Ir al contenido principal


Resumen de la semana:
murió Alba, perdió el control de su carro y se estrelló. Murió el mimo, compañero de la universidad del pato y primo de mi primo; HIV. El jueves d perdí a Don Marcos como por dos horas en la clínica del seguro social y pensé que el viejito se había ido y ya no lo volvería a ver mas que en flyers de se busca. es cabrón que la gente se pierda, o que la pierdan. la muerte es algo más determinante (ya sé que esto es estúpidamente obvio pero bueno) Pensé en todos esos casos en que he sabido de gente perdida. En la estación de tren de Segovia dos jóvenes preguntaban desesperados al ticketero si había comprado un boleto una señora ya mayor, que estaba mal que si llegaba no le vendieran el boleto y les llamaran. Claro que nosotros tomamos el tren y ya no supimos nada. La primera foto por ejemplo, una militante del MIR que nunca apareció más que en mensajes que mandaba desde su detención a su madre, la madre murió a los 8 años de cáncer y al año murió su hermano de depresión. (se podrá morir de depresión? Awuevo). La segunda foto. Coco me mandó esto para que lo forwardeara, un niño perdido, lo forwardié y limpié mi conciencia. Puse mi granito de arena que posiblemente se hunde al fondo del mar porque soy un poco pesimista en este tipo de cosas y tengo que admitir que creo que no lo encontrarán pero ojala que sí. Don Marcos se había metido a una oficina y descansaba plácidamente sentado en una silla de espera, lejísimos de donde se suponía que tenía que estar. Habíamos ido al seguro a que se aseguraran de que sigue vivo y continúen mandándole su pensión y yo ya lo daba por atropellado o secuestrado, como lo he dicho, fatalista. Entre a la oficina lo tomé del hombro y salimos a la calle. No alcanzó a firmar porque claro que en el seguro todos esos trámites inician a las9 y terminan a la 1. Eran las 2 de la tarde y caminábamos al volvo cuando me agarré chillando.
Tengo todo el fin de semana intentando explicarme, pero explicarme bien, no chingaderas, qué significa perder a alguien.

Comentarios

Anónimo dijo…
Hace poco llegué a casa, las puertas estaban abiertas, las del patio, dónde seguro encontraría a mi madre, pero no estaba. La llamaba y nadie respondía, sentí mucho, mucho miedo. Su coche estaba en casa. No me atreví a subir las escaleras, temía encontrarla tirada en el baño o en alguna parte, preferí llamarla al celular, quizá había salido caminando (inusual en ella). Tampoco respondió. Subí las escaleras con tanto miedo. Tampoco estaba.

Sólo había ido al mercado, pero es justamente eso: se me había perdido.
Lorena dijo…
mi mamá se ira de vacaciones con una de sus comadres. hace rato me llamó, dice que mi papá se ha pasado todo el día preguntándolea: ¿donde estás?

(recordemos que mi padre además está ciego)

Entradas más populares de este blog

Llegamos a Madrid, súper enfermos. Pasamos un día en el hotel. Granola con una infección estomacal y yo con otra infección que no tengo ni idea por qué se manifestaba con un dolor de hombros insoportable, igual no era infección pero mi solidaridad es extrema si es cuestión de pasar tiempo en la cama. Después de 24 horas de estar en el hotel, salir por algo de comer y un té, nos embarcamos en la primera parada: Salamanca.
Logramos llegar a visitar a Natalia y nos llevó por ahí, a ver atractivos turísticos y de bares.  Comimos unas costillas que nos recomendó el buen Luis Arturo Guichard en un lugar de nombre Ruta de la Plata. 

Aquí nos pidió que encontráramos una rana. Imposible, pero les diré que está sobre una calavera en el pilar de la derecha. Parece un calavera con un tumor óseo pero es una rana y esa rana se supone que te dará suerte en los estudios. 
De los bares, el Paniagua fue mi favorito. 

Venden una agualoca que no quise probar, un vaso de 24oz que parecía suficiente para …
Vine a tecolotlán a acompañar a mi padre, un tal Marcos Ramirez.

El se fue del pueblo un día que su madre le dijo que para él ya no había más tortillas, tenía 12 años.
Yo vine a teco a impedir que comiera muchas tortillas (por el diabetes) pero le dejo que como un par, porque me da miedo que se me vaya, un par nomas.

Los Zepeda. mañana posteo los recuerdos de los Zepeda.
Presupuestos Gratis!

Razón por la cual no he escrito:

Bill Mckelly es un don que compra casas, las remodela y por último las vende.
Nos encargó esta chamba la cual ya terminamos pero se pintó dos veces, se cambió diseño. Al final duramos el doble del tiempo calculado en sacar el pasamanos.

Tips del día para todos aquellos realstate readers que pasen por aquí.

1) Ahora tardense un putero en sacar sus casas, cada día el mercado sube y entre mas pasa el tiempo mas vale tu casita.
2) Aprendan de sus errores porque en cuanto el mercado se empareje o se vaya en picada tendrán que reducir errores y guardar cada penny.
3) Llamenos a nosotros que no cobramos extra por remiendos.