, que te tomes un té de manzanilla y que con el tiempo todo estará bien.

Te sientas en el sofá, intentas ver un poco de televisión pero el malestar sigue ahí, incisivo. Te das un baño y te sientes mejor, pero poco a poco el malestar vuelve.

Quieres salir de ahí, quieres ir a tomar algo, no quieres estar entre esas paredes.

No estas mal, no estamos mal. El cuerpo sabe que se está envenenando. Quiere salir lo antes posible.



*Formaldehído: A temperatura normal es un gas incoloro de un olor penetrante, muy soluble en agua. Se utiliza mucho en la fabricación de materiales para la construcción y en la elaboración de productos para el hogar, principalmente resinas adhesivas para tableros de madera aglomerada. Los materiales de construcción y mobiliario lo contienen, poco a poco se vaporiza al interior de la vivienda durante años. la emisión es mayor cuando los materiales son nuevos, pero continua emitiéndose en dosis bajas durante períodos largos. La acumulación de formaldehído de los materiales se traduce en concentraciones elevadas en interiores y provoca diferentes síntomas de irritación o problemas respiratorios, sobretodo en personas sensibles. El formaldehído se considera un probable carcinógeno humano. se ha descubierto recientemente que el tanino encontrado en las hojas de té ayuda a la mejor absorcion del formaldehído.


Sal, te hará bien o tómate un té, tu madre sabe lo que dice.

Related Articles

0 comentarios:

Archivo del Blog

Con tecnología de Blogger.