Un post más de cualquier cosa.


He vuelto al futbol, ahora porto la camiseta del real libertad (sentido figurado porque en realidad todos jugamos con camisetas de cualquier otro equipo, por ejemplo yo, jugué con una del atlas que compré en tecolotlan jalisco, el pueblo de mi padre, por 100 pesos durante el carnaval del 2000 y eso porque la que traía puesta estaba llena de chela) anoté dos goles, ambos de puro zapo, algo que ver con simplemente estar ahí para empujar la bola. De cualquier forma los celebré como si hubieran sido contra estados unidos. Ganamos pero no ganamos. Metimos 4 goles, dos míos dos del pato, ellos metieron 3 pero como no llevamos balón se les dio un gol a favor. Supo a victoria, pero como a mi no me gusta esa cerveza, mejor digo que se sintió bien. Al final sentí un tirón en la pantorrilla izquierda y el domingo me dolía una costilla. Alguien alguna vez me dijo que era imposible que me doliera una sola costilla; me duele una costilla.

Los miserables de la liber inician torneo la próxima semana, sobra decir que en basket somos igual de malos. Los mantendré al tanto.

Se siente bien escribir.

Related Articles

0 comentarios:

Archivo del Blog

Con tecnología de Blogger.