Ir al contenido principal

Welcome to Colonia Libertad  vs  las campañas para juntar fondos en línea.



United States Artist aceptó mi proyecto WtCL. Esta asociación se encarga de hospedar tu campaña y cuenta con becas que ofrecen un 50/50. Por ejemplo si yo junto un porcentaje específico, por ejemplo 25% ellos empiezan a igualar los apoyos de ahí hasta que las becas se acaben, digamos el 60%. Llevo un 8% y al parecer no luce muy bien la cosa porque me queda 1/3 del tiempo. Básicamente llegaré a 12% si la cosa sigue igual.
 Esta oportunidad de financiamiento público me ha ayudado a entender muchos detalles del fenómeno transfronterizo. Es obvio que la mitad de mi público está  en Tijuana y están dispuestos a apoyar el proyecto, pero hay un par de inconvenientes, no toda la gente en Tijuana tiene tarjeta de crédito, y no toda habla inglés y sobre todo no todos tienes 20 dlls para apoyar un proyecto artístico al final pareciera que es la falta de acceso al sistema de crédito que sostiene nuestra e-conomía la razón más poderosa.

 La otra mitad de mi audiencia, que se encuentra en California y está formada por amigos de la universidad, amigos del trabajo, una parte importante de mi familia y han apoyado, sin embargo este proyecto está pensado para funcionar en Tijuana.  Está directamente vinculado a los patrones de migración dictados por la política estadounidense, a la guerra contra las drogas y el eterno empuje hacia el norte de su clase más baja (como ejemplo mi familia que vino al norte durante los años 50). Se trata de un proyecto de arte que fácilmente puede desaparecer en esta "tierra de nadie" entre los dos lados de la frontera, como la colonia misma, de emigrados, de polleros, de narcos y vende armas, de taqueros poblanos, de herreros y yeseros jaliscienses y así nos podríamos ir nombrando estereotipos y en esos mismos estereotipos reflejarnos sin ningún problema. 


Lo que realmente me gusta de esta oportunidad con USARTIST es la posibilidad de intentar recaudar dinero de una manera más horizontal y bueno, hasta ahora lo que se ha donado ha sido, en su gran mayoría, por gente que de alguna manera está relacionada con la región fronteriza. Hace ya mas o menos dos semanas Wagner Sandoval, uno de los dueños de  bar Vulgo y compañero de equipo en Los Miserables de la liga de la Colonia, me prestó su bar para juntar fondos. Juntamos 150 Dlls. Ya los depositamos pero bueno, es obvio que falta más. Creo que en un par de semanas organizaré otra borrachera junta fondos y los invitaré de nuevo a todos por lo menos nos divertiremos mucho.  

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Vine a tecolotlán a acompañar a mi padre, un tal Marcos Ramirez.

El se fue del pueblo un día que su madre le dijo que para él ya no había más tortillas, tenía 12 años.
Yo vine a teco a impedir que comiera muchas tortillas (por el diabetes) pero le dejo que como un par, porque me da miedo que se me vaya, un par nomas.

Los Zepeda. mañana posteo los recuerdos de los Zepeda.
Poéticas de Emergencia: Ciudad Juárez.
Antes que nada quiero agradecer a Espacios Comunes por la oportunidad de impartir el taller en Ciudad Juárez en especial a Abril Catro, Armida Aponte, Buba Alarcón y Felípe Zúñiga.  Hoja de Ruta nos abrió las puertas de su biblioteca comunitaria para tallerear por cuatro días. Además al final del último día de taller convocó una lectura para la comunidad. Juárez es una ciudad que se parece a Tijuana por las condiciones geopolíticas obvias pero difiere en un montón de cosas. Mucho de el taller fue, por lo menos para mi, encontrar estas diferencias y dentro de las similitudes, poder articular algunas herramientas para la creación de poéticas de emergencia. 





Hoja de Ruta fue una gran sorpresa, Gaby Torres me dijo alguna vez, que dijo Oscar Wilde si mal no recuerdo, que no hay que bajar la cultura a un nivel de entendimiento básico, lo mejor sería, y es exactamente esto lo que pretende este colectivo con su biblioteca comunitaria, subir a la comunidad …
Louie Navarro

Pescadores; de lo perdido, lo que aparezca.

La fotografía es un atentado contra la muerte. Louie Navarro se aferra con sus imágenes a un final digno, nos hace pensar que no todo está perdido, nos convierte en espectadores de sus duelos contra el tiempo y lo perecedero. Louie levanta la cámara cuando está tirado en el piso, herido de gravedad, consciente del poco tiempo que le resta, que nos resta. Dispara, obturador que se abre para dejar registro de que se luchó hasta el final. Se podría pensar que estos últimos disparos nunca dan en el blanco, que son simplemente un testimonio de dignidad, sin embargo en nuestro imaginario de duelos son estas última balas disparadas desde el suelo las que nos regalan un final feliz.

El trabajo fotográfico de Louie Navarro tiene los tintes trágicos de una lucha perdida; de un oeste salvaje e indomable. La foto-documentación de una comunidad de pescadores invadida por una productora cinematográfica que irónicamente capitaliza con l…