Te recordé en la vigilia, pensaba en algo más y de pronto por una esquina de la imagen te pude ver saliendo de un taxi. Algo así como cuando ves un set de fotos recién salidas del laboratorio y se dispersan como barajas, se superponen las imágenes, se pierden los bordes de una foto con el centro de la otra y así un árbol puede estar justo debajo de las llantas de un taxi que te deja bajar y tras de ti puede haber una imagen de un lavamanos con un jabón aun espumoso.

En realidad no sé que significa la vigilia ni si quiera la puedo explicar, sé por ejemplo que es un estado medio entre el sueño y la realidad, aunque en ocasiones dentro de un sueño todo parezca real o en la realidad puedas jurar que lo que pasa no está pasando, la realidad es confusa aun estando completamente despierto o completamente dormido.

La vigilia, si es que existe, tiene sus formas raras de jugar con uno, con el sueño y con las imágenes que solo pueden ser creadas durante la realidad, es real que te bajes de un taxi, que el verdor de un árbol pueda estar bajo una llanta, que un jabón se mantenga espumoso e inerte en un lavabo a un costado del grifo.

Traías tu bolso verde colgando del hombro. No recuerdo en que momento me quedé dormido. No supe a donde ibas ni de donde venías, no tenía la más mínima importancia. Tampoco recuerdo si soñé o no soñé. En todo caso la vigilia se parece mucho a bajarse de un taxi después de ver durante el trayecto las fotos recién reveladas.

Related Articles

0 comentarios:

Archivo del Blog

Con tecnología de Blogger.