De dormir contigo recuerdo la planta de tu pie
frotando el empeine del otro pie, en intervalos,
como dos gatos que se lamen.

Related Articles

0 comentarios:

Archivo del Blog

Con tecnología de Blogger.