Marcha anti/imposición.  Tijuana Julio 7 2012.



A dos años de inundarnos las cabezas con el bicentenario, de patriotismo y de celebraciones.  Dos años ya de viajar por las carreteras marcadas con la ruta 2010. Tres carreteras para la independencia y tres para la revolución y al final te quedas con la sensación de que ninguna te llevará a casa a salvo, sin duda pasarás por un retén militar. 



A dos años de meternos el orgullo patrio por las pupilas se les ocurre el fraude más burdo del que yo tenga memoria, seguramente los fraudes pasados fueron asquerosos, pero de ninguno existen tantas fotos y la imagen se traduce en lo más parecido a la realidad que tenemos, más que la realidad misma, ahí se detiene el tiempo sin un antes ni un después: fraude puro. 



Con la capacidad actual de la dispersión de información y con una historia reciente de más de 50 000 muertos por una guerra que nadie parece querer pelear, se quieren, y tristemente tal vez lo logren, quedar con el poder comprándote los votos. El capitalismo y la imposición mano a mano en un ring de lucha libre donde todos los golpes son espectaculares e inofensivos.   


En la otra esquina México ve al contrincante incrédulo mientras el referife (me mamé con ésta lo admito) levanta sus manos y les entrega el cinturón o la banda antes de que den el primer campanazo. 



Salimos a manifestarnos por lo menos unos 6000 tijuanenses. Para Tijuana, con su apatía política, con su patriotismo greencard, con su Walmart de Chulavista tan lleno como el de Galerías, es un montón de gente. Palidece, claro está, ante un juego de fútbol Xoloizcuintles vs Chivas pero tomemos en cuenta que no se vendía cerveza y se requería caminar por lo menos dos horas. 



 La vez que había ido a una glorieta tan aglutinada a manifestar algo había sido hace más de 12 años cuando la selección mexicana dio cuenta de Brazil en la copa confederaciones. Desde esa vez las manifestaciones a las que he asistido no pasan de las 2000 personas, seguramente las ha habido, pero me las perdí. Aquella vez las voces coreaban:  ¡ Ya probó Brazil el chile nacional!... Ahora se escuchaba ¡No sabe ni leer y así quiere el poder! ¡no sabe ni leer y así quiere el poder! Esta vez nadie brincaba en cofres de carros, nadie se agarraba a golpes y al parecer nadie tenía la menor intención de celebrarle a México una victoria.



 Camino a la manifestación Granola me preguntó sobre las posibilidades de represión o tal vez yo le comentaba sin que ella me preguntara. Si algo aprendí durante mi extremadamente larga carrera de estudios latinoamericanos es que la represión es la norma. Así que hice mis cuentas: el poder municipal está en las manos del PRI, hay cuatro edificios altos en Tijuana, digamos que sobrepasan los 80 metros, dos son del actual presidente municipal priísta y las otras dos son del anterior.  Las primeras dos tienen propaganda gigantesca del Peña Nieto, situación que me cuesta trabajo concebir como legal. El edificio más alto propiedad del servidor público más importante de la ciudad tiene una pancarta de por lo menos 15 metros del candidato de su partido. Me puso a pensar y visualicé la celebración de la victoria a Brazil del 98 y pensé que esta vez no tendría valor de brincar sobre los cofres de los taxis, ni mucho menos la ligereza para desplazarme y la tristeza me invadió, no por una posible represión sino por haber perdido un cuerpo ágil y una mente inconsciente dispuesto a la pelea y la huida.


 Tengo que congratular a los organizadores por su capacidad. La caminata fue al ritmo impuesto por las personas mayores y los niños, se intentó ocupar solamente dos carriles o uno en las diferentes vías para que el tráfico fluyera de la manera más normal posible tomando en cuenta 6000 personas con pancartas claro. No hubo un solo acto de agresión, tengo que admitir que se pusieron algunos esténciles y pintas al compás de la marcha pero si se quieren robar el país lo mínimo que nos pueden dejar son unas paredes. 



Otra de las consignas y tal vez la única que perdió fuerza ya avanzada la marcha fue ¡el que no brinque es peña! Al principio fue contagiosa, hasta los más tímidos brincaron y el ambiente se tornó lúdico pero después de dos horas de marcha nadie se atrevió a repetirla. 




Había una buena cantidad de pancartas interesantes, ésta por ejemplo de un lado decía: “fucking Pissed off” y por el otro “Prole”.  Un discurso que amalgama un poco lo que es Tijuana, hablando para México y hablando para Estados Unidos conscientes de que se llegó a esta ciudad con esperanza y en reacción a alguna carencia; si tú no hiciste el viaje pensando en un mejor trabajo lo hizo tu padre con la idea de por lo menos UN trabajo.  PROLE sin duda y enojada en ingles, una buena mezcla porque el lenguaje es importante, porque emputado en chino, emputado en árabe y emputado en catalán es poco a poco el mundo entero.

                                               


¡Hay que estudiar, hay que estudiar, el que no estudie como Peña va a acabar!


¡Hay que estudiar, hay que estudiar, el que no estudie como Peña va a acabar!
Esta consigna da miedo. Hace un par de días, camino al partido,  uno de mis amigos (no diré su nombre porque se agüita) me dijo, nunca he leído uno de tus libros… le  pregunté por qué y me dijo que estaba bien, porque pensaba hacerlo pronto, y le causaba ilusión que el primer libro que leería sería de un amigo de él. Argumentó que sí lee, que lee mucho en línea y que le cuesta mucho trabajo concentrarse, tomarse el tiempo suficiente y mantenerse quieto para leer un libro. Cuestión que preocupa porque seguramente este ritmo de vida será poco a poco la norma.  El caso es que le dije que tenía que leer que se le abriría el mundo, y consciente de que es una persona inteligente, porque lo es, tendría las herramientas suficientes para ser lo que quisiera, de otra forma tendría que conformarse siempre. Sólo me dijo: podría ser presidente de México sin pedos. 


"Si esto es noticia que salga en Televisa"


                   Esta foto se tomó justo cuando se coreaba ¡Uneté! ¡Uneté! ¡Uneté! ¡Uneté!



  
                                                 "Peña, entiende, no eres Presidente"


                                                    "Peña no ganó, el IFE le ayudó"



Bromeamos un rato sobre la posibilidad de manifestarnos desnudos, claro está que escogeríamos unos cuerpos que por lo menos no insultaran. Hablamos del paso del tiempo, de la temporalidad del cuerpo y la memoria y que pareciera son las armas más agudas del poder: estos jóvenes olvidarán, tendrán hijos, se les caerán las tetas, los huevos y las panzas y no tendrán la fuerza para luchar. Hablamos de la posibilidad de otro sexenio perdido, de una pancarta que dijera que la revolución era ahora, porque en seis años seríamos más feos.

Coincidimos que Obrador era el mejor candidato, obviamente imperfecto pero dada la escases el mejor. Se planteó que su idea de nación era arcaica y por un rato intentamos subir el discurso político/filosófico y terminamos bajándolo ante un canto un poco más urgente:!No más PRI!  !No más PRI! !No más PRI! !No más PRI!


 Me encontré esta pancartas olvidadas, como prueba fehaciente de que las consignas no están tan mal ¡Queremos más escuelas, no telenovelas!
Granola me hizo ver que había una errata pero también había un acento diacrítico que no son de los más fáciles y terminamos por crear una consigna: ¡no somos ignorantes… tal vez sólo disgráficos!





  Un arquitecto me contó que este monumento en realidad no era Cuauhtemoc, el último tlatoani, que al parecer el municipio se lo compró a Perú y en verdad era Tupac Amaru. Nunca he podido corroborar esta información. Me parece interesante, si es verdad, que no tengamos la memoria visual para reconocer a nuestros íconos y si es mentira, que un arquitecto pueda decirlo y yo pueda creer que es factible. En todo caso, ambos íconos nos son lejanos, muy lejanos, o por lo menos creo que lo son para Tijuana. Cuesta trabajo encontrar un héroe nacional, cuesta trabajo creer en alguien, creo que es una buena señal que por lo menos podamos creer en todos los que marchamos aunque algunos quieran tomar las armas y otros hacer manifestaciones con flores y globos con logos que digan ésta es mi bomba molotov.  


                                     

                                                     La Drew con su anuncio urgente.



Granola y Bere hidratandose. 
Bere inventó otra consigna a partir de: !Queremos escuelas no telenovelas! 
va así: !Queremos Novelas, no telenovelas! Bere es de mis escritoras no escritoras favoritas. 
Aquí algunas de sus citas célebres todas actualizaciones de su muro en estos últimos días: 

Aquí, leyendo un libro de Paulo Coelho porque ya me rendí en la vida.
Aquí, planchando camisas y pantalones mientras veo Televisa porque ya va a llegar este hombre.
Que feo cuando la persona que amas te deja valiendo ^&*@^ solo, pero más feo es el fraude electoral.
Está bien que la vida es un juego, pero nos veo con muchas ganas de perder.
Votar mirando al corazón: para abajo y a la izquierda.

 Y mi all time favorite!:   Lo bueno de escuchar música nueva es que no te recuerda a nadie.
  



 Me encontré esta cifra impresionante: TOTAL DE PODER ADQUISITIVO PERDIDO POR GOBIERNOS DEL PRI % -152.03


Recuerdo Tijuana en 1995, mi recorrido de la escuela a la casa pasaba por el centro. En aquel entonces la avenida Revolución contaba con una tienda Calvin Klein, tengo la vaga memoria de una Quicksilver una Guess y otras transnacionales. Recuerdo que Rafita me dijo que los pantalones de marca estaban bien baratos, tengo que admitir que el ingreso de Rafita no era de lo más legal, la mota en playas de Tijuana se vendía en dólares y Don Marcos vendía sus rejas en dólares entonces lo que Rafita y yo manejábamos eran dólares. En el transcurso de unos días el dólar valía un poco más del doble, claro está que estas transnacionales tardaron en reaccionar y por un periodo corto sus precios en pesos permanecieron igual, rafita yo y muchos otros fuimos por nuestros pantalones digamos de costar 30 dólares a costar 15. La crisis afectó de forma clara, ahora no hay ni tiendas en la avenida revolución mucho menos transnacionales, no que quiero tener transnacionales por ahí, pero bueno, poco a poco la revolución parece restablecerse y sobre todo organizarse. 150 % del poder adquisitivo perdido durante sus años de gobierno y ellos recuperan el poder. Ellos lo ganan y nosotros lo perdemos y aún así no salimos todos a marchar. 



De pronto vas marchando, con tu gente en este caso, Granola, Bere, Abraham, Ciro. Luego pasa gente conocida y se pierde entre la muchedumbre Uno va a un paso específico, sin saber si hacerte a un lado y tomar fotos o seguir ahí engordando la marcha. Caminas, gritas, ves a tu alrededor los cuerpos, escuchas los gritos. Al pasar por un lugar maloliento el cántico cambió a ¡huele a Peña, huele a Peña! Frente a ti, mucha gente, atrás de ti mucha gente pero nunca sabes en realidad cuánta gente, cuántos somos. De pronto una colina, algo que te deja levantar la cámara y disparar en un intento de capturar el fin de la marcha, el inicio de la marcha, pero deja de importar porque crees que no hay fin, que no hay principio, que al final lo que importa es que estás ahí.  Cuando escucho que dicen que las marchas no hacen ningún cambio me dan ganas de preguntar si alguna vez han marchado.  



                                                               ¿y al resto del mundo?


 al final de la jornada creo que hay esperanza, visible, invisible, joven, vieja, y sobre todo numerosa.

video
si creen que exagero con las 6000 gentes, píquenle!

nos vemos en la próxima marcha. 

Related Articles

0 comentarios:

Archivo del Blog

Con tecnología de Blogger.