Ir al contenido principal
shameless self promotion!

mención honorífica en cuento en el premio estatal de lit. 

sí, soy el primero de los loosers! 
el único looser al que se le merece mencionar. 

sentimientos encontrados: primero cool porque bueno gané. luego no cool porque bueno no gané nada. el jurado estuvo al pedo: Mauricio Bares, Alberto Chimal y Guillermo Samperio. mi rival y BC shortstory champion fue: Nylsa Martínez Morón. felicidades! ya googlié, como buen sorry looser, sus cuentos y la neta sí me pega, además un buen hurra! por que haya más narradoras en B.C.  ahora a buscar otro título para el libro y meterle mano para mandarlo a otro lado. chale! 

Comentarios

víctorhugo dijo…
te dije que podía pegar
abrazos
omar dijo…
pegar qué, el zapatazo?

no pegó mi vichu pero yo le pagaré un día!
Fausto dijo…
te felicito Omar. Soy de la Liber y eres un orgullo, eres muy joven y tienes un futuro promisorio,
Felicidades.
Fausto
pura 16
estebinbin dijo…
at least you got a mention, think of all the other losers who didn't even get that... jajaja
Mauricio Bares dijo…
hey, omar, acabo de conocer a nylsa en el encuentro y también te vi a ti. pero la neta es que después del fallo nunca me enteré de que los manuscritos eran de ustedes. andaba en chinga. en mexicali me enteré de nylsa y ahora sé que fuiste el mencionado.
pero nada de looser. tu libro es bueno. quiero creer que esa mención te ayudará a colocarlo. sólo uno puede ganar, pero lo cierto es que los concursos tendrían más repercusión si los jurados tuvieran chance de recomendar más libros, incluso abiertamente, sobre todo partiendo del hecho de que van con seudónimo.

bueno, te dejo un abrazo que me habría gustado darte en mexicali por este motivo.

Entradas más populares de este blog

Vine a tecolotlán a acompañar a mi padre, un tal Marcos Ramirez.

El se fue del pueblo un día que su madre le dijo que para él ya no había más tortillas, tenía 12 años.
Yo vine a teco a impedir que comiera muchas tortillas (por el diabetes) pero le dejo que como un par, porque me da miedo que se me vaya, un par nomas.

Los Zepeda. mañana posteo los recuerdos de los Zepeda.
Llegamos a Madrid, súper enfermos. Pasamos un día en el hotel. Granola con una infección estomacal y yo con otra infección que no tengo ni idea por qué se manifestaba con un dolor de hombros insoportable, igual no era infección pero mi solidaridad es extrema si es cuestión de pasar tiempo en la cama. Después de 24 horas de estar en el hotel, salir por algo de comer y un té, nos embarcamos en la primera parada: Salamanca.
Logramos llegar a visitar a Natalia y nos llevó por ahí, a ver atractivos turísticos y de bares.  Comimos unas costillas que nos recomendó el buen Luis Arturo Guichard en un lugar de nombre Ruta de la Plata. 

Aquí nos pidió que encontráramos una rana. Imposible, pero les diré que está sobre una calavera en el pilar de la derecha. Parece un calavera con un tumor óseo pero es una rana y esa rana se supone que te dará suerte en los estudios. 
De los bares, el Paniagua fue mi favorito. 

Venden una agualoca que no quise probar, un vaso de 24oz que parecía suficiente para …
En honor al la liga 23 de septiembre. y todas las mujeres guerrilleras
Saludos a Mariana el gato mercenario que cumple años.


De la revista CONTRALINEA (espero dar todos los creditos)
Guerreras de los 70´s
Por Jorge torres





Las mujeres guerrilleras de los años setenta compartieron con sus compañeros el fragor de la batalla y las condiciones deplorables del clandestinaje.

La memoria de las guerreras se conserva en los archivos de seguridad nacional.



Los tiempos eran violentos. Corrían los años setenta y las armas relucían en las manos de los guerrilleros cada vez que requerían dinero para su causa. Eran los años de la Liga Comunista 23 de Septiembre y de otros grupos dispersos que se le habían rebelado al gobierno.

Todos integrados por jóvenes idealistas que abandonaron los cuadernos escolares para ocuparse de las ametralladoras y las pistolas automáticas.

Pero no sólo eran muchachos esmirriados o rudos convencidos de la revolución. También había jovencitas insurrectas.

Las jóven…