...yo, sin querer, empezaba a verte en cuadros: 24 por segundo y poco a poco 20, 18, 14, 10, 8, hasta que eras una foto: niña perdida dentro de un saco de lana guinda bugambilia con botones tan grandes y cafes como tus ojos, mirando en la mesa fijamente algún recuerdo. En situaciones así: todos los recuerdos entristecen...

Related Articles

0 comentarios:

Archivo del Blog

Con tecnología de Blogger.