Ir al contenido principal
El por que no he escrito (melosamente) ni posteado mi imagen diaria desde el jueves

Porque no había luz en la casa

Pero aquí están los detalles.


El jueves por la mañana hubo un corto eléctrico en la casa. Se fue la luz. Don Marcos ya no ve mucho por lo tanto no se dio cuenta del problema hasta que quiso prender la tele. Aunque las luces estén prendidas Don Marcos dice: prendan las luces.

Hoy por la mañana, el electricista me preguntó hacia donde iban los cables de esa línea, una que se pierde en la pared del cuarto trasero, un cuarto que antes, muchos años antes, fue algo como un patio trasero, ahora es un cuarto. Algo que ver con las construcciones en las ciudades de paso: no se sabe nunca si esta (la casa en construcción) será la casa de toda la vida. Por lo tanto dos cuartos, baño, sala y cocina son suficientes. Después se le adhiere otro cuarto, luego otro porque la niña no puede estar con los niños, después otro baño, después otro piso o una tiendita afuera para vender papitas y sodas o un taller de herrería y al final tenemos por casa un pastel de quinceañera o un laberinto. Mi casa es un poco ambas cosas.

La línea en efecto iba hacia el cuarto trasero, pero no a la luz actual de ese cuarto, si no a una toma olvidada donde alguna vez se conectó una lavadora junto a unos tendederos donde me colgaba de niño, pegada a un carrito (seguramente robado) de lavandería, en el cual me paseaba, encerrado todo esto entre paredes con murales de personajes de disneylandia pintados por el hermano mayor, el que ahora es artista.

Doña Sara antes, pero mucho antes, de que su casa fuera un laberinto lavaba y tendía al sol la ropa de sus hijos, las sabanas de su cama. Ahí en su propio laberinto de paredes de tela húmeda.

El electricista me preguntó de nuevo hacia donde iban los cables de esa línea que se perdían en la pared del cuarto trasero. Estuve tentado en responderle que al pasado. Pero estoy en un periodo de contención en mis desplantes de sentimentalismos, un ejercicio que tengo que continuar si no perderé los pocos lector que me quedan, (nada mas imagínense todo lo que me contengo) Solamente le dije: pruebe la línea, creo que ya no tienen función, si no la tienen córtelos. (creo que fue un primer paso exitoso)

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Vine a tecolotlán a acompañar a mi padre, un tal Marcos Ramirez.

El se fue del pueblo un día que su madre le dijo que para él ya no había más tortillas, tenía 12 años.
Yo vine a teco a impedir que comiera muchas tortillas (por el diabetes) pero le dejo que como un par, porque me da miedo que se me vaya, un par nomas.

Los Zepeda. mañana posteo los recuerdos de los Zepeda.
Presupuestos Gratis!

Razón por la cual no he escrito:

Bill Mckelly es un don que compra casas, las remodela y por último las vende.
Nos encargó esta chamba la cual ya terminamos pero se pintó dos veces, se cambió diseño. Al final duramos el doble del tiempo calculado en sacar el pasamanos.

Tips del día para todos aquellos realstate readers que pasen por aquí.

1) Ahora tardense un putero en sacar sus casas, cada día el mercado sube y entre mas pasa el tiempo mas vale tu casita.
2) Aprendan de sus errores porque en cuanto el mercado se empareje o se vaya en picada tendrán que reducir errores y guardar cada penny.
3) Llamenos a nosotros que no cobramos extra por remiendos.

Llegamos a Madrid, súper enfermos. Pasamos un día en el hotel. Granola con una infección estomacal y yo con otra infección que no tengo ni idea por qué se manifestaba con un dolor de hombros insoportable, igual no era infección pero mi solidaridad es extrema si es cuestión de pasar tiempo en la cama. Después de 24 horas de estar en el hotel, salir por algo de comer y un té, nos embarcamos en la primera parada: Salamanca.
Logramos llegar a visitar a Natalia y nos llevó por ahí, a ver atractivos turísticos y de bares.  Comimos unas costillas que nos recomendó el buen Luis Arturo Guichard en un lugar de nombre Ruta de la Plata. 

Aquí nos pidió que encontráramos una rana. Imposible, pero les diré que está sobre una calavera en el pilar de la derecha. Parece un calavera con un tumor óseo pero es una rana y esa rana se supone que te dará suerte en los estudios. 
De los bares, el Paniagua fue mi favorito. 

Venden una agualoca que no quise probar, un vaso de 24oz que parecía suficiente para …