Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de octubre, 2003
Tijuana no se enciende por completo. Son las 5 con 10 minutos y la luz de un día de pocas cenizas, residuos del incendio de la ciudad vecina, mancha en lo violeta.
En la ciudad que miro, una docena de luces de alumbrado público se enciende.
Es curioso que con esas luces recuerde lo que se me queda; el recuerdo del alumbrado de tu calle.

Lo recuerdo o lo invento.

Sé por ejemplo que:

Algún papalote, por lo menos una vez, se atoró en sus cables.

El poste de tu calle hizo propaganda política por lo menos a 3 partidos al mismo tiempo en 15 campañas distintas.

El mismo poste fue manchado por un perro que se talló el aceite caliente vertido en él por algún vecino.

Entra luz por el parabrisas, corta tu cara iluminando tu torso, olvidándose de tus piernas escondidas bajo el tablero. De una bocina del mismo se escucha a una muchacha triste cantar una canción un poco alegre.

Deseaste que la luz de ese farol no se encendiera para apostarle al sol los últimos minutos de juego con tus vecinos…
Ventajas y desventajas del photoshop.

Domingo por la mañana, cero cruda, sábado pasivo. Don marcos me visita con una foto en la mano. De las pocas cosas de las que puede presumir en la familia es que puedo arreglar fotos viejas, y en la familia estas abundan.
Una de mis tías, le prestó una foto tomada el 48, en ella hay 10 tipos (ver ilustración)



a la foto le faltaba una esquina; los pies de uno de los personajes. Estos sujetos resultan ser un grupo de sinarquistas. Entre ellos el tío de mi padre esposo de la madrina de mi padre (yo le llamó también madrina aunque no lo sea y anda por los cien años, es la viejita mas hermosa del mundo, yo creo en verdad que ni de joven era tan bella) y un tío de mi madrina, un tío de esos casi hermano de ella, de cuyo nombre no me acuerdo. Para hacer la historia corta, me dispuse a arreglar la foto.
Corté un pedazo, los pies de otro sujeto que portaba unas botas, le pegué las botas al sujeto renco, quité manchas y arrugas, regulé contrates, fabriqué…
Post de agradecimiento, felicitaciones e invitacion.

Gracias a Selene Preciado por el librito que ya me llegó engranado. Chingón tu profe, le atinaste mujer gracias.

Felicitaciones a Sandra por su B-day, sorry couldn’t make it.

Invitación
Para algún chileno perdido que busque fotos de algo o recetas de nubes y de chingadera de con mi pagina los invito a Centro Cultural Matucana 100 donde expondrá el carnal Erre, una serie de fotografías donde se colaron algunas mías. El evento, creo que es la semana que entra ah y si lo ven junto con don Marcos (mi padre, por que se fueron sin mi los muy…) les invitan una chela por que se fueron bien quebrados. El favor prometo regresarlo si alguien viene a Tijuana.


Nora perdió un dinero. Lo escondió de forma que nadie lo encontrara y al final del mes olvidó su escondite. Se dio de topes, volteó los colchones, vació la cómoda, revisó todos los calcetines, atrás de los cuadros, dentro del jarrón de las galletas y al final lloró un ratito. Cuando todo estaba hecho por encontrar el dinero le pidió a su madre que la guiara; le ofreció una misa el día de su cumpleaños, no el día de su muerte porque esa fecha no la recordaba. Julia murió cuando Nora tenía doce años, ella era la mayor, por lo tanto Nora sabía que a Julia no se la había ofrecido ninguna misa desde su muerte, hecho que analizó solo después de jurar la manda . Julia caminó, los últimos años de su vida recargada en el respaldo de una silla, la apoyaba, caminaba, luego volvía a avanzar apoyándola un poco mas enfrente. Su columna era un muñón de arterias. José, esposo de julia, rompió en su columna la hermana gemela de la silla. Después de esto nada fue igual. Las enfermedades aprovecharon lo…
Domingo de ceniza en Tijuana.
Soñé que soñaba que habías muerto.

Como cuando sueño que me caigo
o dentro del sueño estoy conciente que es un sueño.
Como ignorar la locura durante la vigilia.

Como mirarme fuera de mi cuerpo
o saber que es imposible el orden de las cosas

Así, tal cual.

Como llorar dormido
O gritar desde adentro algún murmuro
Como decirle al amigo muerto, que esta muerto y abrazarlo
Así, así de irreal.

Como tener un buzón para tus visitas
O el código postal del limbo
Como saber que la vida no acaba y las noches como esta no son mas que ventanas.

Si, si existe tal cosa.

Como rezar, sin saber rezar por que la persona lo apreciaría
o recibir en la espalda la bendición que nunca pediste.
Como disipar los miedos hincándote en la oscuridad
o escuchar la voz del ausenté.

Como sentir la piel hacerse chica y fría
o querer sacar la lágrima que se esconde

Como estar ahí,
lejos del tacto y la luz suficiente para delinear contornos
Ahí, donde todo huye
Ahí, cuando la noticia llega.
Hoy un poemita de Piñeiro, lo escribo de oidas asi que si esta mal sorry.


There are things that never change
and we are not one of them, I fear.

The trouble whit our love is here.

The trouble with our love is around
When you can not look me in the eye and lie
When you run so far away
that you forget where to go back to.

Now you are what you never wanted to be,
go ahead blame me.

There are thing that will never change.
Now we are two strangers whit a past
And a future that ain’t gona last.
And that is the trouble whit our love

Last night we saw things like we never did
We bout went our way and hid.
Con una frontera por buró

Bajo la lámpara con la que leo descansan dos pañuelos impresos con colores de banderas; el águila se come una serpiente en una noche estrellada (cincuenta estrellas para ser exactos)
Al lado hay un diminuto frasco, de vidrio azul turbio, que contiene un ungüento
con una tremenda crisis de identidad, de nombre: vix vaporu.



Agradecimientos y saludos al profesor Raymond L. Williams por su invitación a leer a su clase de literatura de pre-grado de U.C. Riverside. En nombre de Amaranta y mío.



Carezco de los textos completos leídos por Amaranta por lo tanto posteo solo los que tengo.



Hay un hombre al que le gustan
los poemas chiquitos
como los pezones de algunas mujeres.

El hombre se reinventa a sí mismo
contándose una historia cada vez
mientras el cuerpo le tiembla un poco
bañado de constelaciones.

Nunca se desorienta.
Por eso ve claramente desde su sitio
un sol que se oculta a sus espaldas.






Seré democrático y pondré únicamente uno de los que leí.




A mitad de los 80’s


A mitad de los 80’s mi familia estrenó vajilla
de filos dorados y denso decorado de flores.
Nunca comimos juntos.
Por esos mismos años me vestía de camuflaje,
desde las botas hasta la boina.
Coleccionaba cartitas de baseball como un junkie
y miraba las caricaturas con fe de ciego.

Mi hermano M…
Pues que decir en dias como este.
Verito, saludos donde estés. Nos ganaste. Nos dejaste. Se te extrañará. En cuanto caiga el veinte. Aquí cuidamos a Guadalupe no te preocupes.
Espero que el ciber espacio esté mas cerca de tu nueva casa que este mundo jodido.
Me dispongo a ir a velarte pero no se si me anime. entiende si no.
El valor de tu enojo

Si todo es como debe ser ¿por qué entonces soy como soy o eres como eres? ¿Que por qué soy así contigo? ¿Que por qué lo hago? La verdad ni yo le encuentro sentido a mis reacciones. Es difícil aceptar cuando uno esta un poco mal, y es fácil aferrarse a lo poco que tienes a tu favor. ¿Que por qué lo hago? Ni yo lo entiendo, es una simple reacción. Siempre logro calmarme al verte a ti a punto de un ataque de histeria, mirar como cambia tu color, como te mueves de lado a lado buscando cosas para lanzarme mientras yo empiezo a sonreír cínicamente (cosa que no ayuda) es lindo tu pelo meciéndose paralelo al trayecto del lance. Puedo intuir el nivel de tu enojo por la constitución, solidez, tamaño o precio del proyectil y tengo, o tenia, bien pensadas mis instantáneas respuestas.
A) Un abrazo fuerte es eficaz con el nivel uno: los almohadones del sofá y
utensilios pequeños de cocina o de belleza.
B) Abrazo y beso, eficaz contra nivel numero dos: cualquier o…
Había una silla sentada en una esquina del cuarto, preferiste, como siempre, el piso. Yo, con mi pesadez eterna la habité.
Me hablabas de algo parecido a tu vida.
Contabas alegre, porque podías contar las historias mas tristes con una gran sonrisa, la soledad de tu infancia, los juegos que aun juegas sola en tu cuarto por las noches cuando no estas virtualmente con alguien o realmente masturbándote.
Quise dejar la silla para ocupar el piso donde vives, siempre los espacios te pertenecieron,
pero mi pesadez me hablo de tú y me dijo que estaba loco, que tú, toda tú eras una trampa.
En ese preciso instante entraba luz por la ventana encendiendo tu hombro y una parte de tu pelo. Te hiciste de silencio, jugabas con un botón de tu suéter como si fuera la cara triste de una moneda sucia y sonreías de vez en vez recordando algún buen rato o los ojos de tu sobrino, por que a tu mente llegaban ideas de paso, sin tocar ni pedir permiso ignorando la línea de tus pensamientos.
Después seguis…
Gracias a la mujer arándano que me hizo ver, después de casi un año de vivir aquí en la blogsfera, que mi e-mail estaba mal escrito. Gracias Abril.
La fuga


Sin posibilidad de ganar discusiones en retirada,
dejé de guiñar un ojo e invocar hechizos perdidos dentro de una manga profunda.
Olvidé sonreír tristemente, agachar la cabeza y voltearme.

La idea de acariciar algún lugar insospechado de tu cara dejó silueta.
Solo pude levantarme; dejar el lugar.
La noche no me dejó ensordecerme a argumentos incendiarios, hizo de sus sombras un auricular para mi sordera.
no hay forma de ganar en retirada.
Solo da el tiempo suficiente para retomar las riendas de lo indomable.
Hoy me despertó el gallo loco de la vecina, seguro cojía con alguna gallina por que el concierto, hoy, era a dúo. Deambulé por el cuarto después de moler café y activar la maquina del tiempo que prepara mi bebida. Me acerqué al espejo del baño como policía holliwoodense; haciendo parada tras la puerta, un leve conteo y después entré con toda determinación y rastrillo en mano. Dejé mi barba en paz después de amenazarlo delineando sus fronteras desiertas. La regadera me llamaba, la ignoré un rato mas. Desperté la computadora que hibernaba, había varias ventanitas de propaganda de las que llaman pop up y las cuatro decían, no me lo van a creer, “you are a winner” y una de ellas hasta tenía confeti animado, la regadera parecía el próximo, y sobretodo, lógico paso del dia; como dejar que la prosperidad me encuentre en estas fachas.
La cerveza tiembla en la mano de la muñeca donde el reloj duerme la siesta de las tres.
Tengo las uñas sucias de rascarle a la noche, a la etiqueta de la cerveza, a mi nuca,
a la superficie sucia de la barra.
Espero, como quien no pierde nada;
una puerta que oscile,
un banco que se arrastre sin sonido
una imagen, tras las botellas, en el espejo.
Estoy cansado de ofrecer cosas a medias:
mano izquierda diestra,
barba rala y larga.

Cansado de que las cosas dejen silueta.

La cerveza tiembla en la lengua; involuntaria reacción a noches largas.
El reloj se despierta de su siesta a las tres con un minuto,
es tiempo de irme, ya no de escapar.
Hoy mi blog tiene horas de silencio





Propósitos para mi nuevo año de vida:

Dormir con el enemigo, pero dormir, al fin y al cabo hay gente que goza del peligro.

Creer en los milagros sin remitente, y tener la fe de tuerto.

Presionar el play de los cortometrajes de tu cólera. Y pausar los documentales de tu parpadeo.

Acariciar con el dorso de mis dedos
(las glándulas de sensación de mis yemas son sensacionalistas, esto es peligroso.)

Intentar tratar de algún día cambiar.

Escribir como cuerdo.

Salir con el secreto de la vida, para ir mas allá de algún latido.

Vaciar todos los frascos de mi alacena

Revisarme los ojos y la muela.

Este año 25 es decisivo. Si cumplo la mitad de alguno de estos propósitos haré mucho más que durante los 24.
Doña Sara no salió durante su embarazo. Alguien le dijo que los niños procreados después de los cuarenta salían “mogolitos”; ella tenía 44 años y don Marcos 50. Escondió su embarazo como si fuera una quinceañera incestuosa y se dedico a rezar. Su vientre ya tenía tres cicatrices de las cesárias anteriores. Para cuando murió serian diez las líneas de cruzaban su vientre, cuatro cesárias y 6 operaciones varias. El cómo se embarazó, siempre ha sido un misterio. Tere de 7 años dormía con Doña Sara y Don Marcos, debido a un accidente automovilístico con un capitán de marina ebrio, dormía con un arnés que soportaba su columna en una diminuta cama paralela a la de Doña Sara.
El embarazo no tubo muchas complicaciones, en aquel entonces era costumbre que si el primogénito era cesária todos los demás lo serían también. Teresita y su prima Paty esperaban con emoción la llegada de otra niña para poder pintar y confeccionar vestiditos en sus diminutas maquinas de cocer automáticas.
Yolanda, herma…
Ayer como a la una y media de la mañana pasó una locomotora por mi casa;
sola, sin vagones.
Inundando el audio de la noche con sus pitidos como si trajera riquezas del sur.

Los gatos se pelearon,
Igual, solos; el negro y el gris.
Estruendosa batallo de maullos altísimos como llantos de niño.

Yo escuchaba un disco viejo, tanto, que se le siente el lento pronunciar y la sabia
selección de las palabras,

el aire se llenó de canas.

Hubo un momento donde call-yó todo.
Ahí, justo ahí, me sentí solo.

Hoy que lo recuerdo, podría asegurar que me acordé de ti, aunque no sea cierto.
recuerden que hoy es la presentación

Av. José Ma. Larroque, Col. Federal

(a un costado de la salida peatonal de USA hacia Tj) 7 P.M


el lugar está en la colonia federal. primer edificio al salir de la linea a pata. antes estación federal.
anuncio importante

Camaradas y camarados les vengo a invitar este miércoles primero a Estación Tijuana, also known as taller del Erre. Dará una platica Alex Webbs foto periodista próximo a presentar su obra en el museo de arte contemporáneo de S.D. píquenle a las letras gorditas.