Ir al contenido principal

Shameless self promotion!!!

Litterados

(Ésta es la reseña que Enrique García Fuentes publicó enTrazos a raíz de la aparición de los libros de Antonio Orihuela y Omar Pimienta.)


LITTERADOS 

Una de las cosas más divertidas que puede encontrarse uno en el actual mundillo literario extremeño son las atrevidas soflamas con que José María Cumbreño inunda, desde su página web, las recientes apariciones de la editorial villanovense “Littera libros”, a la que siempre ha estado muy vinculado. Pero lo mejor de todo (agárrense) es que, tras esa bromista forma de libelo literario, la mayor parte de las veces, hay mucho de verdad escondido dentro; dicho de otra manera, que Cumbreño, sobre ser buen poeta, demuestra un curioso olfato crítico que, muchas veces lo quisiera el que abajo firma. La arrebatada prosa con que insta, cual si de un levantamiento popular se tratase, a internarnos en los vericuetos de autores absolutamente noveles por estos lares, encierra en sí, sin embargo, mucho de certeza y una satisfacción sólo menoscabada por la noción de no haber sido uno quien lo descubrió primero. Ocurrió con David Yáñez, pasó con Elena Román y les garantizo que ha vuelto a acertar en los casos que hoy nos concitan, sobre todo en el del mejicano Omar Pimienta -aunque no sea desdeñable, tampoco, el atrevido poemario que presenta Antonio Orihuela -. 


Antonio Orihuela


No soy partidario, aunque ya lo he hecho más de una vez, de aparear libros distintos en una reseña, pero muchas veces, a la falta de espacio, a la lógica premura por darlos cuanto antes a conocer, se une el hecho de las (para mí) evidentes similitudes que contraen y que quizá sea fácil relacionar porque salen a la luz en períodos muy cercanos; de existir mayor separación en sus publicaciones (o, vale, de no ser leídos en lapsos coincidentes) quizá lo que hoy a mí me parecen coincidencias no fueran en otras circunstancias. Pero lo cierto es que entre El corazón no duerme, de Antonio Orihuela, y Primera persona: ella, de Omar Pimienta, aparte de la casa común que hoy los a da a conocer, los intuyo unidos porque entre ellos sobrevuela el prototipo más único de ángel bueno que conoce la poesía contemporánea; me estoy refiriendo (como quizá se haya intuido) a César Vallejo. Flanqueado al comienzo y al final por sendos poemas compuestos por exuberantes enumeraciones (“Luz de nuevo perdida” y “El mapa del mundo”), el cuerpo del libro de Orihuela lo constituye una parte central que le da título y en la que el poeta amalgama evocaciones de la figura paterna con imágenes de un raro onirismo, pespunteadas por una historia amorosa latente y un culturalismo actual que logra, en su conjunto, un efecto inquietante.


Omar Pimienta


La evocación de otra figura, en este caso la materna, redondea el otro libro que nos ocupa. Recién salgo (¿otra coincidencia?) de la avalancha que plantea Junot Díaz en su memorable La maravillosa vida breve de Óscar Wao, cuando vuelvo a sentirme sacudido por el ímpetu casi grafómano de esta entrega de Omar Pimienta. Se sale de ella borracho y aturdido, vapuleado por un derroche de palabras que, como una presa que rompe, o un glaciar que avanza inexorable, arrastra entre sus palabras sudor y uñas, placer y convalecencia, derrota y atosigante incertidumbre. Del mismo modo que la ola nos estalla cuando avanzamos y la sal, las algas, la arena removida, las conchitas rotas y el agua feroz nos acribillan, así nos sacuden estos versículos, ebrios de ritmo y vocablos terebrantes que nos hacen mantener, una vez más, la fe en la poesía: “lo peor de tus fotos es cuando las toco / la punta de mis yemas huelen a ti / como pelar alguna fruta / con una cáscara de imágenes // y descubrir // la pulpa de algún recuerdo en movimiento”. Tiene razón Cumbreño, sí.


ENRIQUE GARCÍA FUENTES


Omar Pimienta, Primera persona: ella Antonio Orihuela, El corazón no duerme. Ambos en Villanueva dela Serena, Littera libros, 2009.

Comentarios

Primo, genial, muchas felicidades. Haisier se ha encargado de hacerte difusión por acá. Ya hay un fansclub. Felices fiestas a todos!
Primo, genial, muchas felicidades. Haisier se ha encargado de hacerte difusión por acá. Ya hay un fansclub. Felices fiestas a todos!
Joaquin dijo…
Hola qué tal? estuve viendo algunas cosas en tu blog. Trabajo con posicionamiendo web y tengo una propuesta de publicidad : 50 euros cada mes por incertar pequeños links de nuestros anunciantes. Son 50 euros mensuales para cada blog que se registre con nosotros.Es compatible con publicidad de google-
Saludos -comunicate-

Entradas más populares de este blog

Vine a tecolotlán a acompañar a mi padre, un tal Marcos Ramirez.

El se fue del pueblo un día que su madre le dijo que para él ya no había más tortillas, tenía 12 años.
Yo vine a teco a impedir que comiera muchas tortillas (por el diabetes) pero le dejo que como un par, porque me da miedo que se me vaya, un par nomas.

Los Zepeda. mañana posteo los recuerdos de los Zepeda.
Llegamos a Madrid, súper enfermos. Pasamos un día en el hotel. Granola con una infección estomacal y yo con otra infección que no tengo ni idea por qué se manifestaba con un dolor de hombros insoportable, igual no era infección pero mi solidaridad es extrema si es cuestión de pasar tiempo en la cama. Después de 24 horas de estar en el hotel, salir por algo de comer y un té, nos embarcamos en la primera parada: Salamanca.
Logramos llegar a visitar a Natalia y nos llevó por ahí, a ver atractivos turísticos y de bares.  Comimos unas costillas que nos recomendó el buen Luis Arturo Guichard en un lugar de nombre Ruta de la Plata. 

Aquí nos pidió que encontráramos una rana. Imposible, pero les diré que está sobre una calavera en el pilar de la derecha. Parece un calavera con un tumor óseo pero es una rana y esa rana se supone que te dará suerte en los estudios. 
De los bares, el Paniagua fue mi favorito. 

Venden una agualoca que no quise probar, un vaso de 24oz que parecía suficiente para …
En honor al la liga 23 de septiembre. y todas las mujeres guerrilleras
Saludos a Mariana el gato mercenario que cumple años.


De la revista CONTRALINEA (espero dar todos los creditos)
Guerreras de los 70´s
Por Jorge torres





Las mujeres guerrilleras de los años setenta compartieron con sus compañeros el fragor de la batalla y las condiciones deplorables del clandestinaje.

La memoria de las guerreras se conserva en los archivos de seguridad nacional.



Los tiempos eran violentos. Corrían los años setenta y las armas relucían en las manos de los guerrilleros cada vez que requerían dinero para su causa. Eran los años de la Liga Comunista 23 de Septiembre y de otros grupos dispersos que se le habían rebelado al gobierno.

Todos integrados por jóvenes idealistas que abandonaron los cuadernos escolares para ocuparse de las ametralladoras y las pistolas automáticas.

Pero no sólo eran muchachos esmirriados o rudos convencidos de la revolución. También había jovencitas insurrectas.

Las jóven…