Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de noviembre, 2003
Recuerdo que vives por donde un puente largo se hace camino, los aviones se pierden en la parte superior del parabrisas metiéndose en el techo. Sé también que todos tus vecinos suman más años que varias estrellas de las que contemplas desde tu techo, cuando la noche y el telón de nubes te dejan.
Ahí el café y la soledad vienen en maquinas de monedas que iluminan las escaleras hacia tu departamento, justo al lado de la pequeña lavandería, donde te topas con gente que vuelve a estar sola 50 años después.
Olor a ropa limpia y una sensación acogedora por el contacto de esa camiseta tibia.
La señora estaciona su canasta junto a la tuya. Ella te habla buscando en la memoria tus semejanzas con algún nieto, preguntándote que es de tu vida cuando siente necesidad de regalar vida eterna con consejos. Escuchas y hablas, doblas ropa mientras vives la vida que te ofrece tu vecina y cuentas alguna anécdota adecuada. después te despides y sigues con tu vida y ella con la suya rompiendo ese nu…
post-pasado imperfecto.

post del dia del pavo del año pasado. como pueden ver las cosas cambian.

El azúcar sobre la tele que no enseña nada
Un horno sin pavo ni luz interna que me diga
que el vacío es temporal
la cocina sola, diferente a otros tiempos.
la teleynovelas sobre la mesita
con verónica castro en la portada
¿Cómo no ponerme nostálgico?
Si no le han querido dar novela ni programa.
nada que leer.
escribo con un plumón rojo que usualmente
uso para marcar soleras y tubulares.
Talvez exprese algo fuerte (pienso y descarto de inmediato)
como si con plumas punto fino me saliera algo delicado.
¿qué hacer?

El nivel de la casa que jala mi silla mientras escribo.
La impresora mula que me parpadea un foquito.
El suéter que usare al salir, con estampados de arbolitos
para ver si este viento los mueve.
¿De donde esta necesidad de nombrar las cosas?
Costumbre de general de guerra contando uno a uno sus soldados restantes.
Talvez algún gen perdido de alguien que si peleó.
De …
Images taken by a sony camera and edited in a sony vaio.

(Nadie sabe para quien chambea)
Mi blog cumplió un año este mes, mis archivos se los robaron los rusos o la cia por lo tanto no tengo la fecha exacta.
No cabe duda que hay gente con defectos de fábrica: pequeñas mutaciones mentales que alteran la percepción de las cosas, la realidad de sus desayunos, el color de lipstick que usan o el aferre a usar un gorro negro tejido, todos los días a todas horas.
No cabe duda que pierdo más que el tiempo en pensar. Podría decir que he cambiado desde que escribo aquí, y simón si lo he hecho. Físicamente por ejemplo: mi columna no me sostiene sobre la silla como antes, ahora tengo paseos forzados por el techo cada media hora, si fumara, lo haría, pero solo doy pasos mientas me estiro y volteo a ver los cerros llenos de foquitos. Mis yemas también hay cambiado, uno de mis primeros posts dice “las glándulas de la sensación de mi yemas son sensacionalcitas” ahora, tanto usar el teclado, las ha desensibilizado.
Hace viento afuera, los árboles del vecino filtran el aire haciendo ec…
Post-pasado imperfecto.



Receta del día

nube en malla ciclónica

pasos para hacer que una nube se atore en la malla ciclónica de tu casa:
ingredientes:
1). tener malla ciclónica en tu casa.
2). un poquito de tiempo libre
3). cuchillo
4). cámara fotográfica
5). ingrediente secreto a descubrirse durante el proceso.

Entras a tu casa, abres el refrigerador, haces recuento: un dieciseisavo de leche en proceso de jocoque, leche crema para café con sabor a nuez y canela (esta nunca se hecha a perder), un limón, ensalada empaquetada de color y textura, digamos dudosa, 7 rollos frios: 3 fuji color asa 200, 1 codak b&n 400 para procesar con maquina y un ilford b&n 100 para procesar alquimísticamente. un octavo de ketchup, 2 cervezas.
Destapas una cerveza, abres el congelador, y miras su contenido, 4 tarros congelados y una superficie inferior de polo norte y una superior de incontables estalactitas.
Después de contemplar el árido paisaje, te decides. Das un trago a la cerveza, encuen…
…no, mentira tu vas a hacer otra cosa.
-ojala- suspiró el Conde, que odiaba la placidez de las tardes de domingo. Siempre le pareció que la mejor metáfora de su amigo Miki cara de Jeva era afirmar que alguien es más maricón que un domingo por la tarde.


Leonardo Padura Fuentes Vientos de cuaresma La habana Cuba 1992.
Dudo que sea el olor a pachulí que llega de golpe en las tardes de tráfico
Seguramente tampoco es la intervención del sol entre las nubes de invierno
Igual y es la suerte, o lo que alguna gente admite como destino.
Podría ser también el tiempo, esa nada que hace todo tan irreversible.
Hay tantas razones posibles para que hoy no escriba.
Frente al espejo del baño.

Imagen reproducida al espejo de algo inanimado, algo como el jabón húmedo aun de limpiar tus manos.
Un cuarto de baño infestado de cosas que rebotan el sonido del agua:
el hueso-núcleo del papel de baño,
un rastrillo desempleado,
dos toallas gemelas de otras toallas y un cepillo de dientes de cerdas con ursuela.

Tras el espejo soluciones a males distintos. Frente al espejo escombros de males no tan distintos.

El mirar una cara familiar en el reflejo me hace hablar en voz alta; hoy callo.

Estando ante el espejo, en otro días, me reprocharía el color berenjena de mis ojeras, la condición de mi barba, la mancha en lo blanco de mis ojos (esclerótica se llama si mal no recuerdo)
También recuerdo el nombre de ciertos huesos, residuos mentales del tiempo en que quise ser enfermero.

Ahora solo soy enfermo.

En otros días, frente al espejo, también me reprocharía lo que soy, y lo que hago.

Ahora no hablo con extraños.
Me llegó un catalogo de obra de la artista plástica Argentina
Claudia Contreras, la exposición se llama {cita envenenada}






La pieza se llama {cita envenenada}

Un botón militar

Lo que importa es la distinción entre ingenuidad, y lo que yo llamo ignorancia criminal, que consiste en no querer saber, en no querer mirar, en no querer hablar.
John Berger.


El viaje hacia el poema es mas importante que el poema
Un poema sin ojos no puede cruzar la cale.

Juan Gelman


¡Gracias Riverside!
Aunque no me hayan gritado Otro! Otro! Otro!

Tengo que admitir que ya el cuarto poema me salió medio defectuoso.
Eso de leer ante mucha gente no es como leerle a muchos gatos.

Gracias a La Profe Cristina Rivera garza
Al profe Raymund Williams
A Jen Hofer
A Amaranta Caballero
Y a Mariana Martinez.

lista de textos leidos:

Ella Teje. Este es mi favorito creo no haberlo posteado, lo hago abajo.

A Mitad de los 80?s (my one hit wounder) por aquí perdido en los archivios del mes pasado.

Novela a cuatro manos este tampoco lo he posteado, ahí va.

El y Ella (el que me sale mas mal y nada mas a mi me gusta) también en los archivos pasados.





Novela a cuatro manos.

Habrá que escribir una novela juntos
donde podamos resaltar virtudes y esconder todo lo demás.

Tú puedes ser el hombre o la mujer, lo dejo a tu criterio
mas te advierto que el papel de hombre no me queda para escribir
y no es que me falten huevos, es que me sobran sentimientos.

Mejor los meto en faldas po…
Escribo desde aquí.
Donde la visa y el vicio se gastan el cheque.

acepto sin vergüenza mi título de bárbaro.
Con la terquedad del segundero y la del niño de las flores (el que a su corta edad, sabe que el amor va más allá de su producto pero mas acá de la venta de un racimo entero)
Con la inseguridad del mapamundi
y la tristeza de todo lo que se puede ver triste sin estarlo: el mar del pacifico, la estación del tren, la lluvia y los payasos (la poesía de la mujer arándano podría ilustrarnos mas sobre estas conjeturas)

Con la velocidad de la esfera terráquea cuando el niño la ve como juguete.

Con la desconfianza del migra y la mano temblorosa del desertor que toca el piano. (Ese al que le espera la cárcel, y toca su mejor pieza con las yemas mojadas en tinta, sobre la hoja de cola larga donde estampa sus huellas)
.
Con la astucia del perro migra que encuentra en tu carro la mota perdida que andabas buscando.
Donde los libros también son contrabando.

Aquí, donde el desierto se hace …
Dos hojas otoñales se cruzan en un descenso pendular, una ardilla encuentra algo y lo hurta, cae ceniza sobre la cabeza de un perro que duerme bajo una banca y lagrimea, Hay un reflejo en rojo de algún aparador que se quema; un hombre jalonea a una mujer.
Yo tomo fotos, todas las posibles, todas las imágenes que el tragaluz deje entrar. Busco algo real que no deje registro. Busco las imágenes perdidas, las que están después de la frontera de la impresión de 6x4. Ejercito mi memoria construyendo secuelas:
¿Caerán juntas esas dos hojas?
¿Dónde se escondió la ardilla, y de dónde deriva su culpa?
¿De que lugar proviene la ceniza?
¿Por qué llorará el perro bajo la banca y no como la gente: sobre ella?
¿Qué encendió el reflejo del aparador?
Busco las imágenes que se velan. Un hombre jalonea a una mujer, otras tres se aproximan.

Veo a la mujer arándano; tomo la última foto.

Coloco negativo sobre negativo, todas las fotos tomadas esa tarde, las imágenes se enciman, se distorsionan, revelan…
Anuncio para los Chilenos que anden perdidos y lean esto.
De nuevo hago la invitación al Centro Cultural Matucana 100, santiago de chile, el carnal Erre y el Jefe don Marcos andan por esos rumbos. Si los ven píchenle una cerveza y prometo ser reciproco acá en la hermana republica de Tijuana.
Saludos a la tropa loca Tijuanense que anda por San Pancho. Agradecimientos al Abraham que se llevó mi pieza. Mas vale que la instales bien compa.
Todos leemos la mente.
Movemos cosas con solo mirarlas.

Todos podemos adivinar el siguiente paso del prójimo: lo sentimos.

Podemos comenzar incendios al tacto,
viajar sin cuerpos,
meter la mano en la chistera,
tragar espadas,
desaparecer por segundos
leer el futuro entre monedas y bastos.

Y al final todos sabemos que la magia no existe.