Ir al contenido principal
Los Miserables

Ganamos por primera vez un campeonato en el torneo del club Olímpicos de Colonia Libertad, más de 20 años jugando ahí y hasta ahora quedo campeón. Varios segundos lugares, varios terceros lugares pero nunca campeón.  
Recuerdo la primera vez que postié algo en este blog, hace ya 14 años, Rafa lo compartió:  


Ese [sic], esa [i] me pusieron muy triste, ahí estaba yo, debutando en la blógsfera, compartido por el gran Rafa, y la había defecado todita.  Ese día, me fuí a jugar un partido a los Olimpicos y jugué de la chingada. 

También jugué un partido importante una noche antes de quedarme dormido al volante camino a Hermosillo. 

Ha pasado mucho tiempo desde que me empezó a interesar este deporte, desde que mi hermano Carlos guardaba su balón, extrañamente grande, extrañamente café, dentro del cajón de la mesa bajo la tele. 

Carlos era un gigante que me compró un tablero, Marcos lo instaló y crecí tirando afuera del taller de don Marcos. 

Nunca pude ganarle a Carlos, dejó de jugar contra mi justo antes de que pudiera ganarle. Yo no pude heredarle el gusto por este deporte a ninguno de mis sobrinos. 

Juego un deporte de gigantes que nació más o menos al mismo tiempo que esta ciudad.



Comentarios

Entradas más populares de este blog

Llegamos a Madrid, súper enfermos. Pasamos un día en el hotel. Granola con una infección estomacal y yo con otra infección que no tengo ni idea por qué se manifestaba con un dolor de hombros insoportable, igual no era infección pero mi solidaridad es extrema si es cuestión de pasar tiempo en la cama. Después de 24 horas de estar en el hotel, salir por algo de comer y un té, nos embarcamos en la primera parada: Salamanca.
Logramos llegar a visitar a Natalia y nos llevó por ahí, a ver atractivos turísticos y de bares.  Comimos unas costillas que nos recomendó el buen Luis Arturo Guichard en un lugar de nombre Ruta de la Plata. 

Aquí nos pidió que encontráramos una rana. Imposible, pero les diré que está sobre una calavera en el pilar de la derecha. Parece un calavera con un tumor óseo pero es una rana y esa rana se supone que te dará suerte en los estudios. 
De los bares, el Paniagua fue mi favorito. 

Venden una agualoca que no quise probar, un vaso de 24oz que parecía suficiente para …
Vine a tecolotlán a acompañar a mi padre, un tal Marcos Ramirez.

El se fue del pueblo un día que su madre le dijo que para él ya no había más tortillas, tenía 12 años.
Yo vine a teco a impedir que comiera muchas tortillas (por el diabetes) pero le dejo que como un par, porque me da miedo que se me vaya, un par nomas.

Los Zepeda. mañana posteo los recuerdos de los Zepeda.
Presupuestos Gratis!

Razón por la cual no he escrito:

Bill Mckelly es un don que compra casas, las remodela y por último las vende.
Nos encargó esta chamba la cual ya terminamos pero se pintó dos veces, se cambió diseño. Al final duramos el doble del tiempo calculado en sacar el pasamanos.

Tips del día para todos aquellos realstate readers que pasen por aquí.

1) Ahora tardense un putero en sacar sus casas, cada día el mercado sube y entre mas pasa el tiempo mas vale tu casita.
2) Aprendan de sus errores porque en cuanto el mercado se empareje o se vaya en picada tendrán que reducir errores y guardar cada penny.
3) Llamenos a nosotros que no cobramos extra por remiendos.