Ir al contenido principal
Entradito el 2000 mi hermano Carlos y yo con Lucy la perrita en una jaula diminuta cruzamos de costa a costa los yunited estates en una trooper 88. Pasamos sin muchos pedos hillbilly landia: las apalaches, algunos estados de la confederación con su bandera por todos lados. Llegamos a cementerios de la guerra civil, a pueblitos donde se llevaron a cabo batallas icónicos y ahora venden souvenirs y los residentes parecen felices, comimos Gumbo y Kentucky fried Chicken en Kentucky y nunca, en contra de mis expectativas y a pesar del nopalote en la forhead, nos topamos con una mala cara. Nunca hasta llegar a lo que considerábamos ourland Arizona, tierra conquistada por un par de primos y chingamadral de paisanos. Fue ahí donde refinándonos una hamburger en uno de esos restaurantes donde alguien limpia su escopeta en una esquina junto al jukebox y la mesera se llama Vilma o Ethel, que nos sentimos de la chingada, nada en particular, simple densidad del aire que parece también empujarte a seguir tu camino. “You guys aren’t from around you are you” definitivamente habíamos roto un código secreto, seguramente por alguna ventana seguiría un letrero empolvado o tal vez muy limpio con la leyenda “we don’t serve niggers” ni a sus variopintos. Tengo que admitir que era la mejor hamburguesa de todo el viaje, tal vez eso protegen, la receta secreta, porque un restauran de paso, en medio del desierto y estoy hablando fuera de Las Vegas, no es el gran tesoro. En mi experiencia, Arizona es uno de los estados más racistas, pásenle a ver la noticia.

adios a los grupos estudiantiles que se basen en la raza para su reclutamiento.

Arizona Proposal Would Prohibit Race-Based Student Groups
An Arizona legislative committee has passed an amendment to a routine homeland-security bill that would prohibit students at the state’s public universities and community colleges from organizing groups based on race. The amendment was approved by the Arizona House Appropriations Committee on Wednesday. It still awaits a vote by the state’s full House and Senate.

Comentarios

Wireless dijo…
Hello. This post is likeable, and your blog is very interesting, congratulations :-). I will add in my blogroll =). If possible gives a last there on my blog, it is about the Wireless, I hope you enjoy. The address is http://wireless-brasil.blogspot.com. A hug.
Ave Fenice dijo…
quien toma las fotos, estan muy padres.

Entradas más populares de este blog

Vine a tecolotlán a acompañar a mi padre, un tal Marcos Ramirez.

El se fue del pueblo un día que su madre le dijo que para él ya no había más tortillas, tenía 12 años.
Yo vine a teco a impedir que comiera muchas tortillas (por el diabetes) pero le dejo que como un par, porque me da miedo que se me vaya, un par nomas.

Los Zepeda. mañana posteo los recuerdos de los Zepeda.
Llegamos a Madrid, súper enfermos. Pasamos un día en el hotel. Granola con una infección estomacal y yo con otra infección que no tengo ni idea por qué se manifestaba con un dolor de hombros insoportable, igual no era infección pero mi solidaridad es extrema si es cuestión de pasar tiempo en la cama. Después de 24 horas de estar en el hotel, salir por algo de comer y un té, nos embarcamos en la primera parada: Salamanca.
Logramos llegar a visitar a Natalia y nos llevó por ahí, a ver atractivos turísticos y de bares.  Comimos unas costillas que nos recomendó el buen Luis Arturo Guichard en un lugar de nombre Ruta de la Plata. 

Aquí nos pidió que encontráramos una rana. Imposible, pero les diré que está sobre una calavera en el pilar de la derecha. Parece un calavera con un tumor óseo pero es una rana y esa rana se supone que te dará suerte en los estudios. 
De los bares, el Paniagua fue mi favorito. 

Venden una agualoca que no quise probar, un vaso de 24oz que parecía suficiente para …
En honor al la liga 23 de septiembre. y todas las mujeres guerrilleras
Saludos a Mariana el gato mercenario que cumple años.


De la revista CONTRALINEA (espero dar todos los creditos)
Guerreras de los 70´s
Por Jorge torres





Las mujeres guerrilleras de los años setenta compartieron con sus compañeros el fragor de la batalla y las condiciones deplorables del clandestinaje.

La memoria de las guerreras se conserva en los archivos de seguridad nacional.



Los tiempos eran violentos. Corrían los años setenta y las armas relucían en las manos de los guerrilleros cada vez que requerían dinero para su causa. Eran los años de la Liga Comunista 23 de Septiembre y de otros grupos dispersos que se le habían rebelado al gobierno.

Todos integrados por jóvenes idealistas que abandonaron los cuadernos escolares para ocuparse de las ametralladoras y las pistolas automáticas.

Pero no sólo eran muchachos esmirriados o rudos convencidos de la revolución. También había jovencitas insurrectas.

Las jóven…