Ir al contenido principal
Creo que cada vez estoy más tonto, cada vez entiendo menos. Las oraciones en los libros son más infinitas, cruzar la calle me da más miedo.
Anoche doblaba una bufanda en la sala de esperas mientras a la granola le sacaban un vidrio encapsulado en su temporal, llegó un niño con la tibia y el peroné destrozado y no lloraba. El padre y la madre tampoco, yo me tuve que salir a moquear al pasillo. No entiendo los hospitales, antes eran ciencia exacta. Sabía por ejemplo que quien diseña la iluminación fue y vino a la muerte para asegurarse de que quien entre a los hospitales iluminados por él tendrá su vista acostumbrada, preparada para el cambio. Sabía también que la gente que trabaja en los hospitales son como de otra especie, evolucionaron del lobo. Rondan los pasillos con miradas de cazadores cansados. Entran miran, huelen, sonríen, atacan, mientras nosotros estamos ahí acicalándonos, sentados en una esquina del cuarto con una ramita en la boca, junto a los pacientes o sobre la cama. De igual forma el tiempo dentro de los hospitales sabe que es libre y aprovecha para jugar, se pone a correr o dormir o a jugar a las escondidas a los encantados.
Ahora todo esto me parece incierto, aunque creo firmemente en estas características especiales, me doy cuenta con los años que es imposible meter luz natural a esas estructuras, que saldría carísimo iluminar los espacios con luz mas amigable. Los trabajadores de hospital simplemente están haciendo su trabajo y hacerlo por una semana ya es hacerlo por demasiado tiempo. Me doy cuenta también que no es el tiempo el que se trastoca dentro de los hospitales, es nuestra paciencia, ahora sé porqué se nos llama pacientes, pero sigo sin entenderlo.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Vine a tecolotlán a acompañar a mi padre, un tal Marcos Ramirez.

El se fue del pueblo un día que su madre le dijo que para él ya no había más tortillas, tenía 12 años.
Yo vine a teco a impedir que comiera muchas tortillas (por el diabetes) pero le dejo que como un par, porque me da miedo que se me vaya, un par nomas.

Los Zepeda. mañana posteo los recuerdos de los Zepeda.
Poéticas de Emergencia: Ciudad Juárez.
Antes que nada quiero agradecer a Espacios Comunes por la oportunidad de impartir el taller en Ciudad Juárez en especial a Abril Catro, Armida Aponte, Buba Alarcón y Felípe Zúñiga.  Hoja de Ruta nos abrió las puertas de su biblioteca comunitaria para tallerear por cuatro días. Además al final del último día de taller convocó una lectura para la comunidad. Juárez es una ciudad que se parece a Tijuana por las condiciones geopolíticas obvias pero difiere en un montón de cosas. Mucho de el taller fue, por lo menos para mi, encontrar estas diferencias y dentro de las similitudes, poder articular algunas herramientas para la creación de poéticas de emergencia. 





Hoja de Ruta fue una gran sorpresa, Gaby Torres me dijo alguna vez, que dijo Oscar Wilde si mal no recuerdo, que no hay que bajar la cultura a un nivel de entendimiento básico, lo mejor sería, y es exactamente esto lo que pretende este colectivo con su biblioteca comunitaria, subir a la comunidad …
Louie Navarro

Pescadores; de lo perdido, lo que aparezca.

La fotografía es un atentado contra la muerte. Louie Navarro se aferra con sus imágenes a un final digno, nos hace pensar que no todo está perdido, nos convierte en espectadores de sus duelos contra el tiempo y lo perecedero. Louie levanta la cámara cuando está tirado en el piso, herido de gravedad, consciente del poco tiempo que le resta, que nos resta. Dispara, obturador que se abre para dejar registro de que se luchó hasta el final. Se podría pensar que estos últimos disparos nunca dan en el blanco, que son simplemente un testimonio de dignidad, sin embargo en nuestro imaginario de duelos son estas última balas disparadas desde el suelo las que nos regalan un final feliz.

El trabajo fotográfico de Louie Navarro tiene los tintes trágicos de una lucha perdida; de un oeste salvaje e indomable. La foto-documentación de una comunidad de pescadores invadida por una productora cinematográfica que irónicamente capitaliza con l…