De la lata al tarro: cataratas del iguazu
me sirvo la última cerveza como quien se queda a recoger los envases: con una bolsa negra de basura y en oído los residuos del la música en un bip interminable.

Del tarro a los labios: torrente frágil.
Se han ido todos como los niños después del kinder con la misma sonrisa hacia un amor distinto pero a las mismas manos de dedos progenitores.

Dentro de la boca: laguna con pantanos.
Escucho una variante de la calma y veo lo oscuro de la noche, esto, dentro de una lata vacía frente a unos ojos reventados.

De la garganta y por el esófago: río Tijuana.
Y escucho el rumor del agua y su fauna nocturna, porque aquí el río suena aunque no traiga nada.

Related Articles

0 comentarios:

Archivo del Blog

Con tecnología de Blogger.