Regresas de vez en vez
Vestida para la ciudad.
Porque Tijuana es difícil.
sus calles,
la casa en que viviste, imágenes guardadas
sus panteones:
todos sin excepción fosas comunes.

Difícil como droga dura para un junkie de recuerdos.

No es que extrañes su horario retorcido de puta sonriente.
ni la violencia que aseguras reacción común a tanta periferia. A tanto olvido.

Regresas de vez en vez.
Porque aquí no existe el para-siempre.
Con tu vestido de noche larga
y tus papeles en regla de profeta en exilio.

A Tijuana se vuelve cuando se corre el rimel.

Related Articles

0 comentarios:

Archivo del Blog

Con tecnología de Blogger.